La Violencia y la Inseguridad: ¿Qué Confrontamos? (I)

 El Gran Polo Patriótico y el PSUV están obligados a producir un real y profundo debate sobre el fenómeno de la inseguridad y la violencia en el país. Debería ser como una especie de constituyente con la idea de exorcizar del “debate” para espantarles algunas ideas o hechos que lo dominan e impiden una adecuada interpretación y explicación del fenómeno. En un primer análisis muy ligero del asunto, resalta la condición de tema político candente adquirida por el problema al ser utilizado como elemento básico de una estrategia para crear la situación de caos e ingobernabilidad que tanto le interesa a los medios de comunicación y a sus operadores de la MUD

Es necesario reconocer la gravedad y magnitud del problema de la violencia y entender por supuesto, que la inseguridad, como elemento adicional cobra su sentido bajo el signo de la violencia. Tres hechos y la forma como fueron manejados por los medios de comunicación, despertó mi interés por valorar el fenómeno de la violencia  y producir esta pequeña reflexión. Uno de estos acontecimientos primeros acontecimientos conmovió a la sociedad venezolana. Venezuela conoció de la muerte del niño en Portuguesa y el repudio que esto generó. Unos días después, leí en una edición de Últimas Noticias (12/11/11), la información que nos daba detalles de la muerte de tres mujeres en 15 días a consecuencias de aplicarse inyecciones de biopolímeros o células expansivas para rellenarse las nalgas. Hace apenas unos cuatro días, tuve conocimiento  de un incidente que aconteció en la jurisdicción de lo que yo llamó la pequeña monarquía con tono de Miami de Lechería en Anzoátegui. Este suceso  en Lechería, registraba la situación de dos deportistas que participaban en una competencia de los XVIII Juegos Nacionales Deportivos Nacionales y fueron objeto de una agresión por parte de dos personas que estaban rabiosas por el cierre de la avenida en la que se realizaba la competencia. La agresión incluyó el uso de dos armas de fuego y como suele suceder; esto no aconteció (no apareció en los medios) porque los medios no la recogieron y no la recogieron porque Chávez no podía ser involucrado por esta agresión.

Dos de estos tres hechos se conocieron y uno de los tres fue calificado con un hecho de violencia. Las muertes de las mujeres por inyección de células expansivas no calificaron como de violencia y no serán nunca incluidos como actos de este tipo. En el momento que hacía una valoración del fenómeno de la violencia se ocurrió preguntarme. ¿Por qué una mujer o muchas mujeres deciden agrandarse los senos y las nalgas? ¿Por qué un joven se interesa por robar un par zapatos y es capaz de matar para quedarse con el par de zapatos?

La violencia y la inseguridad son dos situaciones estrechamente vinculados pero  no parece muy correcto, colocar en un primer nivel, el problema de la inseguridad, aunque es la manifestación más sentida de la violencia. La VIOLENCIA (con mayúscula) permite ver asuntos, hechos y situaciones que uno no logra percibirlo, si coloca la atención en el campo de la inseguridad. Por supuesto, esta posibilidad de ver a la VIOLENCIA como un fenómeno de mayor relevancia, pasa por incluir situaciones que la sociedad (por alguna razón) no juzga como hechos de violencia o perdieron esa condición de ser actos de violencia porque los medios tiene ese poder de darnos pautas y modificar nuestra manera de entender el entorno y lo que sucede.

¿Quién se acuerde del caso Niño Vegas? ¿Cómo valoraron los medios en aquella oportunidad el hecho? ¿El caso se enfocó como un hecho de violencia o inseguridad? ¿Cómo un incidente? ¿Por qué la muerte del niño vegas no fue considerada como un hecho violento y la del niño de portuguesa si lo es? ¿Por los  apellidos de los involucrados? ¿Por qué la sociedad se ha vuelto más sensible al fenómeno? ¿Por qué ayer restada dividendo políticos y hoy puede sacársele ese provecho?

Hay documentos (libros y películas) sobre este asesinato y uno de los más leídos tiene por título: “4 Crímenes 4 Poderes”, que si bien no es un juicio al orden y Estado constituido, es una información para entender cómo se comportaron los poderes constituido por las presiones que venían de las familias más influyente de la oligarquía nacional. Revise solamente los apellidos de los involucrados en el secuestro y asesinato del niño vegas y no requerirá de muchos argumentos para entender.

Veamos el sentido de una nota informativa publicada en Últimas Noticias al haber transcurridos cuatro meses del asesinato del niño vegas. El cangrejo de este caso estaba incubándose.

“Al llegar el cuarto mes del año la ciudadanía no tenía nada claro. A pesar de los constantes ofrecimientos de las autoridades en torno a la pronta solución de las autoridades en torno a la pronta solución del caso, las informaciones eran muy vagas; lo único que se sabía era que presuntamente estaban involucrados los hijos de algunas familias pudientes. Algunos apellidos de alcurnia se filtraban a la calle y esto no hacía más que aumentar la molestia de la gente que se preguntaba si era que aquel crimen quedaría impune. Este día se publico en un diario de circulación nacional la declaración de un alto funcionario de la PTJ que pidió no ser identificado, según el declarante “Algo grave entorpecía las investigaciones para resolver el caso”. Ese algo tenía que ver con los apellidos notables que salieron en las pesquisas, para la policía el juego se había trancado. No resultaba nada fácil tener que lidiar con los padres indignados de los niños bien del este”

Al final de todo esto, fueron sentenciados dos personas por tráficos de estupefacientes, pero el asesinato no existió. Exactamente como ahora; cuando la oligarquía con sus medios deciden que un hecho no existe, definitivamente no existe porque lo censuran. Vemos así, como la violencia tiene esa condición de ser un fenómeno aparentemente fácil de captar, pero de manejo difícil porque hay situaciones violentas que el poder económico y político ha institucionalizado como un referente de comportamiento natural pero que logra materializarse a través de una situación de violencia

evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4214 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a135481.htmlCd0NV CAC = Y co = US