Año IV

Pildoritas 170

LA DISTORSIÓN DEL MIEDO

En una de mis pildoritas afirmé que para personas como yo, a quienes les gusta escribir con frecuencia sobre cualquier tema, sobre todo los temas en que Aporrea desde sus inicios se ha caracterizado que son los políticos, cuando no encontramos fuente de inspiración o se no pierde la musa, basta con sintonizar el canal que nadie ya duda, ni siquiera sus asiduos, es un canal terrorista, dedicado las 24 horas a descomponer la mente de los ingenuos, que han sido atrapados por esa máquina disociadora.

Eso me sucedió ayer cuando encendí mi aparato de TV y me encontré al sintonizar ese canal con el programa “grado 33” que por cierto es ahora conducido por  un reconocido tarifado de esos que echaron al cesto de la basura su ética periodística para subordinarse a intereses foráneos y así colocarse al lado de los apátridas que como bien sabemos tienen en el canal del terror su bunker más reconocido.

El tema que el sujeto trataba se refería al MIEDO, y en un esfuerzo ciclópeo él y sus entrevistados pretendían achacarle a la Revolución en especial a su líder el Presidente Chávez una estrategia de terror contra el pueblo venezolano, con la que supuestamente se pretendía mantener asustado a todo el mundo para frenar, según ellos la rabia contenida contra un rrrrrrégimen oprobioso, y los interlocutores en un ejercicio  de inventiva argumental del realismo mágico, asomaban  como respuesta del pueblo ante el miedo tres formas de reacción: la parálisis, la huida o la confrontación, prácticamente descartando las dos primeras y enfatizando la última como en una especie de vedada invitación a acciones de violencia, que como bien sabemos es una de las especialidades del canal del terror que con sus constantes mensajes de odio le han causado daños incalculables, no sólo a la economía del pais sino a la mente de una buena parte de venezolanos que hoy sufren de lo que ya ha sido catalogado por especialistas como una enfermedad cuyo nombre es disociación mediática.

Está esa gente tan alejada de la realidad que pretende que aquí, cuando en los países capitalistas, el sistema se desmorona y los pueblos están en las calles precisamente luchando contra ese sí, un miedo real a que se masifique lo que ya le ha sucedido a millones que han perdido sus ahorros, sus viviendas, su trabajo y que ha aumentado exponencialmente los índices de pobreza, se repitan acciones como esas obviando que nuestro país es precisamente uno de los más destacados puntos de referencia de lo que se debe hacer contra el capitalismo neoliberal, para frenar la voracidad de quienes quieren concentrar en sus manos, la mayor parte de la riqueza que debe ser de todos, y es precisamente lo que aquí se está intentando con logros evidentes y que sí es verdad, ha devenido en miedo pero para los que estaban acostumbrados a violar las leyes, a especular, a crear falsas situaciones de desabastecimiento, a robar al Fisco, a comprar jueces por eso  le temen a leyes como la de costos y precios, la de regulación de los arrendamientos, la ley de tierras, la ley de INDEPABIS, la llamada ley Resorte, entre otras que precisamente buscan revertir las injusticias que durante 500 años sufrió el pueblo y que amplió descomunalmente la brecha de desigualdades entre pobres y ricos. Claro que quienes defienden las injusticias, quienes estafan, explotan, excluyen, expolian, desabastecen, roban al fisco, pero que han perdido lo favores del pueblo, que aquí a diferencia de los países neoliberales reacciona cuadrándose cada vez en mayor número con la revolución, el miedo los está arropando, de eso no hay duda. El Comandante llegó y mandó a parar, cada día los explotadores ven como se les escapa de las manos el poder de manejo de la economía que detentaron durante tantos años, como la justicia por fin le está dando al pueblo el poder que le fue negado y eso los tiene llenos de miedo, por ello no se paralizan, no huyen, sino que confrontan pero siempre como lo hacen los cobardes conspirando, apoyándose en gobiernos ávidos de poder mundial a quienes entregaron la Patria cuando fueron gobierno, e intentando convencer que se acogen a las reglas del juego democrático, cuando bien sabemos que como siempre mantiene una agenda oculta.

Es verdad el miedo existe pero revertido, porque este pueblo desde el caracazo, se echó el miedo a la espalda, reforzó su espíritu de lucha el 4 de febrero y a estas alturas después de 12 años de revolución quienes tienen miedo son quienes ven disminuidos sus privilegios y se le da un parao a su voracidad deshumanizada, que lamentablemente aun conserva centros de poder, sobre todo mediáticos como el representado por el canal que durante 24 horas nos hace convencer cada vez más a los revolucionarios que estamos ganado la batalla.

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1783 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: