Difícil de entender

Que se hable de la inmensa fortuna de Gadafi fuera de Libia y a la vez se diga que la misma está en cuentas de empresas estatales libias. Si está en este tipo de cuentas son de Libia y no de Gadafi.

Que algunos piensen que Venezuela era una tacita de oro cuando llegó Chávez y no se pregunten entonces por qué llegó.

Que ahora la ONU esté exigiendo una investigación sobre si Gadafi fue asesinado y torturado, que lo fue, y no se inmuta ante las centenas de miles de asesinados por la OTAN en sus bombardeos en Libia.

Cómo puede haber en Venezuela educación intercultural bilingüe cuando desde hace décadas no existe ni siquiera la monolingüe.

Cómo pueden salir de la crisis los países europeos, si las medidas tomadas aumentan el desempleo, reduciendo por lo tanto los compradores de las mercancías, cuya producción supuestamente los sacará de la crisis.

Que se hable de participación protagónica del pueblo y se mantenga un sistema electoral sin proporcionalidad entre los votos y los electos, que deja a centenares de miles de votantes sin representación.

La novedad en la promesa de Leopoldo López de aumentar las ventas de petróleo (materia prima) a 6 millones de barriles, para obtener más recursos. ¿No es eso lo que se hace desde el gobierno de Gómez?

Que los médicos integrales comunitarios ahora sean hospitalarios.

Que la oposición, en relación con la trágica enfermedad del Presidente, sólo perciba manipulación y componendas de carácter electoral.

Las diferencias entre los candidatos presidenciales, pues todos prometen más democracia, justicia, participación, educación, salud, empleos y seguridad, sin decir cómo lo lograrán.

La coincidencia entre la oposición y el Gobierno sobre la creación de empresas mixtas en la Faja del Orinoco.

Las similitudes entre CADIVI y RECADI, entre Giusti y Ramírez y entre las economías de puerto del pasado y del presente.

La idea de Fidel Castro de que Venezuela, en poco tiempo, puede crear empleo no sólo para los venezolanos, “sino para los laboriosos hermanos colombianos sumidos en un 40 % en la miseria”.

Que la Contraloría o la Fiscalía no hayan ordenado una investigación de la Fundación UCV, cuyo presidente ha sido acusado de un sin número de hechos punibles precisamente por sectores gubernamentales.

Que haya profesores universitarios más preocupados por su parcialidad partidista que por su sistema de salud y su caja de ahorros.

Que no se recuerden como víctimas del conflicto vasco a los 400 vascos asesinados y torturados por la seguridad española, otros ajenos a la contienda, y que en forma ruin se los catalogue como verdugos. 

Que mi programa en Radio Uno (1340 AM), los martes de 5 a 6 de la tarde, no tenga ya encendidos los radios de todos los venezolanos. 

lft3003@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1548 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a133451.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO