La construcción del Gran Polo Patriótico

Cuando la tiranía de la dictadura burguesa del modo de producción capitalista, arrecia, el internacionalismo proletario en cualquier espacio de País, concita y convoca a una amplia conjunción de fuerzas sociales progresistas para derrotar al enemigo de clase. Ese convite es de naturaleza patriótica porque se da en la fase de la liberación nacional, que implica el alcance de la plena soberanía económica y política, en el pleno ejercicio de la autodeterminación de un
Pueblo que lucha contra la dominación imperialista.

Ese gran esfuerzo de unidad, es caracterizado por el Partido Comunista de Venezuela como amplia conjunción de fuerzas de naturaleza patriótica y antiimperialista. Esa es la propuesta que el PCV, históricamente le ha presentado a nuestro Pueblo en los momentos más cruciales de su historia. Para enfrentar a la tiranía perejimenista, ––aplicada por la dictadura burguesa en contra de los obreros y trabajadores, que junto a las masas, sufrían los desmanes, las torturas, la cárcel y la entrega de nuestra riqueza petrolera a las corporaciones del imperialismo––, esa propuesta se llamó Junta Patriótica. Esa gran unidad que enfrentó la tiranía del gobierno comandado por Pérez Jiménez, estaba integrada por todas las fuerzas progresistas civiles y militares, tenía “un carácter estratégico más allá de lo electoral, una dirección colectiva y un programa mínimo” para la lucha, la victoria y el diseño de un nuevo proyecto de nación, independiente y soberana que perteneciera a todos los venezolanos. (PCV, 1958)

La Junta Patriótica derrotó al tirano, que huyó por la Carlota llevándose varias maletas repletas de oro y de dólares, para vivir en Europa su exilio dorado. Las fuerzas más perversas del oportunismo político, dirigidas por Acción Democrática y Copey, se adueñaron de la victoria de la alianza popular, y firmaron el Pacto de Punto Fijo, que se repartía el poder entre ellos por medio del acuerdo de la gobernabilidad de un pueblo que había luchado por su independencia y su soberanía.

Lo que fue una gran victoria popular fue convertida por Rómulo Betancourt, en una derrota para las fuerzas de la alianza patriótica, que tuvo que soportar 40 años de tiranía de los gobiernos Puntofijistas, dentro del marco de la dictadura democrático-representativa del Estado burgués.

Hoy, en el marco del triunfo de la revolución bolivariana y de su gobierno revolucionario, encabezado por el comandante presidente Chávez, el Partido Comunista, vuelve a proponer el amplio frente nacional patriótico antiimperialista, para enfrentar y derrotar a las fuerzas antipatrióticas, y a los partidos de la burguesía, junto a sus aliados desclasados, que pugnan por impedir el avance de la revolución nacional liberadora que enfrenta la agresividad y el embate del imperialismo para someter a Venezuela y a Latinoamérica, con el fin de robarle sus riquezas y su autodeterminación.

Chávez ha renombrado la propuesta del PCV, como Gran Polo Patriótico. Las modificaciones del nombre no invalidan la naturaleza del Amplio Frente Nacional Patriótico Antiimperialista. El llamado, ––a la conformación y la construcción de esa amplia unidad de las fuerzas progresistas, que como diversas expresiones de la clase obrera y trabajadora, de sectores de la burguesía y la pequeña burguesía no monopólica, y de las masas populares, que pugnan por culminar la liberación nacional e iniciar la construcción del socialismo en Venezuela––, ha sido lanzado a la conciencia nacional.

Se entiende, que el Gran Polo Patriótico, necesariamente tiene que tener “un carácter estratégico, más allá de lo electoral, un programa mínimo, y una dirección colectiva”. De no ser así, no se podría comprender sus alcances y el grado de su efectividad para lograr la victoria frente al desmontaje del Estado Burgués, todavía vivo en Venezuela, asociado al capital trasnacional, y que a diario conspiran para acabar con la Revolución Bolivariana. (PCV, 2010)

En el llamado a la conformación del Gran Polo Patriótico, resalta la convocatoria de los movimientos sociales, y otras organizaciones de carácter popular y progresista, por encima de los Partidos Políticos. Para la amplia alianza es muy importante el convite de cualquier fuerza u organización de orientación comunitaria para la construcción del poder popular, y de expresa simpatía revolucionaria; pero es bueno recordar, que ninguna de esas expresiones de fuerza aliada, por muy progresistas que sean, tienen bien definida su conciencia de clase, y es aquí donde el Partido o los partidos emergen como vanguardia de una clase para el sostenimiento o la derrota de un modo de producción, y para construir otro más avanzado, en el caso nuestro, el socialismo. Todo partido es vanguardia de una clase para la lucha política, que es la expresión más alta de la lucha, y por tanto es imprescindible en la conducción de cualquier alianza patriótica antiimperialista.


tutas13@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2905 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a132551.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO