El olvido de Fidel

No me gusta cuando se dicen medias verdades, pues podría parecer una manipulación, lo cual es inaceptable venga de donde venga. Es preferible no tocar un tema en absoluto a tocarlo en forma mediatizada. Hago estos comentarios pues en un artículo del comandante Fidel Castro (19/10/11 / http://www.aporrea.org/internacionales/a131916.html), encontré unas omisiones y simplificaciones, que no se ajustan a la verdad histórica, lo que me hace no sólo discrepar, sino corregir y recordar sobre lo que puede haber constituido un olvido involuntario del viejo líder. Fidel dice que la relación de Venezuela en el pasado con el gobierno cubano fue siempre igual a la que existió en el gobierno de Rómulo Betancourt. Así, luego de señalar la cooperación de éste con la agresión imperialista sufrida por Cuba, afirma: "De esa forma se inició la era tenebrosa, finalizada el día en que Hugo Chávez juró el cargo sobre la “moribunda constitución” que sostenía en sus manos temblorosas el ex presidente Rafael Caldera". Esta afirmación es contraria a la realidad histórica venezolana. Quiero recordar que Rafael Caldera, en su primer gobierno, acaba con la aplicación de la doctrina Betancourt, que desconocía a los gobiernos de facto surgidos en los países latinoamericanos. Carlos Andrés Pérez (CAP) también se aleja en este aspecto de Betancourt y entonces restablece relaciones con Cuba en diciembre de 1974, momento en que llega a su fin y no cuando Chávez triunfa la llamada “era tenebrosa” por Fidel. Desde entonces cambia radicalmente el trato hacia la revolución cubana y se da a la isla el mismo privilegio petrolero de los países centroamericanos. Fidel vino a la toma de posesión de la 2da Presidencia de CAP, visita que nunca se hubiera producido si la “era tenebrosa” no hubiera finalizado tres lustros atrás. Debe recordar la reunión con grupos izquierdistas en el Eurobuilding, donde mostró sus buenas relaciones con el Presidente entrante y su comprensión hacia el programa neoliberal que pretendía imponer. Recuerdo claramente que fue un viejo líder fundador del MIR, quien inició las argumentaciones para sacarlo de su engaño. Por último, no entiendo la referencia a las manos temblorosas de Caldera, cuando un temblor similar pudiera existir hoy en sus manos. Ese temblor, sin embargo, no le impidió sobreseer a los golpistas de 1992. Siempre fui muy solidario con la Revolución cubana. Durante mi rectorado fueron muchos los acuerdos solidarios ejecutados, impulsados en todas las universidades por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios, mayoritariamente adeca, y con Elizabeth Caldera a la cabeza. No es mi intención defender gobiernos anteriores al del presidente Chávez, a todos ellos los combatí en muchas formas y no me seducen en absoluto quienes quieren revivirlos. Pero las cosas deben ser colocadas en su justo lugar. http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/9862-el-olvido-de-fidel lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3751 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a132392.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO