Dios con Chávez, quién contra él

Si nos detenemos un pelo a analizar un pelo todas las dificultades que se le han presentado al Presidente Chávez obligatoriamente hay que darle toda la razón al Hombre Superior de Confucio. Y hay que aceptar definitivamente que Chávez está tocado por Dios.

      Sin guardar ningún orden en la enumeración mencionemos el Deslave de Vargas, Paro Cívico, Paro Petrolero, Golpe de Estado, y ahora un cáncer. Todo este ensarte de vainas malas encuadradas en la guerra mediática desatada ferozmente por La Canalla y que comprende desinformación, manipulación, minimización de los aciertos de su gobierno y la magnificación de sus desaciertos.

      Y ante tan terribles vicisitudes el hombre ha salido avante y más fortalecido. Todos los paros los venció en el marco constitucional sin apelar al Estado de Excepción ni mucho menos a la suspensión de las garantías demostrando un control absoluto de su Gobierno y demostrando que en Venezuela hay Gobernabilidad.

      El liderazgo del Presidente Chávez es tan poderoso que el escualidismo que tiene acceso a los medios privados de comunicación social  primero comenzó diciendo Vente Chávez. Después inventaron que estaba muerto. Luego que estaba en estado vegetativo. Que el gobierno aplicaba Secretismo Informativo. Que tenía una colostomía. Y de pronto, cuando lo vieron en la tele diciendo personalmente que tenía cáncer y que había sido operado dos veces, los bichos inventaron que era un clon. Al rato inventaron que Chávez estaba sano, que todo era un invento de Fidel porque estaba muy mal en las encuestas.

      Chávez le convirtió a La Canalla toda esa sarta de mentiras en cuchillo para su propio “pescuezo”. Tanto que después trató de cuadrar la bacinilla autorizando su segundo viaje a La Habana para seguir con el tratamiento. Pero antes, cuando vino de golpe y porrazo para los actos del Bicentenario, vociferaron que vino porque habían serios enfrentamientos entre los miembros de su gabinete y en el comando del Estado Mayor Militar. Y entonces el Comandante Presidente ratifico a su gabinete y al Estado Mayor ridiculizando, una vez más, a sus adversarios mediáticos.

      De manera pues que Chávez va rumbo a superar esa “emboscada” que le tiró  ese cáncer. La aplicación de la “quimio”  va bien y su cuerpo está reaccionado bien. ¡Claro! Se le cayó la gorra. Pero eso es normal en este tipo de tratamientos. Se dice que en Diciembre estamos listos. Mientras tanto sigue mandando más que un dinamo de trasatlántico. Y para el 2012 no hay quien le gane. Si Dios está con Chávez, quien contra él.

americoarcadio@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1641 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: