De cura rebelde a traidor

Según la oligarquía y la cúpula eclesiástica, la violencia delictiva se desato en Venezuela, con este gobierno !Falso de toda falsedad! La violencia delictiva en nuestro país, comenzó a raíz del derrocamiento del general Marcos Pérez Jiménez.

Desde ese momento comenzó la descomposición social, robos, tráfico de drogas, atraco a mano armada, violación. Etc.

En el año 1961 se cometió en Caracas, un espectacular atraco, a una bomba de gasolina. Su botín: Bs. 400 000 suma fabulosa para esa época; con resultado fatal, de un muerto cometido por el mismo atracador. Tony Herrería quien se dio a la fuga en una moto, pero fue detenido en el momento de su huida con todo el dinero por los agentes policiales en una calle ciega, siendo atrapado, para luego ser internado en la cárcel modelo de Catia, donde pago su condena.

Hago este comentario para informarle al pueblo venezolano, que la delincuencia se incremento en nuestro país desde que comenzaron a gobernar los presidentes del “pacto de punto fijo” y nada se hizo en seguridad ciudadana por parte de esos gobiernos para detener este flagelo, como tampoco se llego a escuchar a la cúpula arzobispal, ni hacer protestas para implantar justicia en la patria amenazada por la ola delictiva, aunada de mercenarios y sicarios asesinando a campesinos y jóvenes estudiantes defensores de la revolución.

Esta cúpula arzobispal, si verdad desea que nuestro país halla paz y justicia bien podrían seguir el ejemplo de Hidalgo el inmortal cura de Dolores, el sacerdote ilustre, el gran patriota mexicano que se sacrifico y dio su vida para buscar le bienestar de su patria mexicana.

Los de aquí no combaten para defender la patria de bolívar, los de aquí solo les interesa el bolívar que se encuentra en los bancos.

La cúpula de la iglesia católica, la misma que pretende revivir la condena política inquisitoria de esta revolución, la misma iglesia de privilegios económicos que vienen de las grandes finanzas publicas, y que utilizan esos inmensos recursos para el lucro excesivo de sus colegios universitarios católicos, etc y para colmo funcionan como entidades privadas, nunca gratuitas.

El cristianismo que ellos practican, la limosna para su bolsillo y nada para los pobres hijos de Cristo que deambulan por las calles buscando el pan para sus hijos. Gracias a esta revolución cada día son menos los hambrientos de nuestra patria.

Estos santurrones de obispos que han perdido el respeto del pueblo. Deberían invertir una parte de los aportes que este gobierno revolucionario les entrega y utilizarlo en obras benéficas al servicio del pueblo venezolano en vez de estar apoyando a conspiradores y violadores al estilo Nixon Moreno, que para nadie es un secreto que este violador y criminal fue trasladado de Mérida a la Nunciatura Apostólica en Caracas con la complicidad de la cúpula eclesiástica, llegando a la inmoralidad mas vergonzosa de utilizar la nunciatura para otrogarle el titulo de Doctor en Ciencias Políticas, a este canalla violador, no sin antes haberse solidarizado con la humilde dama Merideña, Sofía Aguilar que se desempeñaba como funcionaria policial, a quien intento violar con sadismo y saña este criminal.

Hoy la fe católica en nuestro país va en decadencia y no por culpa de todos los sacerdotes, ya que la mayoría de estos curas están al lado de los que sufren y padecen de las enfermedades y de todos los males que la vida le señala.

La decadencia de la iglesia católica se debe a la directriz de la cúpula obispal. Dentro de ella se encuentran obispos que cumplen con su misión pastoral al servicio del prójimo. Como lo hace el obispo del Táchira. Mario Moronta, a quien debieran emular estos obispos golpistas, conspiradores de nuestra revolución.

Ellos quieren volver a un pasado afrentoso para defender los intereses de la oligarquía, la misma que se adueño de las mejores tierras del país.

Ahora utilizan al cura José Palmar, el que se la daba de más “Chavista que Chávez”, quien de pronto dio el salto de talanquera, para convertirse en contra-revolucionario, y algo mas descalificando a nuestro presidente y pronosticándole la muerte anticipada. “Dios es sabio y providente” es la única verdad que este tránsfuga y traidor dice. Ya que nuestro presidente comenzó a recuperarse vigorosa y saludablemente de su enfermedad, gracias a dios y al tratamiento suministrado por los médicos cubanos, a quien el engreído cura Palmar, responsabiliza de ser los culpables de la desaparición física del comandante Chávez.

Pero sepa cura traidor que primero arrastra contigo “la pelona” ¡Porque dios lo quiere así! Para que el comandante Chávez vea pasar el cadáver de quien de la noche a la mañana se convirtió en vil traidor, solo por combatir la pobreza que azota a nuestra patria. Esa es tu única razón de adversarlo, lacayo del imperialismo Yanqui de quienes reciben ayuda para conspirar contra esta revolución, y que hoy esta feliz por haberle ganado Paraguay a la Vino Tinto cura apátrida.

¡Patria socialista o Muerte Venceremos!



Rangeljuan1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3056 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor