El socialismo libera, no esclaviza

El avasallante capitalismo mundial, que menosprecia los derechos humanos y promueve la opresión, es la justificación histórica de que los pueblos desplieguen todas las formas de lucha para conquistar su dignidad colectiva y la justicia social; por ello es inadmisible que revoluciones donde noblemente se lucha por la igualdad, puedan tolerarse aberraciones contrarias al socialismo, una de ellas: la supremacía de elite.

Dicha figura es la misma que se desarrolló en los tiempos de la funesta Perestroika e impuso a la clase burocrática como nuevo bloque dominante sobre el resto de la sociedad. Según esta lógica, los capitalistas son armónicamente sustituidos por nuevos burócratas, con iguales poderes plenipotenciarios en un régimen continuista de la desigualdad donde irremediablemente unos deben mandar y otros obedecer; ignorando la verdad ética fundamental de que siendo cual fuere la estructura jerárquica y los niveles de responsabilidad, todas las personas tenemos derechos y obligaciones.

Sólo quienes falsamente militan en la Revolución Socialista pretenden que las órdenes no se discutan y que el subalterno adopte la sumisión y el miedo como ley para sobrevivir. Ciertamente son agentes desfasados de la época revolucionaria y víctimas de un instinto esclavista más infame que el de la Burguesía, la cual en su peculiar Derecho ya consagró (al menos formalmente) instituciones elementales como el Debido Proceso, el Derecho a la defensa, el Derecho a ser oído, la Presunción de inocencia, la Apelación y hasta el Recurso de Amparo en casos de indefensión.

(*) Constitucionalista y penalista. Profesor universitario.

jesussilva2001@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1551 veces.



Jesús Silva R (*)

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: