Seguimos con Corpoelec y sus contradicciones

Pildoritas 100 (año 04)

SEGUIMOS CON CORPOELEC Y SUS CONTRADICCIONES

Ni siquiera porque el Ministro de Energía Ali Rodríguez Araque vino al Táchira, CORPOELEC se preocupó por resolver el problema que representan las numerosa LUMINARIAS de alumbrado público que permanecen encendidas durante el día en calles y avenidas de San Cristóbal, es una acción a la que no se le puede dar otro nombre que a la de SABOTAJE flagrante, y cuando esas cosas suceden no se puede más que aceptar que estamos penetrados por la contrarrevolución y que quien está al frente de un organismo del Estado y no resuelve una anomalía que le hace mucho daño al inmenso esfuerzo que se está intentando para derrotar la crisis de electricidad, de la cual los tachirenses hemos sido víctimas frecuentes, no puede llamarse revolucionario, debe ser unos de esos infiltrados que se camuflan con franela roja, especimenes que abundan en la administración pública operando a favor de la contrarrevolución con su conducta.-

Un grupo de personas hemos decidido hacer un intento más a través del INDEPABIS, estamos recogiendo firmas para denunciar a CORPOELEC y solicitarle intervenir al organismo que tiene la obligación de protegernos contra los abusos de quienes son prestadores de servicios, y este es el caso, por que la electricidad es un servicio y el derroche que CORPOELEC permite, nos afecta indirectamente con apagones frecuentes causados entre otras razones por lo que sucede con las luces del alumbrado público encendidas todo el tiempo.-

Pero es que además se requiere de autoridad moral para pedirle a alguien que ahorre cuando el ejemplo que se está dando es el de derroche, en una tremenda contradicción.-

¿SERÁ VERDAD QUE NO HAY SALIDA?

En una reunión de médicos de la derecha que preparan acciones de calle con el cuento de reivindicaciones salariales, se dejó colar que van a buscar la manera de sabotear la automatización de las estaciones de servicios de combustibles, sumándose así a la campaña que la llamada mesa de la unidad, viene haciendo contra esta medida que está demostrando, si no resolver la totalidad del problema del contrabando, por lo menos si disminuir porcentualmente el tráfico ilegal de gasolina.

A propósito de la medida se viene argumentando que se está discriminado al Táchira, que no somos venezolanos de segunda para que nos limiten el acceso a los surtidores de gasolina que queramos, olvidándose que en el Táchira por ser frontera se viven situaciones sui generis, una de ellas es el enorme desangramiento que sufre la economía por la vía del contrabando de extracción de todo tipo de mercancías, una de la cuales es precisadamente la gasolina y por lo tanto aquí hay que tomar medidas especiales, ninguna de las que se tomen podrá ser cuestionada porque el gobierno está en la obligación de luchar contra el flagelo en todos los frentes y con todas las herramientas de que se pueda disponer y el llamado “chip” es una sola , entre otras medidas que se deberán tomar para derrotar las mafias que aquí, como en los demás puntos fronterizos del país existen desde hace muchas décadas y que en los últimos años se ha incrementado por el enorme desbalance en el cambio de la moneda, cuando aquí cualquier cosa le cuesta a los colombianos el 75% menos del costo en su país, por lo que desde que se traspone la línea fronteriza nos encontramos con enorme cantidad de productos venezolanos y uno de ellos es la gasolina, lubricantes y no se diga de los productos alimenticios que aquí no se consiguen en los anaqueles de los supermercados y abastos, pero que allá abundan.

La única explicación que la mayoría de la gente le encuentra a esta situación es que las mafias o están protegidas por las autoridades responsables de velar porque esta cosas no sucedan, o simplemente los que se han constituido en mafias son las propias autoridades; ello es el caldo de cultivo para que la contrarrevolución acuse al gobierno de incapacidad para enfrentar el contrabando y utilice esta irregularidad que es tema de conversación todo el tiempo, como arma, en la campaña electoral que aquí ya comenzó,.

Son tantas las veces que ha salido a la luz pública el tratamiento de este problema por los medios, son tantas las reuniones que se han hecho para buscarle salidas, son tantas las medidas que supuestamente se han tomado, sin resultados definitivos, que ya la gente se ha resignado a vivir con esta situación como una más de nuestra cultura como habitantes de la frontera más dinámica y viva de América Latina, pero la más problemática, no sólo por el fenómeno del contrabando, sino porque aquí el sicariato, las extorsiones , los secuestros, los atracos, el robo de vehículos entre muchos otros delitos, están a la orden del día, y no es ahora con la Revolución, ello ha sido desde muchas décadas para acá con especial preponderancia cuando el cambio favorece a los colombianos.-

¿Que no hay solución?, claro que la hay, solo que se requiere de voluntad política y de hombres y mujeres probos e incorruptibles al frente de nuestra administración pública.

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: