A Argelia Laya, llama viva...

He tenido la suerte de conocer en mi vida mujeres y hombres maravillosos, ejemplares, de esos que dejan huella por donde pasen. Una de ella es Argelia Laya, combatiente como pocas por los derechos de la mujer en este país.

Se destacó desde joven en la lucha social y usó todas las trincheras que le fueron dadas, desde la guerrilla hasta el Parlamento, pasando por las aulas, las diversas comunidades donde vivió y las organizaciones donde hizo vida política como el PCV y el MAS.

Compartí y aprendí mucho de ella, aunque nunca fui feminista. Ni lo soy. Pero respetaba y admiraba su trabajo y colaboraba en lo que era posible. Recuerdo su predica por la aprobación de instrumentos legales que le abrieran espacios a las mujeres. En especial, recuerdo su lucha para que los partidos asignaran una cuota puntual al liderazgo femenino. El MÁS lo estableció, pero pronto se convirtió en una entelequia.

Argelia se nos fue hace algunos años (no importa cuantos) durante la celebración de una Asamblea Nacional del partido naranja de nuestros tormentos, como diría el recordado Cabrujas. Murió en su ley, dijo todo el mundo y tenían razón. A pocos seres le es dado morir haciendo lo que más les gusta y Argelia lo pudo hacer.

De muchas de las personas que he conocido en mi vida, en este avatar que llaman política, que para uno termina siendo la vida misma y que hoy ya no están, tengo dudas sobre cuál sería su participación en este proceso, pero con Argelia no tengo ni una, sé, lo sé de corazón, que estaría compartiendo, combatiendo, celebrando esta oportunidad de ver hecha realidad lo que tanto trabajó, por lo que tanto luchó. Y cómo no sentirse satisfecha, de ver por ejemplo, el reconocimiento del género en la Constitución Bolivariana de Venezuela, lo que ha facilitado nuestra visibilidad social.

Cómo no se sentiría feliz, si ve como el quehacer doméstico puede ser reconocido como un trabajo, valorado como tal. Cómo no estallaría de gozo al ver a muchas de sus compañeras, laborando en pro de la mujer venezolana, en diferentes instancias, con roles protagónicos y participativos y ahora con esa norma que adelanta el MVR y ojalá todas las organizaciones políticas lo hagan, de darle el 50 y el 50 % de participación a las mujeres en la conformación de las plancha.

En fin, cómo no estaría gozosa y contentas de ver tantos logros, que apenas vislumbrábamos y que ya casi dábamos por perdidos…

Por eso, hoy, en este 8 de marzo, Día de la Mujer, que tanto auspició, he querido recordarla y darle éste, mi pequeño homenaje a su memoria, a su recuerdo, a esa llama siempre viva que se llamó, que se llama Argelia Laya.

* periodista



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6204 veces.



Morelis Gonzalo *


Visite el perfil de Morelis Gonzalo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a12523.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO