No aprenden

Pildoritas 84 (año 04)

Una de las consejas de la derecha venezolana repetida por sus pares en todo el mundo, es que el gobierno venezolano está aislado, que ha perdido influencia sobre todo en América Latina y que prácticamente se ha convertido la oveja negra.

Qué equivocados están, como siempre y  como en todo, son desmentidos por los hechos y el último que ya es bien conocido por todos y que intentan minimizar los perversos medios privados, tiene que ver con la aceptación por parte del  ilegitimo presidente de Honduras de aceptar todas la condiciones presentadas por el Presidente Zelaya para regresar a su país con todos su derechos políticos para sí y para todos sus seguidores así como el respeto a los derechos humanos, por cierto muy violados en al gestión de Lobo en la que se han registrado persecuciones, asesinato de sindicalistas, docentes, lideres políticos y estudiantes.

Esta solución liderada por nuestro Presidente viene a demostrar la enorme influencia de su liderazgo que por cierto va a quedar más que confirmado el próximo 5 de julio cuando se reúnan en Caracas todos los mandatarios de América Latina y El Caribe y conformen una nueva Organización, independiente de la nefasta influencia perturbadora de los Estados Unidos y Canadá.

Está visto que la vergonzosa derecha venezolana como que no aprende, y sigue como el sapo saltando y saltando y ensartándose con frecuencia inusitada.

¿INGRATITUD, O QUÉ?

No somos pendejos, ni nos chupamos el dedo, sobre la reacción de la derecha cuando ve la arrolladora acción de la Gran Misión Vivienda Venezuela y concientes de que ella es un bandera, entre otras, que dará fe del contundente triunfo de la Revolución en diciembre del 2012, hacen todo lo posible por minimizarla o perturbar su desarrollo.

Una de esas acciones es sacar, quien sabe con qué argucias a algunos de los refugiados a la calle a obstruir el tráfico y a exigir inexplicablemente se les solucione de inmediato, un problema que no fue este gobierno quien se los creo sino que fueron precisamente quienes los apartaron a tener que vivir en zonas de riesgo los verdaderos culpables, que ahora en las persona de sus herederos, que quieren volver al poder, los están utilizando, como carne de cañón, con fines inconfesables.

Quienes se prestan para ello no son otra cosa que unos irresponsables que no conocen ni un ápice del sentimiento de gratitud que deberían tener con quien les está dando la mano y garantizándoles un techo provisional, alimentación, escuela para sus hijos, vestuario, salud y hasta trabajo, mientras le llega el turno de recibir una vivienda que le ha sido garantizada por el mismísimo presidente de la República.

Su comportamiento es detestable y reprochable desde todo punto de vista y alguien debe hacérselo saber, advirtiéndoles que su actitud es delictiva, pero no solo eso, deberían sancionarlos, dejándolos en la cola de quienes ya están en la lista para obtener su vivienda.

Se sabe que un refugio no es un hotel cinco estrellas, tiene limitaciones máxime cuando es compartido por personas con características disímiles, menores, ancianos, enfermos, mujeres embarazadas, etc.

Quienes no acepten que deben tener resignación y paciencia y entender que el gobierno está haciendo lo necesario por brindarles la mejor atención, simplemente, o son escuálidos envenenados por el odio inoculado por los medios, o personas sin criterio que se prestan quien sabe a cambio de qué para servir de instrumento a los planes desestabilizadores de la derecha.

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2207 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: