Carta de una adulta mayor a La Misión Anti-Ruido

Para:  LA MISIÓN ANTI RUIDO.

De:      Una adulta mayor de cualquier lugar de Caracas

Hola señores directivos de la misión Anti Ruido, soy una señora de 85 años de edad, impedida físicamente y casi me paso las 24 horas del día en mi cama, salvo cuando voy al baño con mi camilla de traslado.

Quisiera ver si me pueden resolver el problema que les describo a continuación:

La ventana de mi cuarto, da hacia la calle y  no me puedo cambiar de habitación, porque las cosas se me complicarían: El baño me quedaría más lejos, igual que el comedor, etc., etc. pero , ¿qué tiene esto que ver con el problema que aún no les he dicho?, ¡ah!, ya lo van a ver.

En mi comunidad, constantemente, yo diría que a diario y enfrente de mi casa, se reúnen no se cuantos individuos y desde dentro de mi cuarto escucho las “enormes groserías” que salen de esas gargantas equivocadas, no sólo eso, sino que (un paréntesis por favor,  --– en realidad no se que les pasa a la gente de hoy día, hablan “gritao”, como si estuvieran en una sabana, ni yo lo hacía cuando vivía por aquellos montes ---), el volumen de su voz es horrible.

Yo le pido a Dios que los aleje de inmediato, sólo para escuchar con terror, cuando dicen “compremos dos cajitas más”, en ese momento me paso mis manos golpeadas por mi cabeza y me echo agua de colonia, como para darme ánimo y enfrentar mejor lo que viene.

Un ruido ensordecedor comienza a apoderarse de todos los espacios cercanos y más allá porque esos aparatitos modernos como que tienen el diablo adentro metido, ¡como suenan las condenadas!, en mi tiempo los “Picots” no sonaban así, ni de broma..

Abro una hoja de mi vieja ventana para ver lo que sucede allá afuera y casi me desmayo por lo que veo y oigo (por supuesto me coloqué un trapo para tapar mis orejas), allí frente a mi casa, no menos de 20 personas gritando, no conversan, sólo gritan y no pueden escucharse porque el volumen está muy alto.

El alto volumen es horrible, pero ahora que ( gracias a ellos, he aprendido música) , puedo identificar lo más horrible dentro del altísimo ruido,  me refiero A LOS TONOS BAJOS,  ese PUM PUM PUM PUM  que se te mete hasta el tuétano y si te pones un tapa orejas, tampoco puedes dormir porque todo vibra, las paredes, la cama, sientes el PUM PUM PUM en tu cuerpo.

Pero una segunda oleada atacante y de otro tipo arremete contra ti por otro flanco, me refiero a que también en este grupo nutrido, aparecen varios con motos, corren como locos por la pequeña calle, realizan sus piruetas y el paradero es enfrente de mi casa, aceleran sus motos y hablan al mismo tiempo y sucede algo muy extraño de verdad, los tipos tienen sus carros estacionados allí mismo frente a sus ojos y les colocan alarmas, éstas se activan y ¡creánme!,  las desactivan y las vuelven a activar, ¿no creen que están enfermos de verdad?

Pero no todo es malo mis queridos lectores porque el otro día, era tal mi desesperación  QUE PUDE CORRER hasta la parte de atrás de mi casa, imagínense lo que puede producir el desespero un una persona que no tiene la posibilidad de acabar con ese mal de un solo trancazo.

Las palabras que más empleaban eran: “maric….”, guev…”, “mama gue…”, “toño el amable”, que aún no se quién es ese señor que tanto nombran,  y lo más horrible, a cada momento les veía sus miembros sexuales porque orinan tras el árbol que está enfrente de mi ventana, ¡QUE HORROR, Y YO QUE NO VEÍA UNA COSA DE ESAS DESDE QUE MURIÓ CHUCHO HACE TREINTA AÑOS, JESUSCRITO PERDÓNAME, PERO LOS VEO POR OBLIGACIÓN!.

Pues como les explico en esta carta, tengo mucho sueño atrasado, mi tensión está alterada, mi glicemia ahora sube por motivos emocionales, se ha creado un problema en mi casa, porque el otro día mi hijo salió a reclamar y a que bajaran el volumen de sus músicas y el pobre regresó APALEADO, buscó información donde ir y poner la denuncia y nada, fue a las antiguas jefaturas y nada que ver.

Yo señores, soy Chavista hasta la médula, amo a mi comandante Hugo Chávez, para que no me vayan a tildar de “contrarevolucionaria” , “salta talanqueras”, “antipatriota”, “escuálida” o “traidora”, etc., etc. por lo que voy a decir, pero, “ en otros tiempos la policía venía hasta el barrio, a cualquier hora y en cualquier circunstancia y ponía a esos desadaptados en cintura.

Y lo que más me preocupa es que mis vecinos a cada momento en el día cuando puedo tomar un poquito de sol en  mi zaguán y conversamos, me dicen: “no chica no votes más por ese Chávez, fíjate el problema que tenemos y Chávez ni se molesta en enviar la policía, pura política y nada más, no vale, yo por ese no voto más”, esto no es paja, es lo que está sucediendo en los barrios.

Yo no se qué le pasa a los alcaldes y jefes de policías, se la pasan con un discursito de  “que la policía está centrada en los derechos humanos y no maltrata al pueblo”, OK, eso está bien, pero ..”si permite que los desadaptados violen los derechos humanos de nosotros las personas de paz…”.

Señores, en la Pastora por mencionar un lugar, usted no consigue ningún policía ni en diez kilómetros alrededor, vengan cualquier día a las 9 pm, 10, 2 de la mañana, 4 de la mañana y no consigue usted un policía.

GRACIAS A QUE NUESTRO PUEBLO ES EN SU GRAN MAYORÍA GENTE DE PAZ, HONRADA Y TRABAJADORA NO SUCEDEN MAYORES EVENTOS, pero de sucederse, nos violan 40 veces y  no aparece la autoridad.

Es importante atacar este problema, que los policías nuevos pongan sus novedosos conocimientos adquiridos al servicio de nosotros, “dejémonos de paja, hay personas que no merecen un trato cordial, si están infringiendo la ley, entonces duros con ellos”.

Aún cuando el hecho es horrible, lo sucedido en el video de la policía de Chacao hace dos años, donde se evidencia un maltrato feroz a unos ciudadanos detenidos y que fue presentado por la Asamblea Nacional y que merece toda la atención de las autoridades y la aplicación de todo el peso de la ley, no significa esto, que debemos ser apaleados como esas personas para que la ley tome en cuenta el atropello que contra nosotros aplican los ciudadanos como los que estoy denunciando.

El dolor no sólo es físico, la impotencia que nos da, al no poder hacer nada contra esos inmorales, nos produce, señores de la ley  “UN DOLOR EN EL ESPÍRITU”  que es hasta mucho mayor que un dolor físico, la inestabilidad y el miedo a que ya se acerca la noche y saber que se va a repetir la tortura otra vez, es quizás más grave que unas patadas (disculpen la comparación, pero el asunto es así), todo eso te provoca angustia infinita, ¿QUÉ HACER?. ¿PARA DÓNDE IR? , POR ESO ES IMPORTANTE QUE LE DEN A ESTE TEMA LA MISMA IMPORTANCIA QUE EL DE LOS TROGLOLITAS DE CHACAO.

A veces me pasa por la mente (lamentablemente mi edad y  mi condición física no me permite activarme) hacer lo que hicieron los Tupamaros en los setenta y ochenta, los desadaptados y delincuentes tenían jodidos a los vecinos del 23 de enero, hasta que se dejaron de vainas y tomaron la ley por sus manos…”ES ESO LO QUE QUIEREN” .

Me despido hasta la próxima entrega, si acaso no estoy muerta por la “arrechera” que me da de vivir en una patria hermosa, con un presidente entregado, con una lucha extensa (para lograr el mejor posicionamiento de Venezuela y que de hecho lo ha logrado), contra enemigos superiores, incansables, furtivos, asesinos y tantas cosas más y estos “Pajueles en posiciones de decisión, hablando de la revolución y de su calidad de revolucionarios” ciegos ante este problema y ¿saben porque están ciegos?, por una sola razón.

SON INCAPACES DE TOMAR DECISIONES POR SI SOLOS, POQUE LES DA MIEDO QUE EL COMANDANTE LOS REGAÑE, ESTÁN SÓLO PENSANDO EN CÓMO LOS VERÁ CHÁVEZ Y NO EN LOS INTERESES DEL PUEBLO EN ESTA MATERIA.

Para finalizar, si deseo hacer un RECONOCIMIENTO AL MINISTRO DE JUSTICIA TAREK Y A LA ANTIGUA PTJ AHORA CICPC, ¡CÓMO LE ESTÁN PONIENDO ESTOS CAMARADAS!, un saludo, ¡OJALÁ LE DIERAN LA RESPONSABILIDAD EN MATERIA DE CONDUCTA CIUDADANA!, ¡¡¡TODO ESTARÍA LISTO Y SOLUCIONADO!!!     

 NOTA: Esta historia está basada en hechos reales, en el testimonio de personas de la tercera edad y/o con discapacidad, quienes sufren a diario el atropello de personas desadaptadas.

Sigo con la premisa: “Los buenos somos muchos pero desunidos, los malos y desadaptados son pocos, pero unidos”, y unido esto a la desidia policial, responde a la pregunta de  por qué triunfan los malos  

Gracias,

(*) Lic.

mariodiazr1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2614 veces.



Mario Díaz (*)


Visite el perfil de Mario Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: