OMS ¿Por qué alarmarse por nuevos elementos cancerígenos si existe la medicina sistémica?

Parece mentira que, en el medio comunicativo de hoi, tan avanzado, tan rápido, la Organización Mundial de la Salud, no se haya percatado que el cáncer es menos problema de salud que el catarro común. Acaba de aparecer la noticia respecto a las tantas sustancias que son cancerígenas. En la actualidad existe un lista de 246 sustancias, cierta o posiblemente cancerígenas a las cuales se les ha agregado ahora 17 más, incluyendo virus, i algunas como el sulfato de cobalto que se utiliza en tintas, i los pintores artísticos hasta para el secado rápido de los pigmentos; o el cloruro de vinilo como ingrediente de los plásticos o hasta el mui común aserrín de las carpinterías. A ello agreguemos lo que sabemos sobre el efecto invernadero, la gigantesca deforestación que se efectuará en la Amazonia, el hueco de la capa de ozono i la terquedad del país más contaminante del planeta, los Estados Imperiales del Norte i su Emperador Minibús, quienes no suscriben el tratado o acuerdo de Kyoto, ni ningún otro que a ellos no les de la gana. Para protegerse de todo, ellos tienen el Pentágono que lógicamente tiene cinco lados, mientras los venezolanos, con ese adelanto “maravilloso”, “sensacional”, “esperanzador”, de la Medicina Sistémica, apenas tenemos tres, los del Triángulo de la Salud del Ing.Científico-Curandero José Olalde, quien, sin embargo, le basta con unas pocas plantas en una fórmula de combinación de adaptógenos, para curar el cáncer o si no, no hai nada que perder, puesto que “la medicina moderna carece de recursos para esta terrible enfermedad” (La revolución de los Adaptógenos, pág. 200, Cap. 24 de apenas una página i media) Esas curaciones milagrosas i rápidas, las vemos por televisión; cáncer de próstata desaparecido en una semana; cáncer de mama curado en 15 días, etc., lo que ha hecho pensar a Lance Amstrong que a él, lo estafaron en los hospitales del Imperio, con tratamientos tan largos, hospitalizaciones, operaciones, quimioterapia, etc. I toda esta maravilla sistémica que, es sin fines de lucro, cuanto no habrá avanzado luego del “Apoteósico Triunfo” del Primer Congreso de MS, celebrado en Caracas, en enero 2005, cuando las brillantes personalidades de China, Rusia, USA i no se que otro país, deslumbraron a la medicina venezolana i continental, con sus aportes, sus conferencias, sus muchísimas entrevistas i ni la prensa, la radio i la televisión dieron a basto para la exposición de sus científicos logros.

Lo que sucede es que, el egoísmo de los científicos, les impide reconocer a los genios. Por eso el ingeniero nos pasaba aquellas aleccionadoras cuñas en las que decía: “Sabía usted que Semmelweis…pero que su contemporáneos no le creyeron; sabía usted que Jenner…sabía usted que Pasteur…i así seguía esa increíble mente prodigiosa, enseñándonos hasta Historia de la Medicina, i cómo hasta en la ciencia, siempre hai rechazo u oposición a los grandes i sorprendentes cambios en el mundo. Por todas estas cosas, el Ing. Olalde no ha podido atender los llamados de las Academias de Medicina, de las Universidades, de los Centros de Investigación, de los Colegios de Médicos, de los Hospitales, de las Instituciones dedicadas a enfrentar el cáncer, i hasta al Programa Ángulos i otros del mediodía, por atender los llamados del mundo científico Internacional. Posiblemente, como sucede con los peloteros, los hombres de béisbol estrellas, se lo lleven a los Estados Imperiales del Norte i luego le prohiban desempeñarse en su patria, para desgracia de la ciencia en Venezuela. Si no logramos un Premio Nóbel con la obra de Humberto Fernández Morán, posiblemente lo logremos con Olalde, quien igualmente sería acreedor al Premio John Scout, como Benefactor de la Humanidad.

Luego, como esa avalancha publicitaria debe costar millones (aunque sin fines de lucro, la MS debe reportar otros tantos millones) había disminuido i sobre todo el Canal del estado parece que algo han reflexionado sobre el problema de comerciar con la salud. El Congreso de la Medicina Sistémica, pasó sin pena ni gloria i el empuje de Barrio Adentro i los aportes de su nueva etapa, parece que influye en el pueblo, que no atiende a los “cantos de esperanza”, pero por lo que ciertas personas me escriben, pienso que entre la gente pudiente, es más fácil conseguir incautos. La verdad es que el Ministerio de Salud i Desarrollo Social i el Ministro Francisco Armada, que no dice nada, la táctica que ha adoptado frente a esta medicina neoliberal, es dejar que se desgaste sola, como los “rebeldes” de la Plaza Francia en Altamira. Quien no quiera comprender, pues que gaste su dinero en MS. El tiempo le enseñará el error i que, precisamente perdió…¡un precioso tiempo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2802 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a12311.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO