Túnez de nuevo bajo toque de queda

¿Gobierno provisional o dictadura transitoria?


Nombrado el 27 de enero ministro del interior del gobierno provisional y sustituido por un antiguo funcionario de Ben Ali el 28 de marzo, Farhat Rahji denunció el pasado jueves la existencia de un gobierno en la sombra que le habría impedido depurar el aparato policial y nombrar delegados provinciales sin vínculos con el partido del dictador y que finalmente habría impuesto su destitución. Asimismo declaró que se estaba preparando un golpe de estado militar para impedir una eventual victoria electoral de los islamistas. Sus declaraciones provocaron una inmediata reacción de la población, que salió a las calles a protestar, exigir la dimisión del primer ministro Caid Essebsi y defender una revolución que ve amenazada. La brutal represión policial, con balas y bombas de gas, asalto a periódicos y agresión a periodistas extranjeros, confirmó lo peor. El gobierno restableció el toque de queda el sábado día 7 de mayo. Traducido por Ainara Makalilo


En el transcurso de la primera rueda de prensa al inicio de su mandato, un periodista francés interpeló al primer ministro Beji Kaid Essebsi. La pregunta era la siguiente: “¿Qué le hace pensar que vayan a apoyarle?”. En aquel preciso instante los espectadores tunecinos no comprendieron el matiz de la cuestión; los manifestantes que ocupaban la kasba acababan de levantar el campamento entre vítores tras haberse satisfecho todas sus demandas.

Tras la respuesta el periodista no pareció quedar satisfecho. Permaneció de pie con la mirada llena de interrogantes. Ahora me doy cuenta de que sabía de sobra las intenciones del Sr Essebsi. Desconozco el porqué pero es bastante probable que estuviera también al corriente en ese momento de un complot entre el primer ministro y otros agentes (¿RCDistas?) con el objetivo de deslegitimar la revolución.

De otra manera, ¿por qué razón designar en un principio al Sr. Essid como Ministro de Interior, para después justificar la censura a los miembros de la alta institución democrática tergiversando sus decisiones? Y más grave, ¿cómo se explica que el telediario de la televisión nacional asegure que los jueces son los que han denunciado a esta institución para quebrantar su reputación, cuando era a él a quien acusaban los magistrados? Por otra parte, ¿quien está detrás de esta campaña que busca desacreditar esta institución asegurando que sus miembros no han sido elegidos, cuando en realidad el hecho de que haga todo lo que los tunecinos desean es mucho más decisivo que cualquier elección?

Pero aquí no acaba la cosa; en su ultima rueda de prensa, cuando una periodista de la Televisión nacional le entrevistó, Essebsi intentó hacer pasar esta cadena por un medio crítico y de oposición, a pesar de saber pertinentemente que esta cadena y su periódico son sus grandes aliados y su portavoz.

Sin embargo, los tunecinos no son tan ingenuos. Podrá invitar a almorzar a todos los periodistas que desee, y podrá darles un golpecito en la espalda. Sin embargo, la única manera de ganarse la confianza del pueblo es siendo honesto con él. ¿ Cree realmente que el pueblo tunecino va a permitir que esto continúe? ¿Como es posible siquiera que se le ocurra que el pueblo sea capaz de traicionar a nuestros mártires tan fácilmente u obligar a dormirse a un pueblo que acaba de despertar? Hay que estar muy loco para creerlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1402 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia