Bruto como soy no entiendo algunas cosas (al PCV)

Cuando los que creemos tener la razón en las cosas que expresamos, no contamos con las herramientas necesarias, para dejar plasmadas las ideas en perfecta armonía con el pensamiento, se nos hace, absolutamente necesario, el evocar frases y palabras ajenas, para medio articular una pequeña oración con coherencia y algo de lógica. 

Es así pues, como para tratar de explicar mi falta de conocimiento en cuanto a la redacción y contenido de mis escritos, he querido remitirme, a los pensamientos de algunas personas que en algún momento de sus vidas, expresaron cosas para hacer un mundo mejor dentro de lo que se puede llamar pensamiento constructivista, en realidad no sé como sonó esto pero dentro de la caja de resonancia de mi CPU biológico, sonó y se oyó muy bien.  

Ahora bien; luego de esta absurda explicación para justificar mi absoluta ignorancia en relación a las críticas constructivas y a la objetividad del pensamiento, me voy a permitir, de forma y manera empírica, decir algunas cosas que mediante la adquisición de conocimiento en las misiones, me han permitido, desarrollar una especie de autonomía ideológica personalista que me desliga de las ideologías convencionales.  

En este orden de idea, voy a volver una vez más al asunto desconocido para mi persona, como es el caso del tal JOAQUIN PEREZ BECERRA.  

Según sostienen los tratadistas y juristas que han investigado y que han realizado estudios profundos en cuanto a lo que es la figura de la “Extradición” desde la perspectiva del Derecho Internacional y en el marco del principio de cooperación entre los estados, sostienen que: “La extradición es el procedimiento por el cual una persona acusada o condenada por un delito conforme a la Ley de un Estado es detenida en otro y devuelta para ser enjuiciada o que cumpla la pena ya impuesta”

Es decir pues, de aquellos tratados y convenios que suscribió Venezuela, para tener una mejor relación con los países del mundo, en el concierto de naciones, quedo establecido de forma taxativamente que, de acuerdos con los convenios firmado por una nación para obligarse a prestar determinado servicio, es imperativo el cumplimiento de estos postulados, salvo que, el país que incumpla con los convenios, este dispuesto a quedar como proscrito por las organizaciones internacionales y en consecuencia sujeto de las sanciones inherente a la falta cometida. 

Vuelvo y repito HUGO Chávez no creó las normas internacionales. 

CHAVEZ es el camino CHAVEZ es la razón Sin Chávez no habrá ¡Patria! ni Revolución JESUS CHUA ESPINOZA

cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3022 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a122215.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO