La urgente necesidad de una demarcación participativa

Como Pueblos Indígenas Originarios del territorio que hemos habitado y donde hemos desarrollado nuestro proceso cultural y organizativo mucho antes de la aparición de los Estados Nacionales, necesitamos que los cuarenta Pueblos Indígenas estemos representados en un proceso de demarcación que se ha logrado gracias a la lucha organizada de nuestros pueblos y el reconocimiento constitucional del Gobierno Bolivariano de Venezuela. Debe ser un  proceso de reconocimiento de nuestros territorios de acuerdo a los Usos y Costumbres  que implica también ese reconocimiento de nuestro derecho consuetudinario expresado en nuestras leyes ancestrales y por supuesto merece un procedimiento adecuado para que sea reconocido y valorado como un esfuerzo colectivo.

Mi  gran preocupación es que un Ministerio que fue creado para acompañar y atender las demandas de nuestros hermanos indígenas, ahora quiere decidir quiénes participan o no en este proceso, es juez y parte de la escogencia donde sus trabajadores también representan a los Pueblos Indígenas ,cuando nuestra Constitución y demás leyes indígenas dicen lo contrario. Es importante hacer referencia a  los consejos comunales que ahora son parte de la comunidad como representantes de una instancia del Poder Popular creado por el Proceso revolucionario no pueden sustituir a las autoridades legitimas de nuestros pueblos en la organización y ejecución de la demarcación, y en este sentido el llamado de las Organizaciones Indígenas legítimamente constituidas hacen el llamado a la oportuna rectificación que permita a los Pueblos Indígenas de Venezuela expresar su visión originaria sobre el espacio territorial que le pertenece y pueda presentar también sus propuestas de manejo territorial .

Estamos ante una gran oportunidad de demostrarle a los grandes defensores del Modelo capitalista que el manejo territorial de nuestros Pueblos es totalmente contrario a la dependencia tecnológica que está destruyendo al planeta y que los códigos de la vida comunitaria se oponen a los de la cultura extractivista .Ante la actual amenaza de las nuevas guerras de colonización, donde el agua, el aire, la tierra y todo lo que se pueda comercializar son motivos para invadir y destruir pueblos en cualquier parte del mundo, en Venezuela los pueblos indígenas y el gobierno bolivariano podemos realizar conjuntamente un proyecto colectivo que permita realmente con la Demarcación saber que tenemos , que necesitamos y como queremos nuestro desarrollo.

Finalmente, las organizaciones indígenas y las autoridades tradicionales no son más que una expresión de las diferentes formas que se han organizado nuestros pueblos para defender sus derechos y data desde aquella alianza de guerreros convocada por Guaicaipuro para enfrentar al imperio español, el reconocimiento realizado por nuestro libertador Simón Bolívar y las luchas de las organizaciones indígenas de los años setenta a nuestros días. Hoy la lucha de Sabino Romero por el reconocimiento del territorio y de la justicia indígena es la misma de todos los Pueblos Indígenas del Mundo: Nuestra Madre Tierra .

Gregorio Mirabal-ORPIA/CONIVE-AMAZONAS.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2040 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas