Pildoritas 55 (año 04)

ESCUÁLIDOS DE LOS MEDIOS, OJALA Y NO VAYAN A SUFRIR DE “PIE DIABETICO”.

El reconocimiento que la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) que con medalla de oro le acaba de otorgar al biofármaco cubano HEBERPROT.P un producto inyectable para úlceras de pie, en pacientes diabéticos y que viene a resolver un grave problema a los innumerables seres humanos que padecen “pié diabético”, que como se sabe, generalmente termina en la indeseable amputación, con las consecuencias que ella trae a quienes, lamentablemente han llegado a esos extremos, en esta enfermedad bastante común y que aqueja a un alto porcentaje de la población del planeta, es una noticia maravillosa que por cierto muy pocos medios de comunicación reseñan y todos sabemos que los que no lo hacen es sólo porque el descubrimiento se debe a la ciencia CUBANA. Este comportamiento de la prensa sesgada, tarifada, mentirosa que aquí tenemos, viene a confirmar lo que ya sabemos sobre los medios de comunicación que no solo en Venezuela sino en el resto del mundo, que están en manos de la derecha y que por lo general son brazos del imperio, ocultan a ex profeso cualquier logro tan positivo como éste, por parte de un gobierno socialista y más como el de Cuba que a pesar del implacable bloqueo al que está sometido desde hace más de 50 años, es capas de hacer tan importantes aportes a la humanidad, como éste, que por cierto no es el único y no sólo en el campo de la medicina, sino en el de la educación y muchas otras áreas.

Dios quiera que quienes por los medios viven casi a diario despotricando contra el pueblo cubano, no tengan que terminar buscando desesperados el producto para curarse la enfermedad para la que el mismo, proporciona resultados casi milagrosos.-


FALLAS EN LA COMUNICACIÓN, O: “!NO SE LO DIGAS A NADIE!”

Hoy me dio por escribir sólo de salud y es que con esto de la amenaza que se cierne sobre el país por lo de la gripeA1H1, como tanta gente me apresté a buscar dónde colocarme la vacuna que el gobierno está proporcionándole a los venezolanos. Me pude enterar en la cola, que por cierto en todas partes son kilométricas, encima de que las dosis disponibles se agotan rápidamente, causando la rabia y frustración de quienes madrugan en busca de la protección contra el mal que por cierto nos lanzaron desde el Norte imperial, que hay sitios donde están cobrando hasta 50 bolívares, como en LOCATEL, por colocarla; allí seguramente estarán acudiendo los escuálidos para no mezclarse con la chusma, y no faltó en la cola, a la que acudí, quién llegara a sembrar cizaña contra la Revolución, regando el cuento de que al Táchira solo le habían mandado 20 mil dosis y que no había más, que era otra mentira de Chávez, eso lo decía una vieja escuálida a la que no me contuve y enfrenté, diciéndole que dejara el saboteo y no mintiera tanto y por supuesto dejara el odio que su canal, globovisión le había inyectado, para lo cual lamentablemente aún no se había inventado una vacuna. Algunos me miraron feo, otros me dieron la razón, lo que viene a confirmar cómo es necesario no permanecer callado ante personajes envenenados como la susodicha ciudadana.

Sin embargo hay que reconocer que existen fallas comunicacionales para que la gente esté bien informada, nada le cuesta al MPPS, imitar al SAIME por ejemplo que diariamente informa en qué sitios del país, con su respectiva dirección, se están realizando los operativos de cedulación, igualmente en la prensa escrita y demás medios debería salir esa información en cada estado y ciudad por ciudad, incluso diciendo cuántas dosis se colocarán en cada puesto para así, por lo menos mitigar la congestión en las colas y evitar la calentura de la gente que como aquí, ha causado incluso trifulcas y manifestaciones, con seguridad premeditadamente planificadas por la derecha apátrida, que llegan hasta los extremos de celebrar cada nuevo caso de la enfermedad, cosa que la prensa apátrida se apresta a informar diligentemente.-
Esa información debería, si se decidiese hacer, ser solamente gratuita porque los medios en cuestiones de salud están obligados a informar sin costo alguno para el estado, así que no se entiende cuál es la razón para que la información no se ofrezca de manera expedita y oportuna. Es justo reconocer que la Ministra se ha desvivido en informar, pero resulta que lo hace por los medios del Estado, cuando ello debería, por la prioridad que tiene por tratarse de la salud y la vida, hacerse en cadena nacional, repetida frecuentemente, a fin de que no haya un solo venezolano que ignore la verdad.

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2322 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: