¡¿Un método para chuparse los dedos?!

     La manera como se lleva la discusión y el debate de las cinco líneas estratégicas de acción política, que además sirven para efectuar la reestructuración de las direcciones regionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) ha desencadenado una crítica a cuenta gotas.

      Cuestión que se ha ido acentuando en la medida que el pueblo revolucionario descubre el método de cooptación aplicado para la escogencia de las directivas regionales. A la militancia roja rojita siempre se le habló de debate, discusiones, pluralismo, liberalismo, pero resulta que la definición más elemental planteada en algunos diccionarios sobre este procedimiento de elección, distan mucho  del concepto de democracia participativa y protagónica contemplado en el proceso revolucionario, el cual radica en darle el poder al pueblo.

      La enciclopedia virtual eumed.net, dice textualmente sobre cooptación política “que es un sistema de integración de cuerpos colegiados, según el cual los nuevos miembros a incorporar son elegidos por los miembros que ya están en funciones. También abarca el caso en que los miembros de un organismo colegiado eligen a uno de ellos para ocupar una instancia superior de mando. Los procedimientos formales de cooptación son rechazados por la democracia, porque se prestan para facilitar el mantenimiento en sus cargos de la clase dirigente al margen de la voluntad de las bases, pero en ella sobrevive con frecuencia una cooptación oculta, cuando los dirigentes en funciones aprovechan el poder de sus cargos para influir decisivamente en la elección de los candidatos, aunque luego se cumplan formalmente las normas previstas para tales nombramientos. La cooptación oculta es un claro síntoma de la oligarquización de los equipos dirigentes de las organizaciones”.

      Wikipedia define la cooptación como un sistema de organización por el cual una asociación cualquiera de personas, nombra internamente a sus propios miembros, sin dependencia de criterios externos. 

      Y proporciona los siguientes ejemplos: En el Imperio Romano, durante la época de los Antoninos, los Emperadores elegían a su sucesor en vida, y si no tenían el principio hereditario, legalizaban la situación y lo cooptaban como hijo.

      La Iglesia Católica elige quienes serán sacerdotes por cooptación, a diferencia, por ejemplo, del Hinduismo, donde no son elegidos, sino que se determina su pertenencia por el derecho hereditario de nacimiento.

      En algunos países, los jueces del Poder Judicial son elegidos exclusivamente por el tribunal supremo, sin injerencia de los poderes ejecutivo y legislativo, lo que también representa un caso de cooptación.

      Dentro de las Fuerzas Armadas de la mayor parte de los países, la oficialidad asciende por designación de un oficial de grado superior.

      El fascismo tenía como programa político la organización de un cuerpo colegiado designado por cooptación que representara a los sectores de la sociedad y estos a su vez estaban organizados por el gobierno.

      Tal situación pone sobre el tapete una interesante discusión que hasta ahora se lleva con el mayor respeto y tolerancia en el chavismo y que rechaza la cooptación e inclina la balanza sobre la selección de los candidatos mediante elecciones de base, directas y secretas.

      Pero en una elección de base,  interpretando un poco lo que dicen algunos analistas, ¿quiénes dominan los medios de comunicación? ¿Quiénes son los más conocidos ante la opinión pública? ¿Quiénes tienen el poder? ¿Quiénes tienen los recursos? ¿Quiénes tienen mayor capacidad de logística?, obviamente que el mismo grupito de siempre. La misma gente que el pueblo clama renovar.

      Esos mismos políticos que ya no tienen credibilidad, dada estas ventajas, podrían resultar triunfadores sobre líderes honestos, con verdadero corazón revolucionario, que deben existir en nuestras comunidades, pero que no han tenido la oportunidad de trabajar por el pueblo ni la revolución, porque ese mismo grupito se ha encargado de impedirlo.

      Como se puede deducir, la situación no es fácil mis amigos lectores, lo que sí parece seguro en torno de este aspecto es que el pueblo revolucionario no está dispuesto se calarse el dedo político y menos de cara a un proceso eleccionario en las que aún falta escoger candidatos a las alcaldías y gobernaciones. He allí la discusión generada tras la aplicación del método de cooptación en el mismo seno de la población chavista.

albemor60@hotmail.com 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1359 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a120446.htmlCd0NV CAC = Y co = US