La venganza de los endiosados burócratas

Quien me conoce y sigue mis artículos publicados por varios medios (VEA, Aporrea.org, Rebelion.org y el Correo del Orinoco) sabe que he mantenido, por mucho tiempo, años, una posición firme de denuncia sobre las desviaciones en la que incurren algunos burócratas del Estado que contravienen las ideas y líneas del Comandante Chávez. La critica directa sin maquillaje, pero constructiva, ha caracterizado a mis artículos, como también la idea sobre la necesidad vital de trascender al Estado burgués. En lo personal he tenido que enfrentar políticamente, en varias oportunidades, a los Quintas Columnas quienes me han jurado venganza.

Hoy el arrogante burócrata ha decidido tocar a mis puertas para cobrar mi atrevimiento. Con mucho gusto he recibido su factura advirtiéndole que no tomare su déspota actitud de forma personal pero le responderé; será tratado como merece ser tratado el enemigo de la Clase Obrera.

Esperaba impaciente el reconocimiento por mis críticas y defensa que he asumido de algunos trabajadores que han sido injusta e ilegalmente perseguidos. A través de este artículo hago público el conflicto que desarrollo con esa misma canalla degenerada y endiosada por las prerrogativas del poder y los privilegios del Estado burgués, a la que acuso de contrarrevolucionaria. Los burócratas del Estado, o mejor dicho -y para no generalizar- la pequeña burguesía parásita, que se incuba dentro del Estado burgués aun existente, ha decidido enfrentarme por haberla identificado por sus prácticas como peligrosos enemigos de la revolución. A lo sumo, seguramente perderé mi trabajo. Eso no me es importante. Soy un revolucionario y como tal lo enfrento. Mis principios y valores están siempre por delante. La miseria humana la señalo sin vacilación, ¡Cueste lo que cueste!

Lo peligroso, o mejor dicho, lo que debe desatar la preocupación de todos los revolucionarios comprometidos con los ideales socialistas es el accionar de esa misma burocracia en decadencia, quien pretende destruir las bases de la Revolución Bolivariana.

Las bases que mantienen firme a nuestra revolución y nutren el liderazgo del camarada Chávez son las ideas, ética, valores, principios y moral que inspira y moviliza al sujeto mismo de la revolución: la Clase Obrera.

Cuando se resquebrajan sus bases, la revolución peligra. El Estado burgués reproduce en los burócratas la conducta y antivalores que los caracteriza. Los burócratas envilecidos por el poder y los privilegios de la estructura jerárquica, despótica y clasista del Estado burgués luchan por suprimir la democracia proletaria promovida por la Revolución Bolivariana.

Insisto: no descubro el agua tibia cuando advierto que el Estado burgués reproduce la conciencia burguesa en sus burócratas; su propia naturaleza y lógica déspota y corruptora se reproducen en ellos. Marx fue contundente cuando dijo que “no es la conciencia del hombre la que determina su ser social, si no a la inversa, el ser social forma la conciencia”.

La tarea de la revolución; del partido de la revolución (PSUV); de la verdadera vanguardia revolucionaria es trascender al Estado burgués. Eso significa transformarlo de pies a cabeza. Romper su estructura jerárquica, antidemocrática, clasista y corruptora. Esto no significa promover la anarquía dentro de las instituciones y empresas del Estado, sino todo lo contrario, significa promover la democracia proletaria revolucionaria.

El burócrata teme a la democracia proletaria porque entiende que con ésta perdería todo el poder que concentra y los privilegios que le ofrece el Estado burgués. Ellos intentarán siempre frenar todos los avances de la Clase Obrera con maniobras disuasivas. Dentro de las instituciones del Estado se reedita también la lucha de clases. Los burócratas se erigen como una nueva casta que hoy se decide a enfrentar a la Clase Obrera y al líder de la revolución. La experiencia soviética nos recuerda su poder destructivo y desmovilizador.

¿Por qué la clase obrera rusa no defendió su revolución soviética cuando los Quinta Columna la desintegraron en 1991? Porque la casta burocrática que también se había adueñado del partido comunista de la Unión Soviética se encargo de destruir su conciencia de clase.

basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2430 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: