Nunca antes la oposición había tenido mayor libertad

La oposición condena represión en Libia y silencia la masacre del 27-F

Los jóvenes que actualmente manifiestan defendiendo las banderas de la oposición en Venezuela y hacen huelga de hambre para pedir la libertad de presos por acciones criminales contra civiles, quizás desconocen o no se han molestado en investigar, que en la cuarta república de la cual ellos sienten “nostalgia” sin realmente haberla conocido, participar en el movimiento estudiantil era visto como algo marginal, bochornoso, signo de desadaptación y quienes ellos ahora defienden, veía con desden y rechazo toda participación en la política que ahora los jóvenes opositores disfrutan pero no reconocen como un logro precisamente de este proceso bolivariano.

Por la décima parte de las acciones que ellos han emprendido desde las guarimbas, huelgas de hambre, hasta la quema de los pobres Chaguaramos, marchas y contramarchas, miles de nuestros jóvenes eran apresados, torturados, vejados, asesinados, desaparecidos en el pasado. Eso de que el Ministro del Interior dialogara con huelguistas de hambre, por favor, algo imposible de ver en la cuarta a la cual ellos quisieran regresar y los medios de comunicación opositores embellecen para engañar a estos jóvenes. O tener un canal de televisión dedicado permanentemente a propagar nuestras acciones, por favor, inconcebible.

Ver a los diputados opositores manifestándose libremente en la Asamblea Nacional, mintiendo descaradamente, vertiendo todo su odio contra el Presidente de la República, quedándose sentados cuando suena el himno nacional y al mismo tiempo vociferar por una libertad que gozan con creces, resulta vergonzoso por la hipocresía que ello conlleva. No pueden esconder sus apetencias de poder para el 2012.

Menos María Corina, mostrando los días que faltan para que Chávez se vaya y pidiendo que le devuelvan la espada de Bolívar, cuando no tuvo el coraje de condenar a Carmona cuando eliminó todos los poderes públicos, y encima tiene la cachaza de decir que fue a verlo cuando “ya todo se había acabado” para acompañar a su mamá a visitar a este dictador de facto. Es inconcebible una declaración en este sentido para alguien que aspira a ser presidente de un país estratégico como el nuestro en el orden internacional.

Qué interesante sería que así como corren a condenar la represión que el gobierno Libio hace contra sus opositores, lo hicieran también contra la masacre que el gobierno de Carlos Andrés Pérez hizo contra el pueblo de Caracas y Guarenas cuando salió a las calles a manifestarse frente a las políticas neoliberales. No. Al contrario lo justifican diciendo que razones de estado lo exigían. El doble rasero de siempre.


sathya954@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1350 veces.



Carmen Cecilia Lara

Profesora de comunicación social de la UBV

 sathya954@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Cecilia Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: