La especulación y el acaparamiento


Por enésima vez hago este comentario, cosa que para nada es un secreto en toda Venezuela. Aquí en nuestro país, tierra de gracia, la inflación lleva implícita un altísimo contenido especulativo, pero altísimo y a uno no le queda otra que responsabilizar directamente al gobierno e incluso a la Asamblea Nacional.

Ayer noche, en el programa "La Hojilla" pudimos observar las denuncias hechas por Mario Silva y Jorge Amorín acerca de lo que está sucediendo con el aumento indiscriminado y sin justificación del saco de cemento por parte de todas las ferreterias, acompañado incluso en algunos casos con otros ingredientes, que si no compras otras cosas no te lo venden o que si compras más de lo permitido por ellos por supuesto, te lo venden aún más caro, etc. En un programa pasado, escuchamos a la diputada Iris Varela hablar de la necesidad de volver al PVP, que para quien no lo sepa o no lo recuerde quiere decir "Precio de Venta al Público", algo que desde mi punto de vista tampoco es la solución.

Lo cierto de todo es que, la especulación sigue tan campante por una sencilla razón: los comerciantes hacen lo que les da la gana porque no existen sanciones ejemplarizantes a las cuáles ellos teman, porque lamentablemente, tienen que existir sanciones a las cuales ellos realmente respeten.

Eso de multarlos o cerrarles el negocio por tres días, no les hace mella porque ellos a la larga o mejor dicho a la corta se recuperan con mucha rapidez de esas medidas y como si nada. Hace muchos años se crearon en Venezuela ciertas figuras que han contribuido en gran medida a la especulación que son "La Canasta Básica", "Los Artículos de Primera Necesidad", "Los Productos Regulados", etc., etc. Estas figuras han traido consigo una serie de aberraciones en el sentido de que los comerciantes, a través de todo ese tiempo en el cuál se han utilizado esos términos, aquellos productos que no están ubicados dentro de esos parámetros de regulación son vendidos al precio que a ellos más les conviene y hoy en día con más razón porque contribuyen a desestabilizar la economía y por ende al gobierno.

¿Por qué responsabilizo directamente al gobierno y a la Asamblea Nacional por la especulación salvaje que se practica en el país?, por una razón muy sencilla: el gobierno los deja hacer a los especuladores y no puede ser que él mismo se enfrasque en una competencia estéril con los privados, porque aunque hay que reconocer el esfuerzo titánico que hace a través de MERCAL, PEDEVAL, MERCADOS BICENTENARIOS, el gobierno no está en capacidad de comercializar todos los productos que existen a menos que, expropie todos los comercios y medios de producción que existen, que no creo que sea esa la idea.

El Libertador hablaba de LEYES INEXORABLES, que no son otra cosa que LEYES IMPLACABLES. La Asamblea Nacional pasada perdíó una grandísima oportunidad de acabar con la especulación, ¿Cómo?, promulgando leyes punitivas antiespeculación.

Leyes que consideraran "La especulación" como un delito y a los especuladores como delincuentes y como tales tratarlos. A un especulador, usted le cierra el negocio por tres días y sabroso, aprovecha y se va para la playa, le pone una multa y en menos de una semana se recupera porque va a seguir especulando, pero si usted le cierra el negocio o se lo expropia y lo pone preso por unos dos años por lo menos, olvídese de que ese vgabundo va a volver a caer en esas prácticas, es decir, aquí lo que hay que hacer es propinar castigos ejemplarizantes para acabar de una vez por todas con tanta vagabunderia.

Para finalizar, hay que acabar de una vez por todas con esas figuras de "Productos de la Canasta Básica", "Productos de Primera Necesidad", etc., establecer a través de Leyes Inexorables, márgenes de ganacias razonables, además del control de precios de absolutamente todos los productos, incluyendo el whisky.

arnomartinez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Arno Rafael Martinez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: