¡Volvamos a Zamora!

En estos tiempos las consignas de Ezequiel Zamora se encuentran más vigentes que nunca. Ahora que las lluvias han dejado en la zona del sur del lago descubierto todo el atraso, miseria y explotación en que viven muchos de sus habitantes, que son hermanos nuestros y debemos recordar aquel grito de guerra que enarbolo el héroe campesino en aquellos tiempos de la Guerra Federal:

“Elección Popular, Horror a la Oligarquía, Tierras y Hombres Libres”.

Cuando se refirió a elección popular, Zamora acotaba la necesidad de que pudiera votar todo el pueblo y no solamente los dueños de las tierras como era obligatorio en esa época. Ahora en estos tiempos debemos votar con conciencia social y con sentido de clase apoyando a los que nos ayudan y no a las corrientes de la derecha que ni antes ni ahora defenderán los intereses de las mayorías ni del pueblo.

Un claro repudio a la oligarquía que sumergió a este país a décadas de atraso, miseria y represión, cosa que nunca debemos de olvidar y lo que si debemos estar concientes es como perderíamos todas las ventajas que hemos obtenido en estos 11 años de Revolución si ellos volvieran.

Tierras y hombres libres es la gran consigna en donde debemos armar, lanza en ristre y rodilla en tierra, para la construcción de la Patria que Bolívar y Zamora soñaron.

No seamos defensores de las rapiñas de la oligarquía que se han robado terrenos del Estado Venezolano para el beneficio de muy pocos y la explotación de muchos.

Para nadie es un secreto la casi esclavitud en que viven muchos de los habitantes del campo venezolano amenazados y asesinados por terratenientes ladrones que se han aprovechado de los medios de producción que deben estar en manos del pueblo.

Nuestra meta debe ser continuar con la liberación del hombre explotado por el hombre que a pesar del decreto de abolición de la esclavitud en 1854 continúan en situación igual o peor que en esos siglos pasados.

Sepamos que en esas tierras intervenidas y expropiadas no son propiedad de los terratenientes que no han podido probar su legalidad sino tierras del Estado venezolano que deben estar al servicio del pueblo como en aquel decreto del General de los Hombres Libres en Barinas donde aplicaba que la tierra es para el uso común de cada pueblo, villa, caserío o ciudad y la obligación de que los amos de los hatos donen 10 vacas paridas para que desde terrenos comunes, en manos del pueblo, se obtenga leche gratuita para los hogares más pobres.

Ya basta de que en muchas haciendas se pague a los empleados con fichas como muchas veces se ha denunciado.

En estos tiempos de Revolución contamos con unas Fuerzas Armadas del pueblo que no es otra cosa que el Poder Popular en armas defendiendo sus derechos.

Enarbolemos las banderas que Bolívar y Zamora empuñaron ya que tenemos la obligación de ganar ya que la propiedad es un robo cunado no es consecuencia del trabajo.


elcaminante49@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1452 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: