El regreso de CAP

Como quiera que la semana pasada escribimos sobre un guáramo que terminó convirtiéndose en guarapo, antes de que el artículo saliera de imprenta vuelto caliche sin haber visto la luz, les advertimos a nuestros lectores que cuando redactamos este, aún las dos familias de Carlos Andrés Pérez no se habían puesto de acuerdo sobre si traer al país sus restos o sepultarlos en el paraíso americano "hasta que caiga esta dictadura".

No vamos a poner aquí frases manidas como que descanse en paz y cosas por el estilo, simplemente porque no somos hipócritas. El único asomo de respeto por su muerte que se me ocurre expresar es el que se merece cualquier pariente a quien se le ha ido alguien querido. Me vienen a la memoria, de paso, centenares de dolientes que el difunto dejó en vida. Pero ese es otro asunto.

Lo que llama nuestra atención, luego de haber visto la variopinta representación opositora en la recién estrenada Asamblea Nacional, es lo que harán ellos en el supuesto de que la familia Pérez Rodríguez se salga con la suya y gane la pelea judicial por la repatriación de los restos. No dudamos que su familia venezolana tenga derecho a darle a su padre la sepultura que ellos creen que merecía. Pero nos preguntamos: ¿cuántos de los nuevos diputados se darán cita en el velorio de quien, según la mayoría de ellos, es el culpable de que Chávez esté en el poder? Ciertamente, la ruina en que sumieron al país adecos y copeyanos generó justamente el caldo de cultivo para que naciera el chavismo, y se mantenga en el poder, con abrumadora ventaja con relación a los mini-partidos que se le oponen.

Probablemente, Primero Justicia se haga presente. También ellos le deben su existencia a CAP. Crecieron en el desbarajuste de la debacle partidista producida en 1998, por lo que deben estarle agradecidos. Pero ¿qué sentirán en su fuero interior, ese que no revelan ante las cámaras, los miles de venezolanos que nunca habían asistido a una marcha y que, por culpa de CAP, han dejado suelas de zapatos en las calles manifestando contra esta plaga "comunista" que nos dejó como herencia? Creo que sería una buena prueba de sinceridad. Tal vez terminen con su consigna de siempre: "Con mis ladrones no te metas".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1977 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor