Parte I

Pensamiento revolucionario de Simón Bolívar

Justamente, cuando en Venezuela se vive un proceso revolucionario - enaltecido por la Doctrina de nuestro Libertador Simón Bolívar, que nos debe conducir a la verdadera independencia política, social, económica y cultural,  enmarcada dentro del contexto de ese pensamiento socializador,  que nos lega  la heroica lucha de nuestros libertadores por la liberación de la humanidad - la esencia  del pueblo venezolano y latinoamericano ha emergido sobre el máximo sentido patriótico antiimperialista como un sentimiento integrador de  La Patria Grande, que lidera acertadamente el Comandante Chávez.

      El sentido del pensamiento independentista bolivariano es un punto de apoyo y avance fundamental para comprender los diferentes sistemas de opresión que nos han dominado atraves de los gobiernos al servicio de las potencias imperialistas, fundamentalmente del imperio estadounidense, por lo que, poner en práctica el ideal  bolivariano en función de los intereses sublimes del pueblo, es expresar su esencia previsora y redentora que nos conduce a la independencia, la libertad y la unidad latinoamericana, lo cual fue el sueño más grande del Libertador Simón Bolívar, que hoy debe ser nuestro objetivo inmediato; hacerlo realidad, para el progreso y desarrollo armónico de nuestro pueblo.

      El análisis del pensamiento de Bolívar nos conduce a comprender, que es la herramienta elemental para la liberación definitiva de los pueblos latinoamericanos, ya que representa una expresión formada al calor de los magnos principios éticos y morales que el Libertador fue construyendo en cada una de sus experiencias, que en los diferentes conflictos y escenarios pudo enfrentar dentro de la realidad continental, que hoy se perfila como una inminente solución  a los gravísimos males causados por el capitalismo salvaje que avasalla a los pueblos más pobres del mundo, expoliando sus riquezas y alienando sus culturas.

      Hoy más que nunca este pensamiento libertario y humanista, representa para los venezolanos y latinoamericanos el verdadero estandarte, de la liberación de los explotados y oprimidos y, la dignidad de los pueblos, que debemos enarbolar y hacer tremolar  con orgullo y abnegación sublime, en los aires del ambiente de la revolución que nos conduce hacia el socialismo, en la que el pueblo ha sido protagonista y que debe seguir protagonizando con patriótico sentimiento hasta lograr la victoria final.

      En cuanto a las ideas que configuran el pensamiento político de Bolívar, estas estuvieron contextualizadas por el influjo del pensamiento doctrinario del gran Maestro don Simón Rodríguez, quien se había nutrido del iluminismo, el enciclopedismo y el empirismo del filósofo y pedagogo inglés, John Locke, al igual que de los principios básicos de la Revolución Francesa, fundamentadas en la observación científica y el estrecho vínculo con la naturaleza y la sociedad.

      Los textos que más influyeron en la formación del pensamiento político del joven Bolívar, bajo la conducción de su maestro, fueron: “Emilio”, “El Contrato social” y “La Declaración de los Derechos del Hombre y El Ciudadano”, del escritor francés Jean Jacques Rousseau y las obras de la literatura clásica griega, como “Vidas Paralelas” de Plutarco. Estos estudios influyeron en la consciencia de Bolívar para  las ideas independentistas y republicanas, y hoy cuando América Latina se abre a la nueva historia, en condiciones comparables a la época colonial, donde los intereses hegemónicos del imperialismo yanqui se perfilan  como el factor de opresión y dominio, aun más exagerados   que el de la España de la época de la colonia,  pero ahora el pensamiento bolivariano se palpa más fresco y vigente, constituyendo una apremiante necesidad de estudio y profundización en la práctica, para el logro de un mundo libre y soberano, como debe ser la América grande de Bolívar y Miranda, que hoy es la nuestra.

      Es de considerar que en tiempos de revolución, es imposible desconocer el espíritu integracionista de Simón Bolívar, que en su contexto liberador, humanista e integrador de los pueblos latinoamericanos, explotados y oprimidos por el Imperio Español, en aquel tiempo, y hoy, en franca lucha por deshacernos de las garras imperiales de los jerarcas  del gobierno Norteamericano, promotor empecinado del capitalismo salvaje, que ha impuesto el colonialismo neoliberal donde se expresa la barbarie, el saqueo, la muerte, la destrucción, el hambre y la miseria, en el mundo a través de cruentas guerras, que fomenta el Imperio.

      En cuanto a la lucha de Bolívar, en contra de las divisiones intestinas, producto de las pretensiones oligárquicas, para destruir la esencia real de la conquista de la libertad y la independencia de los pueblos americanos, Bolívar sentencia:  “Nuestra división y no las armas españolas nos tornó a la esclavitud ...”, pues la unidad para Bolívar se explaya desde lo que tiene que ver con lo seres humanos, las ciudades, los esfuerzos  para la lucha patriótica, hasta vincularla con los países en la búsqueda de una unidad superior, para fortalecer la independencia y la libertad. Bolívar en Inglaterra el 15 de septiembre de 1810, cuando se encontraba cumpliendo la conocida misión diplomática en Londres, con  López Méndez y Andrés Bello, escribe un artículo en el Morning Chronicle, donde explica de por qué, los pueblos dominados por el poder español en América estaban en el derecho de sacudirse de tan odiosa dictadura que duraba tres siglos, y al final escribe: “…invitar a todos los  pueblos de América a que se unan en una confederación”.

      Es tan significativo analizar, cómo Bolívar en fecha tan temprana, como el año 1819, y cuando el proceso independentista apenas comenzaba a tomar forma, ya invocaba en este artículo la unión de América. Así vemos cómo en los primeros días del mes de junio de 1811, antes del 5 de julio, el futuro Libertador de América ejercita su brillantez oratoria, al pronunciar su primer discurso, en el seno de la Junta Patriótica, donde hizo relucir términos como unidad, libertad, e independencia, como elementos fundamentales en la futura, larga y fructífera lucha, que a pesar de sus dificultades Bolívar desarrolló, para el bien de los pueblos bajo el dominio esclavista de los españoles en América, haciendo un sincero llamado a “poner sin temor la piedra fundamental de la libertad sudamericana”, lucha que aún hoy nos toca asumir ya que está tan vigente  como en el 1811. 

reinaldoch@yahoo.es

Santa Inés, Estado Lara,  18/12/2010 

(*) Activador de la Misión Cultura, Equipo “MOROTURAYE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 21533 veces.



Reinaldo Chirinos (*)

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Chirinos

Reinaldo Chirinos

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a114274.htmlCd0NV CAC = Y co = US