Mi querido y viejo Metro de Caracas.-

Pildoritas 206 (año 03)

Soy provinciano, gocho para más señas y como tal bien alejado de la capital, en mi época de estudiante, unos años en Caracas, utilicé bastantes veces el metro, me sentía como en al gloria cada vez que lo hacía, y como en otro mundo, al ver la diferencia con todo lo que desde la locura de la capital rodeaba, a ese enorme gusano que en Caracas demostraba ser una gran solución para contribuir al ya para la época, congestionado tráfico capitalino.

Han trascurrido muchos años desde esps días  y ya el metro como que va camino a ser una buseta más de las tantas que pululan por las  calles y avenidas  de la gran urbe en una lentitud como de entierro, como de nunca llegar.

El metro dolorosamente, emblemático por su características y bien ganada fama, como que llega a sus años de declinación vital, está achacoso, ha perdido parte de su grande y largo cuerpo, y pareciera que nadie se dio cuenta a tiempo, de que estaba dando señales de desfallecer en su otrora altivo y grácil transitar cargado de caras alegres y satisfechas por estar dentro del vientre del enorme gusano de metal.

Recuerdo mi vivencia cuando compartí, con caras desconocidas la satisfactoria experiencia  de trasladarme de manera eficiente y veloz de un punto a otro de la gran ciudad, que ahora cuando leo lo que le sucede al querido gusano, siento nostalgia, dolor, rabia y muchos sentimientos encontrados, porque no es justo que haya sido tan mal tratado que pareciera estar a punto de llegar al final de su vida útil.

No hay manera de entender las causas, las explicaciones no convencen, y como siempre los enemigos de la Revolución no desaprovechan, para despotricar contra el presidente, que por cierto está cumpliendo con una actividad que como las anteriores que ha realizado en el exterior, nos van a proporcionar dividendos para todos.

¿Tendrá que ser él, quien como en casi todo, venga a darle solución a este problema y reviva al metro? Seguro que sí, pero además decirle al pueblo la verdad sin comerse una letra, de lo que dentro se mueve, de cuanto de sabotaje tiene que haber, de qué es lo que ha operado para que el gran transportador de la comarca se venga a  menos.

Mientras la canalla se frota las manos de placer, porque tiene un flanco por donde clavar el aguijón de su maldad.

Pero así como un día, el Presidente en uno de sus discursos ante el Parlamento dijo, palabras más palabras menos; “las crisis a veces son convenientes porque nos dan la oportunidad de atacar sus orígenes, y resolverlas” y mire que lo ha probado, y mire que a sabido triunfar ante las dificultades, reales o artificialmente creadas. Una revolución no se amilana ni cuelga la toalla ante los obstáculos, precisamente por serlo, es en esencia capas de conseguir salidas a veces heroicas y Chávez sabe hacerlo muy bien, Ya lo veremos.

CUCARACHAS Y RATONES COMENSALES DE HONOR EN EL COMEDOR ESTUDIANTIL DE LA ULA-TACHIRA

Los diarios, los noticieros de TV. Regionales y de radio registran la paralización temporal de los servicios de comedor en el Núcleo del la ULA en San Cristóbal, la razón; medida de presión porque según los declarantes no hay presupuesto.

En principio al leer el título de la noticia, se piensa que la paralización era para realizar la fumigación y exterminación  de ratas y cucarachas que ya se han convertido en comensales asiduas y que se dan el tupé de pasearse por los bordes de las paredes y alrededor de las instalaciones de la cocina aun en plena actividad, mientras los beneficiarios almuerzan haciendo esfuerzos, a veces  para no vomitar y en muchas ocasiones prefiriendo dejar su comida, no solo por la presencia de los roedores y las blatodeas sino  porque la calidad de los alimentos es pésima, incluso a veces en mal estado, y con consecuencias dañinas para quienes los ingieren; casos de intoxicación  se han presentado con frecuencia que han tenido que ir a parar al Hospital del Seguro, allá están los registros.

No valen protestas, quienes las hacen son los revolucionarios y algunos de los que se sienten agredidos por la mala calidad del servicio y por el abuso del contratista que tiene a su cargo el comedor quien se da el lujo de regañar a los estudiantes desde su puesto de observación en el que permanece con su mujer con cara de generales prusianos.

Todo reclamo se cae porque inexplicablemente los defensores de este foco de corrupción son los dirigentes del Centro de Estudiantes plagado de gente de la derecha quienes junto con la autoridades a cuya cabeza está el vicerrector, no permiten que se toque ni con el pétalo de una rosa a los beneficiarios del millonario contrato.

Por otro lado las autoridades sanitarias, que si intervinieran lo clausurarían por su condición de representar un atentado para la salud y la vida, no lo hacen, en virtud de la mal entendida autonomía que la contrarrevolución ha implantado en las Universidades que dominan.

Este detallito aquí en el Táchira que me imagino se repite en otras  sedes universitarias, es deprimente y humillante para quienes por sus condiciones de carencia de recursos tienen que someterse a alimentarse incluso peor que lo no humanos y rodeados de éstos, representados por cucarachas y ratones que son los invitados de honor.-

Ahora bien cómo es eso de que se paraliza el comedor por falta de recursos, si bien fue publico y notorio en el país  que los recursos para que el servicio se prestara  llegaron en septiembre y en ese mes y hasta el lunes anterior de octubre solo hubo clases para Comunicación Social, especialidad ésta en la que los beneficiarios de comedor son pocos, entonces  cabe la pregunta ¿por qué  se paraliza el comedor aduciendo falta de dinero si bien pudieron abrirlo con lo que no se gastó en las otras especialidades distintas a comunicación social?. ¿Dónde están esos reales?. Serán los que gastaron, violando la Ley, para mandar los grupos de choque que dieron el deprimente espectáculo a las puertas del Ministerio de educación Universitaria en la Capital?..

Lo que en verdad sucede es que con la estrategia  de diálogo instrumentada por el gobierno y la cancelación de deudas a todo el personal, e inyección de recursos, entre ellos y en cantidades apreciables, para beneficios estudiantiles como el comedor, han quedado desarmados los violentos y quieren inventar cuestiones como la del comedor para buscar la manera de calentar la calle, volver a quemar carros, y destruir lo que encuentran a su paso, incluso algo que tienen entre ceja y ceja: UN MUERTO.-

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: