Apuntes para el debate

El relanzamiento de las 3 R

Una vez culminado el proceso electoral del 26 S, y leídos, discutidos muchos análisis, valorando e interpretando lo sucedido, no podemos dejar de concluir que hemos demostrado, un alto grado de civismo y comportamiento democrático, y sobre todo, seguimos consolidando una democracia fuerte, arraigada como cultura política ciudadana, acompañada de un sistema e institucionalidad electoral que brinda sólidas garantías de efectividad y confianza.

De igual forma, se abre la puerta para un escenario político para el que debemos estar preparados en todos los terrenos. La sólida victoria electoral obtenida por las fuerzas socialistas, no debe ser entendida como el extremo de un triunfalismo donde no se haga la autocrítica y se analicen algunas derrotas circuitales y estadales y sus posibles causas, tampoco vale la pena ponerse a tratar de contrarrestar la matriz de opinión de la derecha de que hemos sufrido una derrota.

Es fundamental, como lo señala el Presidente, analizar científicamente los elementos y factores causales de algunos de los reveses electorales que hemos tenido en algunos circuitos electorales, municipios y estados. De igual forma, estudiar con rigor científico, los elementos y factores que han incidido en una baja votación, victorias cerradas y aumento de la votación opositora en los sectores populares, porque de dicho análisis y estudio, podremos determinar y establecer el rumbo a seguir, hacer las rectificaciones y seguir avanzando en la construcción de una sociedad socialista.

En este sentido, y para poder avanzar en este momento histórico es oportuno el Relanzamiento de las Tres (03) R, (Ó como lo anunció el Presidente recientemente: las Tres R2. Es decir, Revisar, rectificar y reimpulsar, acompañado de la Recuperación, la Redemocratización y la Repolitización).

Y cuando el presidente señala este aspecto, lo hace partiendo de la tesis de derrumbar el viejo y caduco modelo institucional que sigue vigente  y crear la nueva institucionalidad del Estado. Es fundamental la revisión exhaustiva de la gestión gubernamental, es necesario que los ministros se pongan al frente de la supervisión directa de los órganos y dependencias que le son de su competencia, trabajar con equipos sólidos de trabajo que permita hacer los cambios de timón en distintos organismos que no funcionan, escuchar y sentarse al lado de los trabajadores, conocer de primera fuente sus necesidades, trazarse un plan de acción consecuente con la idea suprema de hacer mucho más eficiente y eficaz la acción gubernamental en todos los niveles. Y no seguir perdiendo el tiempo, o señalar que no se hacen los cambios porque aunque el asunto es importante, no es prioritario, pues existen otros asuntos que merecen su atención. Esa es la típica respuesta que reciben las denuncias y sugerencias de hacer los cambios dentro de las instituciones, que son dirigidas por burócratas, sectaristas y estalinistas.

A nivel de los órganos de gobiernos regionales y locales, sucede la misma cuestión, es fundamental, revisar a profundidad los mecanismos de cooperación entre estos, los mecanismos de articulación de las políticas, planes y proyectos, que sin duda alguna encuentran fallas en su ejecución y por ende no logran impactar en un mejoramiento de los niveles de calidad de vida de los ciudadanos. Pero de igual forma, hay que revisar las estructuras internas de sus organizaciones, ya que seguimos poniendo al frente a los menos capaces, que por mucho voluntarismo político pero sin visión estratégica y técnicas gerenciales adecuadas, fracasan estrepitosamente, generando malestar y descontento en los ciudadanos.

Por otra parte, está el rol del partido socialista. Debemos hacer una revisión interna y establecer los mecanismos de autocrítica para ver donde están las fallas. No se puede seguir navegando sin rumbo claro, y se debe dejar a un lado la política sectaria de grupúsculos que burocratizan la toma de decisiones, y lo que es peor, colocan como cuadros dirigentes y como candidatos a sus más cercanos amigos, que en nada se conectan con las bases populares y mucho menos velan por los intereses colectivos.

Es fundamental establecer un mecanismo de formación política, de formación ideológica de los cuadros, y la idea de la Escuela Superior de Política, establecida por el Presidente es una aspecto esencial, pero no puede quedarse sólo en la mera idea e impulsada por un solo hombre (Héctor Navarro). Esta Escuela debe institucionalizarse en cada municipio, en cada estado, en cada región del país, y no debe depender del vaivén de los dirigentes que estén al frente del partido en tal o cual municipio o región. La Escuela Superior de Política debe estar por encima de las personalidades que hoy ocupan los cargos dirigentes del partido, deben estar desligados de las directrices que emanen de un gobernador o alcalde. La idea es institucionalizar la escuela.

Pero con la escuela superior de política del partido basta?, hay que hacer un esfuerzo, para dotar a nuestros cuadros de las herramientas fundamentales de la gerencia pública, es necesario la profesionalización de los cuadros, a fin de que puedan garantizar hacer una buena gestión, hacer el “buen gobierno”, cuando ocupen cualquier cargo de responsabilidad.

Son otros retos mayores que tiene el proyecto revolucionario, pero las instituciones del Estado deben dar una batalla para transformarse a sí misma y transformar la sociedad, junto al poder popular, elevando su nivel de conciencia y formación, gobernando como un solo cuerpo, luchando profundamente contra las desigualdades, contra la corrupción, el clientelismo rojo rojito, contra el burocratismo cada vez más fortalecido en las estructuras vigentes de la administración pública, a fin de garantizar la trasparencia, la eficiencia, la igualdad, las oportunidades, la eficacia, y garantizar de esta forma un gobierno capaz de dar respuestas a tantos problemas sociales. 

Politólogo
josermendoza@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2159 veces.



José Rafael Mendoza Márquez*

Politólogo Venezolano. (Universidad de los Andes) Magister en Administración Pública (Instituto Universitario Ortega y Gasset - Madrid). Especialista en Análisis y Evaluación de Políticas y Servicios Públicos (Instituto Goberna - Madrid). Doctorando en Gobierno y Administración (IUOG-Madrid). Docente e Investigador Universitario (Escuela Nacional de Administración y Hacienda Pública; Escuela Venezolana de Planificación y Universidad Bolivariana de Venezuela). Analista y Consultor Político.
Blog: http://observatoriopoliticovenezolano.blogspot.com/

 josermendoza@hotmail.com

Visite el perfil de José Rafael Mendoza Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109453.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO