Debate

Literatura antichavista

La inclinación editorial de Debates indica que su principal línea maestra es el cuestionamiento a ultranza de Chávez y todo su gobierno. Por supuesto que hay que reconocer que los libros son bien logrados. Que tienen calidad de impresión y una alta dosis de buen castellano. Pero aunque sus autores traten de ocultar inteligentemente, su fobia chavista, valiéndose de exquisiteces lingüísticas, “por más que se tongoneen siempre se les ve el bojote”. Confieso que al principio compre varios libros de esa editorial; pero cuando denoté su piquete político, me olvide de esa mapanare.

De manera pues que viendo la gran inversión en esa editorial antichavista no es de extrañar que sea cierto ese rumor que se cuela tras bastidores, sobre la creación de un nuevo canal de televisión enmarcada en la misma corriente de Debates.

En las obras que ha publicado Debates ni una sola reconoce el liderazgo del Presidente Chávez. Para quienes escriben en esa transnacional de la literatura, Chávez es un dictador, un terrorista y un narcotraficante. Lo mismo que para los asiduos prologuistas de sus textos.

Chávez. A decir verdad ha resultado un filón para los escritores antichavistas. Lo malo es que éstos por su odio a Chávez no han llegado a escribir una sola obra que cuente la verdad de las cosas. No importa. De eso se encargará la historia.

Los escuálidos que escriben sobre Chávez niegan su liderazgo y su obra. Por ese odio exacerbado que les carcome el cerebro nunca le han querido reconocer que es un líder que ha impulsado la lucha reivindicativa de los pueblos oprimidos. Un hombre que ya se ganó su lugar en la Historia. Un hombre que hizo de su apellido una marca de fábrica en Europa y en todo el resto del planeta. O es qué, señores literatos antichavistas, no se han dado cuenta el interés que despierta en los medios cada vez que hace su aparición en el Viejo Continente, en Asía y en los país árabes. Y hasta en el mismo Harlem cuando visitó a los negros del Bronx que les había obsequiado full oíl para que encendieran sus estufas y no se murieran congelados.

Por cierto. Me causa risa cuando leo en los textos de Debates a esos de quienes dicen los críticos occidentales son unos “vergatiesas en comunicación y psicología de masas, vueltos un ocho tratando de explicar de manera científica el discurso del Presidente Chávez, al que han llegado a calificar de Encantador de serpientes y flautista de Hamelin. Cuando lo que ocurre simplemente es que el Presidente habla como habla el pueblo, que le soluciona al pueblo lo que el pueblo quiere que le solucionen. Que lo que pasa es que Chávez habla de manera sencilla, sin falsas posturas ni gesticulaciones estúpidas. No engola ni imposta la voz. Su tono es natural, sin matices. A veces habla como un llanero. Otras como un pescador y otras como latinoamericano. Chávez es pueblo. Eso es todo. “Señores de Debates no se estrujen tanto el coco tratando de explicar el punch del discurso de Chávez. Dense cuenta que lo que ocurre es que Chávez y pueblo son la misma cosa”. Asimismo señores sabelotodo del escualidismo anoten en su libreta que la sincronización del verbo y la acción en el discurso del Comandante van de la mano. O mejor dicho: Chávez cumple lo que dice.

El liderazgo de Chávez es tan real y tan contundente que la misma existencia de Debates es una de las tantas demostraciones de ello. Como también lo son las siete bases gringas en Colombia, el despliegue militar de Gringolandia en Costa Rica, el ataque despiadado de la Canalla Mediática, el magnicidio y la emboscada que urde El Imperio, ayudado por el caradura de Uribe, en contra de nuestro país.

TINTERO

Sin caernos a coba. Hay que reconocer el camión de bola que le ha echado el Pastor Freddy Romero y los guerreros de Granja Oasis en el rescate y embellecimiento de los espacios públicos de Vargas. No hacerlo es caer en la envidia. Pero lo más grande de toda esa bonita historia es que esos guerreros fueron rescatados por Carneiro de las drogas y de las calles (Más de 2.000). Hombres y mujeres que estaban perdidos en el mundo del alcoholismo, de la indigencia, del consumo de piedra, de la prostitución; que dormían en las plazas, parques, jardines, calles y avenidas y que ahora cuidan y embellecen como si fueran de ellos. Carneiro con Granja Oasis y el Pastor Freddy embellecen a Vargas y recuperan a seres que estaban perdidos y sin esperanza. Gente que antes no tenían nada y que hoy tiene un trabajo, comida caliente y cama cálida. Y lo más importante, amor , consideración y respeto. Así es como se fabrica Patria.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1894 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: