¡Oye Antonio Rodríguez!, diría Chávez “Con amigos así para que quiero enemigos”

Totalmente de acuerdo con Mario Silva y el gobernador de Anzoátegui, Tarek William Saab, (invitado la noche del miércoles a La Hojilla) en sus críticas al artículo Instructivo para mantenerse en el gabinete de Hugo, del señor Antonio Rodríguez, publicado en aporrea y republicado en Tal Cual. Se necesita ser muy ingenuo para no entender lo que significa echarle lastre al Presidente Chávez, precisamente, en uno de los pocos medios realmente identificado graníticamente con él, y hacerlo en medio del grave peligro que corre la Revolución Bolivariana de de cara a las elecciones parlamentarias del 26S, en momentos en que debemos unir, más que nunca, esfuerzos y voluntades porque el enemigo acecha y está apostando fuerte.

Cómo sería de machete el artículo para La Canalla Mediática, que Tal cual lo ha publicado dos veces; la última dizque obedeciendo al archiconocido mojón pelúo “a petición de nuestros lectores”. Bueno. Para Teodoro ha resultado tan bueno que lo más seguro es que incorpore al autor al equipo de colaboradores del periódico. Es más. Estoy tan seguro que si Ud., Sr. Antonio Rodríguez, le envía a Teodoro un artículo con el mismo piquete se éste se lo publica enseguida y con llamada en primera página. Y a lo mejor. El mismo Teodoro llama a Globovisión para que lo entrevisten Leopoldo Castillo o Roberto Gusti.

Nada es tan fructífero ni tan ganancioso para la Guerra Mediática de los antichavistas que broten críticas negativas de las propias entrañas del Proceso. Entiendo que el Proceso tiene fallas. Pero. Sí La Canalla se encarga de magnificarlas, y minimizar los éxitos todos los días; para qué seguirles el juego. Hay que dejarla cocer en su propio guiso. Las críticas al Proceso, cómo no hay que hacerlas; pero utilizando los medios internos del partido y del gobierno, y sí no progresan, es decir no son atendidas, ya llegará el momento en que den en bola. Las correcciones de las fallas en los procesos revolucionarios son lentas. A diferencia de la habladera de pajas que supera tres veces la velocidad del sonido.

Existen conductas cuartorepublicanas mutadas en virus que anidaron en el proceso revolucionario venezolano y que han resultado harto difíciles de extirpar. No es fácil realizar cambios profundos en una Revolución Pacífica. El discoduro cuartorepulicano es difícil resetearlo por la súper contaminación que presenta. La telaraña burocrática nacional está presa de una falsa escala de valores humanos sembrada por los regímenes cuartorepublicanos, que llevará muchos años extirparla: egoísmo, consumismo, envidia, zancadilla, vivalapepismo, pajarobravismo, quítate tú pa ponerme yo, cuánto hay pa eso, ponme donde haya, más vale una cuarta de amistad con un juez que un kilómetro de justicia. Y los escasos revolucionarios, porque son escasos, que les encanta escribir en contra del Presidente Chávez y su gabinete deben detenerse a pensar, siquiera un segundo, en todo esto y lo que le ha costado a la Revolución aplicar los cambios: paro cívico nacional, paro petrolero, golpe de estado, fuga de capitales, guerra económica, conspiración nacional e internacional, bombardeo mediático, escases, acaparamiento y especulación planificada de alimentos de la dieta básica; sacada violenta de Miraflores, pérdida de una cordillera de dólares como consecuencia del paro petrolero, asesinatos de líderes campesinos, contrabando de combustibles hacía Colombia, acusaciones de narcotraficante y terrorista en contra del Presidente Chávez por Uribe en la OEA, incubación y amenaza permanente de magnicidio..

Aún los cambios no se han acentuado profundamente porque hay que aplicarlos con vaselina y sin embargo mire usted el cerro de ataques mediáticos desatados en contra del Presidente Chávez y su gestión..

¡Coño pana! La vaina no ha sido papaya. El combate contra el escualidismo ha sido duro y curbero. Esa gente amasó muchos dólares y euros durante la IV República. Cuenta con montañas de billetes, un arrechísimo poder mediático y, de pasodoble, tienen el apoyo de poderosos grupos económicos internacionales de USA y Europa. Es decir tienen de sobra y le están echando u.c.d.b; para que venga uno de nosotros a hacer de comparsa.

El Refranero Popular Venezolano es sabio por demás. Hay un refrán que encaja perfectamente con el artículo del señor Antonio Rodríguez: “Oye Antonio, diría Chávez, con amigos así para que quiero enemigos”.

Finalmente. De la manera más amable y gentil convoco al señor Antonio Rodríguez a que recapacite. La Canalla Mediática no necesita de su ayuda. No se desespere; los tiempos de cambios en tiempos de revolución son lentos, difíciles y complicados. La Revolución tiene muchos y poderosos enemigos porque les está tocando el bolsillo.

TINTERO

Las condiciones para realizar un excelente trabajo en televisión , hoy más que nunca, están dadas en Anzoátegui: nuevo mapa política regional, multiplicidad de actividades económicas, buen gobierno de Tarek y el surgimiento de nuevos dirigentes, así lo determinan. Tan sólo la falta de un buen discurso de la oposición es el lunar . Pero eso puede mejorar. ¡Oye. Esto es válido para todo el país!

De lo que se trata es de hacer televisión interactiva, con participación de todos los públicos. De aplicar un discurso audiovisual propio de los tiempos de cambios que está experimentado el mundo, el país, la región. De lo que se trata es de construir una televisión veraz, honesta, sin maniqueísmos; pero también reconociendo las buenas acciones de los gobernantes en beneficio del pueblo; una televisión sin muñeco e tortas ni barbiés. Más si con el concurso de los mejores talentos de la zona. Colocando el talento por encima de la estética. La televisión de hoy nada tiene que ver con el pasado. Cuando las cosas cambian, cambian de verdad verdad todas las cosas. Lo que pasa es que la velocidad de los cambios es tan intensa que no da tiempo a pensar ni a percatarse. Por eso. Lo que a las dos de tarde es bueno. A las tres no tiene sentido. La excelencia competitiva de los medios refleja cuán grande es una región. De lo que se trata es de hacer periodismo televisivo a lo grande, de vanguardia, con riqueza de vocabulario y creatividad. Televisión a la altura de las grandes capitales del mundo. Hay que acabar con la aldea comunicacional, con el parroquialismo periodístico. ¡Hasta cuando Lola!


americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3757 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: