Y vayan a lavarse ese paltó

El mensaje del miedo

La Canalla Mediática ha hecho de todo por “vender” a Chávez como el malo de la película y meterle miedo al pueblo para que lo vea como el culpable de todo los que nos pase. Hasta de una guerra con Colombia si llegase a ocurrir.

Todo los males del país son culpa de Chávez. Incluyendo los que los gobernantes oposicionistas no han sido capaces de resolver en sus propios territorios. Si no llueve es por culpa de Chávez y si la cochina parió 10 cochinitos, en lugar de 14 de 14 tal como lo indicaba el eco, también es culpa de Chávez.

Ese lenguaje mediático abarca la culpabilidad de Chávez por el racionamiento eléctrico siendo que la causa fue la tremenda sequía, el despilfarro y la demanda de energía por crecimiento y desarrollo económico. Asimismo ha sido aderezado por la deficiencia del servicio de agua potable, los alimentos descompuestos, la estafa del Banco Federal, la especulación toyotérica de Zuloaga, la presunta intención de cerrar Globovisión, el ataque contra el “angelito” Urosa Sabino, el montaje con la captura del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca, la cómica acusatoria de Alvarito contra Venezuela en el circo de la OEA, la presunta persecución del sindicalismo tradicional. Que si Chávez es comunista, que si te va a quitar tu muchachito para meterlo en el cuartel, que te va quitar la bodeguita. Que si El Imperio invade a Venezuela es por culpa de Chávez. En fin. Toda una sarta de mentiras, de medias verdades convertidas en herramientas mediáticas buscando pulverizar el sentimiento chavista del pueblo venezolano para que vote en contra de los candidatos chavistas al Parlamento Nacional. O en el peor de los casos, se quede en casa y no vaya a votar. Ese es todo el objetivo de esa canallada mediática. Todo porque saben que se les viene encima otra derrota.

Pero el colmo del cinismo son esos lobos que disfrazados de caperucitas dicen que no hay que ser violentos para sacar a Chávez de Miraflores. Siendo que su permanente discurso ha sido de violentar la conciencia popular y encauzarlo en contra de Chávez. O Acaso eso no se nota en su inclinación de apoyo a Colombia ante un presunto enfrentamiento entre Venezuela y el vecino país, que ya quisieran ellos que se desatase en la creencia que eso sería una razón poderosa para la aplicación de la Carta Interamericana y el asalto del territorio nacional por parte de los marines estadounidenses. O no fueron ellos, esos “colmillúos” disfrazados de caperucitas, los que se mataron a güisqui 18 años y finos entremeses en la autoproclamación de Carmona El breve.

Así las cosas, Hay que señalar que todo ese desplazamiento del poderío militar de El Imperio desde Costa Rica es para meterle miedo al pueblo. Aunque no se descarta una miserable invasión. “Te das cuenta dice el mensaje mediático de los antichavistas ya viene la guerra y todo por culpa de Chávez”. Chávez es guerra, es bombardeo, intranquilidad, hay que sacarlo a como dé lugar de Miraflores”

El miedo mediático es una constante de La Canalla y arrecia en la medida que se acerca el 26 de septiembre, fecha de las elecciones parlamentarias. Y tan pronto se conozcan los resultados, o antes, La Canalla gritará, una vez más, fraude sin presentar prueba igual como ha hecho en ocasiones anteriores. Cuando lo democrático es aceptar los resultados sea cual fuese la decisión del pueblo. La Canalla ha tratado de sembrar en el disco duro de la psique antichavista, y en parte pudo haberlo logrado, el convencimiento tácito , la creencia enfermiza de victoria el 26 S, de que va a ganar esas elecciones y con ese mojón pelúo va al proceso y al ver que los votos señalan todo lo contrario experimentará una sensación de fraude que, debidamente sazonada por los medios privados, los guarimberos de oficio buscarán canalizarla hacía acciones de calle con la finalidad de alterar el orden público. La eterna historia de la oposición golpista. La sempiterna torpeza de un grupo que no ha sabido asumir el rol que le ha deparado la historia; que ha despilfarrado el mayor apoyo mediático y económico que ha podido recibir una causa política en toda ls hidtoria venezolana. Y que no ha sabido comportarse con esa importante cantidad de venezolanas que por determinadas e inexplicables razones no está con Chávez

De modo pues que el miedo mediático es otra de las armas políticas electorales a la que ha apelado nuevamente La Canalla y a la que hay que combatir arrechamente colocando en los medios públicos y privados también una poderosa parrilla publicitaria propagandística de las bondades de la Revolución Bolivariana usando un lenguaje moderado, de paz, de enriquecimiento espiritual, positivo, constructivo dejándole a ella el lenguaje belicoso, soez, mediocre y bolsiclón.

“ La oposición es mala con el pueblo porque torpedea al Presidente Chávez que ha sido el único que ha gobernado por el bien del pueblo”. Nada de que Urosa es el anticristo. Él es simplemente un vocero político ensotanao de la oposición. Tampoco que Uribe no es enemigo de Chávez. Él es simplemente una pieza política del Pentágono, un representante del narcotráfico, un sirviente de la oligarquía colombiana; una pieza del ajedrez conspirativo armado en contra de Chávez por los factores del poder económico mundial.

TINTERO

La única prueba que acepta la Oposición Golpista del magnicidio del Presidente Chávez es su cadáver. A Chávez le quieren volar la cabeza porque es una piedra de tranca para quienes se quieren apoderarse de las cuantiosas reservas de energía que hay en las entrañas de nuestro país. No son conchas de ajo lo que está en juego. Son cordilleras de millones de dólares. Sólo imaginemos que pasará si USA invade a Irán y Venezuela le corta el suministro de petróleo a El Imperio.

Venezuela, por su situación geográfica y por sus reservas de petróleo y gas es uno de los países más importantes del Planeta Tierra. Por eso es tan apetecida. Nosotros tenemos la energía que no tienen los poderosos para encender las turbinas de sus industrias. Y si antes no nos amenazaban con invadirnos era porque los gobiernos cuartorepublicanos se las regalaban en bandeja de plata. Hoy no. Hoy esa energía es del pueblo. Somos dueños de nuestra riqueza y de nuestra voluntad. Somos los príncipes de nuestros sueños, los reyes de nuestros caprichos y los emperadores de nuestra dignidad. ¡Vayan a lavarse ese paltó!

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1361 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: