La medicina sistémica y un "bombolón" que no quiso pasar o leer en "Ángulos"

El programa ÁNGULOS de mi amigo Monseñor Ocando Yamarte, para quien no le he parecido nunca un personaje digno de su atención i cuando le he hecho alguna observación, le he advertido que no estoi tratando que me invite a su emisión televisiva de los domingos, porque no aceptaré presentarme en él, ya que en muchas oportunidades hemos tenido encuentros hasta en la Academia de la Historia, (i desde entonces me guarda una dosis de rechazo a veces disimulada) o especialmente cuando hace entrevista como la de este domingo 24 de octubre, presentando al Ing. José Olalde, un comerciante de la medicina i que prácticamente le pareció un genio que ha revolucionado la ciencia médica.

Realmente es un profesional que comete el delito de intrusismo médico, violando leyes de la república i patrocinando una pseudos ciencia −como señala así Carl Sagan estos casos en su obra EL MUN DO Y SUS DEMONIOS− igual que hizo hace unos años atrás, con otro charlatán médico que tiene su centro de engaño i estafa en La Mesa de Esnujaque, quien con una máquina parecida a una lavadora i un cable con puntero, tocando las manos o los pies, diagnosticaba todo, todo el organismo i todas las enfermedades posibles i, luego, señalaba electromagnéticamente unos envases de plástico (!) con el medicamento indicado para la absoluta curación. ¿Dónde está ese genio curandero moderno, Monseñor? ¿Sabe usted que ese mismo curandero, cuando tuvo un accidente i se vio malo, no se hospitalizó en su clínica andina, sino en el Hospital Clínico de Maracaibo? ¿Sabe que ese mismo señor ha estafado a mucho enfermo desahuciado que recurre a todo en su desesperación? ¿Se acuerda de la célebre “medicina biológica”? Usted llegó hasta repetirle el programa con bombolones i todo, varias veces, i realmente patrocinaba a un comerciante de la medicina.

En esta noche, después de muchos intentos, me atendió una de las muchachas del grupo de jóvenes que tiene para recibir las preguntas o comentarios, i le dije, por lo menos para tener buena oportunidad que, primero me identificaba como el doctor RJM, que era médico i había escrito sobre la Medicina Sistémica hasta seis artículos que publiqué en APORREA, ya que los medios escritos de la ciudad me tienen vetado irresponsablemente i que, le comunicaran al ingeniero Olalde que fuera a presentar sus teorías a la Academia de Medicina; que era un desafío que le hacía a ese hablador de zanganadas adornadas de términos científicos. Sin embargo me quedé esperando que mi recado-desafío se leyera. No digo bombolón, porque ese es un término que ni existe en diccionarios de la lengua, especialmente el DRAE i así, cuando era muchacho, solamente oía que denominaban con ese término a la metra (canica, dicen otros) grande, con la cual se abrían los juegos de esas bolitas de cristal. Jamás como término referente a una pregunta interesante.

Lo cierto es que ese señor es un audaz que ha inventado un negocio, para lograr clientelas cautivas i se atreve incluso a opinar sobre enfermedades i hasta escribir un libro sobre curación del cáncer. Dice sí que tiene médicos graduados en universidades i es verdad; la historia de la medicina tiene muchísimos ejemplos de médicos que, luego de graduados, en vez de dedicarse a los estudios de post grado avanzados, prefieren ser simples recetadores de medicinas caseras i yerbateros. Se puede escribir uno o varios libros de estos casos, aquí en Venezuela i en todo el mundo. El año pasado había un congreso en Alemania, al cual habían concurrido más de 600 médicos, partidarios de la terapia de tomarse la orina del mismo paciente; en Inglaterra como lo he dicho muchas veces, existe la Sociedad de los Partidarios de la Tierra Plana i de las estafas de los brujos, existen multitud de narraciones i anécdotas. Sólo que ahora, los que estafan o comercian, lo hacen mui arropados de términos científicos, igual que los astrólogos, que son brujos disfrazados con Astronomía. Usted, padre Ocando, debe recordar el caso del brujo Horcadela, situado detrás del Matadero Municipal de Bella Vista quien, adivinaba el sexo del embrión en el primer mes del embarazo (antes de aparecer el ecograma) con ciento por ciento de éxito, debiendo conocer el truco que imponía. Le envío los seis artículos que he publicado para que vea, no solamente los delitos que comete este señor Olalde, sino que es un genuino ejemplo de veneno mediático lo que utiliza; una propaganda descomunal, especialmente en el Canal del Estado, teniendo la osadía ahora, hasta de querer enseñarnos Historia de la Medicina con el “¿Sabía usted que…?”. Si en este país funcionara un Poder Judicial digno de respetarse, ese señor estaría en graves aprietos judiciales. I le repito el desafío: ¿Por qué no va a las Academias de Medicina o a la OMS a exponer esa maravillosa medicina que terminará por hacer cerrar todos los hospitales i clínicas del mundo? ¿No sería digno de un Premio Nóbel, quien pudiese curar un cáncer de próstata en una semana? ¿Dónde están las estadísticas de esos logros i cuales son los tratamientos maravillosos? En la Ciencia, es norma ética universal, no existir secretos; si yo logro un hallazgo científico beneficioso para la humanidad, lo primero es correr a darlo a conocer a las instituciones pertinentes. No puedo guardármelo i incitar a la gente a tener que concurrir a mi consultorio. Eso, no solamente no es ético; es un delito científico i humano. Con un programa como el que usted le hizo, vea cómo la gente esperanzada llama para buscar ayuda; fíjese que se atrevió hasta opinar “algo” sobre un caso de parálisis cerebral. I en cuanto a que una Universidad de Rusia le aceptó sus teorías i las publicará, me sorprende su “ingenuidad” padre Ocando. Sepa que, hasta en los Estados Unidos, las universidades “piratas” abundan. En la Florida existe una que fue fundada por un señor italiano que en Maracaibo tenía una lavandería; hizo dinero, buscó colaboradores o socios, i él es el Rector i su mujer la Vice Rectora i hasta otorgan “Doctorados Honoris Causa”. Del mismo modo, la Medicina Sistémica está anunciando un Primer Congreso Internacional i, aunque no sé que eso sea una especialidad médica reconocida, incluso por la FMV, en el formidable aviso que publican en prensa, da la impresión que está patrocinado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Colegios de Médicos del País, Federación Médica Venezolana, Facultades de Medicina, y todos los Médicos y Estudiantes de Medicina, porque sobre un fondo azul, lo destacan en letras blancas i arriba no dice INVITA (que podría referirse a que estas entidades invitan ellas) sino que dice en letras amarillas INVITA A (o sea que el congreso invita a esas mismas entidades, pero quien no repare en el truco, puede pensar que es un Congreso en el cual FMV, Ministerio, Universidades, etc, están convalidando esa Medicina Sistémica. I la mayoría de las fotos de personajes, son ilustres desconocidos.

Sin embargo debe haber “comprometidos” en el negocio; ya he dicho que el canal del Estado es el que más propaganda transmite, i Maripili Hernández, Carlos Fraga i un reportero, además de pacientes “aleccionados” constantemente están promoviendo los logros de esa fantástica medicina que, ha superado a la medicina científica tradicional. Ahora, se suma Monseñor Ocando Yamarte, quien de paso, ni cuando el fraude del embaucador de Esnujaque, dio posibilidades de desenmascararlo en su mismo programa. Ahora le ha tocado al genio José Olarte que confunde diciendo prácticamente que la medicina es de los ingenieros, porque los grandes aparatos como tomógrafos o de resonancia magnética los hacen i programan ingenieros; es cierto, pero eso es distinto a lo que se llama Ingeniería Biomédica que la hacen e investigan los médicos, como la tarea que se han propuesto para curar enfermedades con cambios de genes defectuosos, etc. porque un ingeniero no tiene ni la menor noción de lo que es la genética, ni la anatomía, fisiología, la histología i en una palabra, lo que es el organismo del hombre. Este es sencillamente un negocio en medicina; la finalidad es precisamente el lucro, aunque pongan la coletilla de “sin fines de lucro”; sin fines de lucro es el Seguro Social, el Programa Barrio Adentro i la atención pública del gobierno. I el presidente Chávez, que es un abanderado contra el neoliberalismo, debe saber que esta permitiendo la expansión de un sistema de salud, privada i típica del neoliberalismo económico. La Academia de Medicina, la FMV i los Colegios de Médicos, tienen la palabra.

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5078 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10318.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO