El país consumista

La BBC Mundo publicó esta semana un interesante reportaje titulado "Consumismo en el país del socialismo del siglo XXI". A pesar de que el título ya sugería una respuesta a la interrogante de si se puede calificarnos como tales, en el texto encontramos suficientes detalles como para cuestionar o dudar de si es una verdad categórica que los venezolanos somos dados a gastar en lo que no debemos.

El primero de ellos es el reconocimiento de que los índices de pobreza del país han bajado notablemente, por lo cual los grupos de menores recursos han mejorado sustancialmente sus ingresos.

Dice Yolanda Valery, la autora del reportaje, que "los estratos económicos más empobrecidos, que representan 53% de la población, vieron elevarse sus ingresos reales por hogar en 132% entre 2004 y 2008". Quiere decir que, si en el país -según la Cepal- los niveles de consumo se ubican cerca de mercados grandes como México o Argentina, eso no necesariamente significa que somos despilfarradores, sino que ahora más venezolanos tienen acceso a bienes de los cuales antes no disfrutaban.

Sin embargo, es importante reconocer que ha faltado educación, información, orientación, sobre cómo invertir los ingresos, en lugar de gastarlos en cosas suntuarias y así nos encontramos que, según el reportaje de la BBC, en el nivel que representa 44% de la población, 79% de los hogares tiene televisión por cable, considerablemente más que los que posee la clase media, ubicada en el mismo renglón con 64% de aparatos de ese tipo. En ese aspecto, a más pobres sólo los superan la clase AB con 83% de cableras. Ver para creer, como diría el santo aquel.

Pero lo que sí no dudamos es que ostentamos el orgullosísimo récord de ser el país latinoamericano con más Blackberrys y el que más consume botellas de whisky por persona, como en los viejos tiempos de la Gran Venezuela adeca.

Pero también somos el blanco más fácil para los especuladores. Comparados los precios de los perfumes, los jeans, los carros, los televisores y la cerveza, con los de México, Ecuador, Argentina, EEUU y Chile, el diabólico mercado nos arrasa. Lo único barato aquí es la cerveza. Qué desgracia.

mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3176 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor