No hay nada mas excluyente que ser pobre

La escogencia de los candidatos y el ventajismo

La importancia de estas próximas elecciones es vital para la sostenibilidad de la Revolución bolivariana. Es una prueba del grado de aceptación, así como del grado de crecimiento en conciencia de todos aquellos que la apoyamos.

Para nadie deja de ser un secreto que son muchos los que querían postularse, unos porque habían entendido que con los compañeros que actualmente usufructúan un curul en la Asamblea nacional (sin generalizar) no eran los más aptos para continuar, ya que hace rato se han alejado del pueblo y se mantienen muy distante de la realidad política de nuestro país (compañeros de dudosa procedencia, que nadie termina de entender por qué están ahí).

Otros tantos compañeros, que hoy surgen como volcanes del seno popular, se han venido preparando para dar la batalla desigual, pero con una capacidad asombrosa de lucha. No querían llegar sólo para estar ahí o gozar de las prebendas que esa condición les otorgará. La lucha debe manejarse en igualdad de condiciones, donde los más aptos y convencidos del papel a desempeñar sean los lógicos en esta próxima contienda electoral.

Los oportunistas, por otro lado, habían encendido los motores. Maquinaria en mano y cargados de mucha insolencia, pretenden usufructuar las oportunidades ciertas de un pueblo que exige legitimidad y presencia popular en el seno de la Asamblea nacional, que cansado, reclama la inclusión y quiere desmontar el aparataje político que algunos han construido a fuerza del chantaje.

Una realidad se asoma como enseñanza del deber ser en este nuevo proceso donde la dirigencia de los barrios reclamaba su derecho a participar y representar a un pueblo, al pueblo de a pié, que ha apoyado y acompañado en todo este tiempo al líder de la Revolución, comandante Hugo Chávez.

La elección de candidatos debía obedecer solamente a la voluntad popular ejercida en la militancia del PSUV, no había otra vía posible, el único camino a allanar era el democrático y participativo, no había manera de que pudiera ser sustituido. Es así como las mezquindades y el egoísmo debe de desaparecer, demostrando con ello el grado de conciencia que hoy tenemos los que apoyamos este proceso. No podemos darnos el lujo de que por estupideces e intereses personales las posibilidades de ser la mayoría en la futura conformación de la Asamblea nacional se vean diezmadas.

Todos hemos sido testigos de la miseria que hoy reina en la oposición apátrida, que pretende remontarse ante el destello que representa el amor en la Revolución bolivariana. Han sido en demasía elocuentes las escenas a través de los medios y hemos visto la forma tan salvaje y despiadada con que estos carniceros del odio se enfrentan, el grado de irracionalidad cruzó los límites de lo entendible, de la conceptualización con que deben comportarse aquellos que nos acusan de cualquier cosa, los que a diario nos castigan con la maldad hecha propaganda en los medios al servicio de los más oscuros intereses, entregados como están, al capital foráneo, traidores e hijos ilegítimos del Padre de la Patria, bastardos de la herencia libertadora. Ellos, mercenarios de la bondad, desde sus laberintos cargados de inhumanidad, pretenden desplazar al orden constituido, frenar el impulso hacia el logro de una sociedad más justa, más equitativa, donde reine la mayor suma de felicidad para todos.

Sin lugar a dudas, este proceso nos debe enseñar muchas cosas, sobre todo que no podemos seguir tolerando el ventajismo político de aquellos que se creen líderes. Ayer una denuncia hecha por la comunidad y publicada por Aporrea.org, daba cuenta de la más vil bajeza de un candidato http://www.aporrea.org/actualidad/n156478.html, el ventajismo como piedra fundamental de su irracionalidad política, un hombre de una gestión muy gris como alcalde (dos periodos consecutivos) nuevamente aparece en la palestra pública, no por su condición de revolucionario, muy por el contrario, armado de un profundo sentimiento de deslealtad y oportunismo, en pleno centro electoral, fraguaba su trama. Un triunfo, amigo Bernal, que no debe enorgullecerte. Triste espectáculo el que dieron parte de ese comando de campaña en las afueras de algunos centros electorales en la parroquia Sucre, algo de lo cual ningún revolucionario digno debe sentirse orgulloso. Ni que decir de Aristóbulo que hizo valer su supremacía mediática, recursos y maquinaria política, amen de otros tantos precandidatos. Caso aparte lo sucedido en el 23 de enero, un hombre como Juan Contreras luchador de toda una vida tuvo que competir con un candidato mediático que amparado con recursos y padrinos, se lleva una victoria que deja un profundo sabor amargo en toda una militancia que nunca ha declinado el amor a la patria, el triunfo por el socialismo, revolucionarios por convicción, lideres que han fraguado ese liderazgo desde las bases, no desde la pantalla de un televisor.

A muchos otros compañeritos diputados(as) actuales, el pueblo les dijo NO, no vamos a apoyarlos, ustedes fueron puesto por la dedocracia, no sirven y ayer el pueblo les cortó las alas y con ello, las futuras prebendas, que al final, eran los objetivos de esos “revolucionarios.

¿Habrá alguna sanción ética o moral a todos aquellos que cargados de una tonelada de herramientas cuarto republicanas se alzaron con un triunfo mal habido? ¿Podrán las bases creer en el partido, si hoy no se sancionan a los infractores?

Patria, Socialismo o Muerte…

Venceremos

http://www.chamosaurio.org/

http://chamosaurio.com/

chamosaurio@gmail.com

ricardo@chamosaurio.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2485 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a100030.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO