Profesor de UDO y autor de libros sobre la época de Chávez

Entrevista a Steve Ellner: La derecha intenta neutralizar a Obama

LA DERECHA INTENTA NEUTRALIZAR A OBAMA, SEGÚN STEVE ELLNER, HISTORIADOR NORTEAMERICANO

Eligio Damas

LA DERECHA NORTEAMERICANA COINCIDE CON LA VENEZOLANA
EN ESTILO Y TÁCTICA VULGARES AL ENFRENTAR A LOS PRESIDENTES.
A ESTOS LES IRRESPETA CON ATISBOS DE RACISMO Y AMENAZAS
DE SECESIONISMO.

TODO ESTO LO REVELA ESTA ENTREVISTA.

En los últimos días, coincidiendo con el desarrollo de los acontecimientos en Honduras, la controversia internacional acerca de la instalación de más de siete bases militares en Colombia, aparte de lo que sucede en el mundo árabe y en medio de la profunda crisis que azota al capitalismo con epicentro en los propios Estados Unidos, se ha desatado en ese país una tenaz campaña contra el presidente Obama, con la finalidad de neutralizarle, según opina el historiador norteamericano y profesor de UDO (Universidad de Oriente), Steve Ellner.

Según nuestro entrevistado, dicha campaña se desarrolla en varios frentes y a manera de ejemplos, señaló las acusaciones públicas que la derecha ha hecho contra él de promover el socialismo y hasta el comunismo; además de adoctrinar en ese sentido a escolares por haber dictado una charla en la cual les recomendó lavarse las manos con frecuencia, crear hábitos de lectura y hasta ser cuidadosos con facebook.

Nuestro entrevistado además, resalta como la táctica de la derecha norteamericana para chantajear al presidente, adquiere rasgos similares a los que caracterizan la campaña que habitualmente se ejecuta en Venezuela contra el presidente Chávez, en la cual no faltan insultos personales, hecho insólito en la vida del país norteño.

Nuestro entrevistado establece un paralelismo entre la conducta agresiva y descalificadora de la derecha norteamericana con Obama y lo que opositores aquí hacen contra el presidente. Esto es de suma importancia para nosotros pues deja evidencias de la existencia de un proyecto derechista universal. Lo que se fortalece, cuando uno se entera, de lo dicho por Ellner, que también en Estados Unidos, como en Bolivia, Venezuela y Europa del este, la derecha amenaza con salidas secesionistas.

Pero vale la pena resaltar por la importancia que tiene para nosotros, lo que enfatiza Ellner, en el sentido que la campaña proviene, en gran medida, del partido republicano, donde la derecha, como ha sucedido en Venezuela en el campo opositor, ha tomado el control. Mientras sectores oposicionistas menos radicales, le dejan a aquella todo el escenario.

En esta entrevista hay mucho que aprender. Sobre todo como la táctica, lenguaje oral, gestual y las alternativas de la derecha se están universalizando u homogeneizando. Y esto es bueno para fortalecer el espíritu integracionista de quienes luchan por una América y mundo nuevos.

Sin más preámbulos, leamos las opiniones que el destacado entrevistado nuestro, emite sobre los asuntos que hemos anunciado.

Eligio Damas:

La derecha norteamericana recientemente ha arremetido contra al Presidente Obama en varios frentes. ¿Usted ve en ese proceder algunas semejanzas con la conducta de la derecha venezolana contra el Presidente Chávez? ¿Hay una premeditación destinada desviarle de sus promesas en política interna e internacional?

Steve Ellner

Sí. En muchos aspectos la derecha norteamericana y la oposición venezolana usan las mismas tácticas y lenguaje. Ahora como el año escolar va a empezar esta semana en Venezuela, es importante anotar que el miedo que la oposición ha creado referente al adoctrinamiento del gobierno socialista de Chávez a los niños no es específico del caso venezolano. Hace una semana Obama dirigió algunas palabras a los escolares referentes a la importancia de fijar metas y formar hábitos de lectura. La derecha había desatado una campaña acusando a Obama de ser socialista y tratar de adoctrinar a los niños con mensajes políticos como supuestamente hicieron en la Unión Soviética y Corea del Norte. Como resultado de esa campaña previa muchos padres no dejaron a sus hijos asistir a la escuela el día de ese mensaje. De hecho, en el mismo, Obama también aconsejó sobre la importancia de lavarse las manos antes de comer. Pero la campaña de protesta por el mensaje de Obama, se hizo además de manera irrespetuosa contra quien es nada menos que el presidente del país. Esa manera de tratar al alto funcionario, con la intención de rebajarle y descalificarle es igualmente evidente en Venezuela.

Eligio Damas:

¿Podríamos encontrar antecedentes de esa conducta en la historia moderna norteamericana?

Steve Ellner:

No creo, Por cierto el Presidente George H. W. Bush (padre del anterior presidente norteamericano) también dirigió algunas palabras a los escolares, pero aquel mensaje no desató la misma controversia. Creo que además del elemento ideológico subyacente, la campaña contra Obama pone en evidencia el racismo de la derecha.

Eligio Damas:

Con la finalidad que los lectores tengan mayores referencias sobre esta particularidad, que en Estados Unidos se trata de descalificar al presidente igualmente como en Venezuela la oposición lo hace con el presidente Chávez, sería recomendable que agregase otros referentes.

Steve Ellner:

Con gusto. Hay otros paralelos entre las acusaciones contra Obama y lo que miembros de la oposición venezolana dicen de Chávez. Glenn Beck, por ejemplo, quien tiene un programa famoso de televisión en el canal Fox News, dice explícitamente lo que los Republicanos han dicho implícitamente desde la campaña presidencial del año pasado: que Obama odia a los blancos. ¿Como puede ser que Fox News permita esto? Una acusación de ese tipo carece de fundamentos, tiene implicaciones racistas; refleja el mito perpetuado por los racistas que todos los negros odian a los blancos y quieren agarrar lo que “nosotros tenemos”. Nos recuerda lo que sectores de la oposición constantemente dicen del Presidente Chávez, que es un “resentido social”.

Beck, como muchos Republicanos también dice que Obama tiene una “agenda secreta” para establecer el socialismo en los EEUU y también un sistema de “reparaciones”, mediante el cual los blancos pagarían dinero a los negros en compensación por los tres siglos de esclavitud, cosa que Obama tajantemente niega. Esa idea de una “agenda secreta” predomina en el discurso de la oposición venezolana que acusa a Chávez de tener intenciones de abolir la democracia y de tantos otros planes nefastos.

Eligio Damas:

¿Esa campaña sucia contra Obama está dirigida por la sociedad civil y norteamericanos independientes, o también hay políticos importantes del Partido Republicano?

Steve Ellner:

Los políticos “moderados” del Partido Republicano han dejado a la derecha dirigir el destino del partido. Los políticos de la derecha, como el ex vice presidente Dick Cheney, llevan la batuta. Por esa razón, los congresistas republicanos casi en su totalidad han asumido una posición intransigente de rechazo completo a las propuestas de Obama para reformar el sistema de salud. Obama insiste que quiere promover una reforma bipartidista y hace una concesión tras otra, y para nada, porque los Republicanos se oponen a cualquier plan. Obama ha llegado al extremo de asomar la posibilidad de renunciar a lo que llaman la “opción publica”, en la cual el trabajador podría escoger entre una póliza estatal o una póliza de una empresa de seguro privado. En este caso, lo que quedaría serìa un plan de seguro que dejarìa en manos de las empresas privadas del ramo la totalidad del sistema de salud, con un papel mínimo del Estado, pero aun así persiste la resistencia reacia de los Republicanos.

Eligio Damas:

¿Por qué con todas esas concesiones los Republicanos siguen atacando a Obama? ¿No habrá, por encima de todo temor al presidente por su origen, condición social y se le intenta acorralar, pese a su poca resistencia? ¿Puede haber en todo esto, además de otros factores, algo de racismo?

Steve Ellner:

Parece mentira. La semana pasada Obama dio un discurso en el Congreso esperado con grandes expectativas por la nación sobre su plan de salud. Mientras hablaba, un congresista de nombre Joe Wilson del estado de Carolina del Sur, que fue el corazón de la confederación esclavista de la Guerra Civil, grito “Usted Miente”. Eso es inédito en la política moderna norteamericana y muestra el nivel de la tendencia a irrespetar la figura de este presidente. Posteriormente, Obama, en una demostración de su carácter transigente frente un adversario tan agresivo y despiadado, aceptó la disculpa del congresista Wilson sin hacer ningún comentario sobre lo indelicado del comportamiento de éste. Ese irrespeto a la figura del presidente nos recuerda lo que está pasando aquí en Venezuela, donde la oposición insulta al Presidente Chávez, al mismo tiempo que alega falta de libertad de expresión. Pero en este sentido, los Presidentes venezolano y norteamericano se colocan en mundos contrarios. Chávez es todo lo que se quiera, menos débil frente a una oposición agresiva. En el caso de Obama, hay que reconocer que el factor racial puede influir en su comportamiento. Hay muchos blancos, medianamente racistas, que pueden votar por un candidato afro-americano, pero no aceptan que este tenga la firmeza para defenderse con ahínco de los ataques en su contra. En el fondo, hay muchos blancos que tienen miedo de actitudes desafiantes de los afro-americanos y al enojo justificado proveniente de la injusticia de los blancos durante siglos de opresión, tanto durante el periodo de esclavitud como después. Obama, con lo que hace demuestra una vez tras otra que no es uno de esos afro-americanos “bravos” y por eso siempre está retrocediendo y reconociendo sus “errores”, a un grado que en esto, no tiene paralelo en la política norteamericana.

Eligio Damas:

¿Entonces usted cree que los insultos al Presidente Obama son de la misma intensidad que aquí en Venezuela se producen contra el Presidente Chávez?

¿Hay atisbos que en Estados Unidos, como en Venezuela, la derecha por distintos motivos, de los cuales lo racial no escapa, no admite la pertinencia y legalidad del presidente?

Steve Ellner

En muchos aspectos sí. Y se basa en el mismo grado de ignorancia e irracionalidad. Hay un movimiento en los EEUU que se llama “birthers” que cuestiona la legalidad de la presidencia de Obama. Alega sin ninguna prueba documental que Obama no nació en los EEUU y por eso no tiene derecho a ser presidente. Una de las hijas del ex-Vice Presidente Cheney, se solidarizó con ellos. Para personas tan extremistas, los hechos no importan. Pero el movimiento de los "birthers” está estrechamente vinculado con el Partido Republicano.

Otro alegato absurdo de la derecha, que cuenta con el apoyo de personalidades importantes como la ex-candidata para la vice presidencia Sarah Palin (ex-gobernadora del estado Alaska), es aquel, según el cual Obama apoya “los tribunales de la muerte”. Para la derecha, el plan de salud de Obama daría al Estado el derecho de decidir si un paciente recibe o no atención medica, y que en el caso de un paciente con enfermedad terminal, o una persona anciana, el Estado preferiría dejarlo morir. Palin se aprovecha políticamente de su propia decisión, de hace màs de 10 años, de no abortar su hijo con Síndrome de Down. Ella utiliza este caso en su argumentación en contra del derecho de aborto. Ahora dice que, Obama crearía “un tribunal de la muerte”, para decidir si su hijo con el Síndrome Down va vivir o morir.

La derecha es experta en el uso del teatro y chantaje.

Eligio Damas:

¿Usted considera a la derecha de E.E.U.U tan peligrosa para la estabilidad política de ese país y del mundo todo como la oposición al gobierno de Venezuela? ¿Hay algunos elementos, no tratados hasta ahora en sus exposiciones, comunes entre la derecha internacional, venezolana y la que de manera específica actúa en la política interna norteamericana?

Steve Ellner:

Lo que llama la atención es que utilizan las mismas tácticas, amenazas y lenguaje. El plan de salud de Obama, por insustancial que sea, es según la derecha un ejemplo de su compromiso de establecer el socialismo o comunismo en los EEUU, que supuestamente significaría la eliminación de todo tipo de libertad. La derecha habla, por ejemplo, del derecho de la secesión de los estados de la nación. La ex-gobernadora Palin está vinculada con movimientos que apoyan el derecho de la secesión para su propio estado, Alaska. ¿En cuantos lugares del mundo, ha amenazado la derecha con desmantelar un país? Toma el caso de Bolivia, de la ex-Yugoslavia e inclusive el movimiento separatista en el Zulia. Da la impresión de que la estrategia proviene de un laboratorio de juegos sucios. De hecho la CIA tenía (o, mejor dicho, tiene) un manual que se usó en Guatemala en 1954, Chile en 1971, y Venezuela en 2002, pero quizás ese u otro manual son mas extensos de lo que pensamos.

En otro ejemplo de teatro y chantaje, la derecha norteamericana ha creado los “tea parties” que es una referencia a la primera agrupación en Boston que enfrentó a Inglaterra en la guerra de independencia. Con eso implica o dice abiertamente que hay que usar la violencia en contra del gobierno establecido que se le considere como un monstruo. También grupos de derechistas asistieron a asambleas (“town meetings”) convocadas por los Demòcratas para discutir el propuesto plan de salud e interrumpieron la discusión con gritos y en algunos casos asistieron a la asamblea armados; alegaron que era su derecho constitucional andar armados. Lo que llama la atención es que los medios de comunicación, lejos de criticar fuertemente ese tipo de comportamiento que recuerda las pandillas de los Nazis de Hitler, básicamente dicen que esas personas representan un punto de vista legítimo. Si la izquierda norteamericana hiciera cosas como esas, andar armada (como hicieron las Panteras Negras en los años 60, por ejemplo), interrumpiendo asambleas, faltando el respeto al Presidente, los medios norteamericanos estarían atacándola con todos los hierros.

Eligio Damas:

Uno, desde que Obama apareció como candidato, le percibió como centrado en el sistema capitalista y aspiraciones imperiales, sin dejarse impresionar por su origen personal, lo que no significa la negación de algún cambio y esa apreciación sigue siendo válida; por eso y sus ejecutorias hasta ahora, sobre todo frente al abanico de problemas en el campo internacional, no entiende cómo le trata la derecha de su país. Entonces es procedente preguntarle para nuestra ilustración:

¿Por qué la derecha tiene tanto miedo de Obama, amenazando inclusive con la secesión?

Steve Ellner:

La derecha tiene una larga historia de asesinatos físicos y políticos, no solamente de líderes de la izquierda como el caso de Patricio Lumumba , Jorge Eliécer Gaitán y Che Guevara, sino también líderes que no han estado comprometidos con las grandes transformaciones, como el caso del Presidente Kennedy. Esos políticos reúnen dos elementos: propuestas de algunas reformas y carisma. Esta combinación desata expectativas entre las clases populares. Obama representa ese tipo de líder. Propone algunos cambios y es muy carismático; logró movilizar una gran masa de jóvenes idealistas durante su campaña presidencial y ha creado gran expectativa. La respuesta de la derecha, vinculada con los intereses económicos poderosos, ha sido tratar de neutralizarlo, por no decir hacerlo políticamente impotente.

FIN


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1593 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a86866.htmlCd0NV CAC = Y co = US