Construimos un modelo de sociedad y el socialismo del siglo XXI

El reino de la felicidad

Me refiero al editorial de La Nación del 31 de octubre pasado, intitulado “Las graves tácticas de Chávez” . No resulta ninguna casualidad que órganos de las Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de los Estados Americanos (OEA), como el PNUD, Unesco, Unicef, Cepal, OMS y OPS, e instituciones privadas como Latinobarómetro, entre otras, hayan reconocido los logros económicos, sociales, políticos y culturales que ha alcanzado, en tan corto tiempo, el Gobierno que preside Hugo Chávez Frías.

Tampoco puede ser calificada como de simple casualidad o de “buena suerte” el hecho de que desde el último trimestre del año 2003 y hasta el 2008, durante 17 trimestres sucesivos, el producto interno bruto (PIB) de Venezuela haya crecido a un promedio del 13%, un récord sin precedentes en la historia económica mundial.

Resonante éxito. Las reservas internacionales que hoy tiene la patria de Simón Bolívar, rompieron su propio récord la última semana de octubre del presente año, al alcanzar los 40. 479 millones de dólares, y, por si ello fuera poco, por fortuna, Venezuela canceló sus deudas con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. En la República Bolivariana de Venezuela las Metas y Objetivos del Milenio, fijadas por las Naciones Unidas, se cumplen con resonante éxito. Incluso, algunas de estas metas fijadas para el año 2015, ya se han cumplido. Venezuela ha sido declarada por la Unesco territorio libre de analfabetismo. Estamos derrotando la pobreza. El desempleo lo hemos bajado a un dígito.


A través de nuestras veintitrés misiones sociales, no solo hemos socializado la riqueza nacional, sino que les estamos devolviendo al venezolano y venezolana la esperanza de vivir mejor. Les estamos devolviendo y haciendo realidad sus sueños. A pesar de todos nuestros logros, aún no estamos satisfechos. Seguimos empeñados “en no dar reposo a nuestras almas, ni descanso a nuestros brazos”, hasta no haber alcanzado la felicidad plena del pueblo. Por ello, estamos empeñados en construir un modelo de sociedad en donde los venezolanos y venezolanas alcancemos el reino de la felicidad. Por ello construimos el socialismo del siglo XXI.

En el referido editorial se nos critica y condena. Lamentable posición. Nunca antes en su historia republicana Venezuela había contado con mayor cantidad de países amigos y aliados. Un solo Gobierno en el mundo, el de George Bush, nos considera su enemigo. Afortunadamente vive su ocaso. Dele una mirada al hemisferio. Contemple la hermosa realidad de nuestra amistad con los países del continente.

Ello es así porque creemos en la integración, porque hemos hecho de la cooperación y la solidaridad principios fundamentales para refundar un nuevo orden social e internacional como alternativa a la crisis que viven nuestros pueblos hermanos, generada por el “capitalismo salvaje”. Principios que hacemos realidad a través de ALBA, Petrocaribe, el Banco del Sur y el Banco del ALBA, entre otras propuestas, a las cuales se suman nuevos pueblos y Gobiernos del hemisferio. Entre ellos la hermosa Costa Rica.

Lejos de realidad. En dicho editorial se manifiesta la preocupación porque, con la caída de los precios del petróleo, se nos acabó la “gallina de los huevos de oro”. Nada más lejos de la realidad. Conscientes de que los precios del petróleo en el mercado internacional lo fijan los grandes monopolios del comercio de hidrocarburos, adoptamos políticas financieras preventivas que nos permitieran enfrentar con éxito crisis como la que hoy vive el capitalismo internacional.

Podemos decir con orgullo que, el no haber seguido colocando nuestras reservas internacionales en dólares en la banca de Estados Unidos, nos ha hecho inmunes a los efectos de dicha crisis. Todos nuestros programas sociales se mantienen. Todos nuestros compromisos internacionales de cooperación solidaria siguen su curso.

Estas son las tácticas del Gobierno de Hugo Chávez. Los venezolanos y venezolanas, como usted lo sugiere, tendremos una “masiva, independiente y pacífica participación electoral” en nuestros comicios del 23 de noviembre.

Se impondrá de nuevo nuestro “apego a la democracia y el civismo”.

Los principios establecidos en la Constitución Bolivariana y nuestras leyes serán el marco de nuestra acción, como siempre lo han sido.

Las puertas de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Costa Rica están abiertas para cuando usted guste dialogar con nosotros sobre la realidad de los cambios que se producen a partir de la asunción al gobierno nacional del presidente Hugo Chávez Frías y la Revolución Bolivariana en Venezuela.

*Embajador de Venezuela en Costa Rica


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1514 veces.



Nelson Pineda


Visite el perfil de Nelson Pineda Prada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Pineda Prada

Nelson Pineda Prada

Más artículos de este autor