El Discurso del "Obrero" Presidente en la Conferencia de la COP27

Sin entrar en la pendejera presidencial de pasillos para contactar desesperadamente a los representantes del capitalismo neocolonial, el "obrero" presidente ayer en Egipto mostró en su retórica discursiva el doble rasero enchumbado de una gran hipocresía climática, que quien no conozca su gestión de gobierno y su postura ideológica neoliberal de los últimos cuatro años, diría que es un "socialista" aliado y defensor revolucionario de las nobles causas ambientalistas que luchan por la conservación del planeta frente a la voracidad sistémica del capitalismo depredador; que descaro!, hasta dónde puede llegar el oportunismo irresponsable e incoherente de la política gobiernera.

A diferencia del Comandante Supremo Hugo Chávez, quien en todos los escenarios internacionales lució un talentoso saber, en el que quedaba bien parado con un profundo sustento de su actualizada narrativa crítica y productiva, causando admiración en propios y extraños aún cuando no compartieran sus ideas y conceptos lo respetaron.

Chávez siempre dejó claro con brillantez pedagógica la idea utópica de un mundo nuevo en el cual creyó y apostó, sobrado en cualquier temática que afectara a la humanidad y dentro de ella su especial atención a la clase trabajadora, su sólido liderazgo político traspasó las fronteras del país, que nos hizo sentir orgullosos de ser venezolanos.

No así, podemos decir lo mismo del "obrero" presidente, a quien se le olvidó recordar antes de pronunciar su discurso de orden con expresiones desteñidas: "la desigualdad social y la pobreza generadas por el sistema capitalista"; "la explotación indiscriminada de los recursos naturales"; "la recuperación y regeneración del amazonas" cuando él mismo firmó el año 2016 la entrega de diamante, oro, coltan y carbón con el otorgamiento de concesiones a empresas transnacionales para la explotación del arco minero del Orinoco ubicado el los Estados Bolívar y Amazonas en una extensión territorial de ciento doce mil kilómetros cuadrados(112.000 K2).

Pero también basándose en el abuso de poder a la torera, el 2019 asignó yacimientos y minas de oro a los gobernadores y a protectores, una decisión con visos de autoritarismo burocrático contraria a la preservación de recursos naturales, causante de desastres ecológicos de gran impacto ambiental irreversible con efectos directos en el cambio climático.

Fracturador del principio de soberanía y de unidad territorial establecidos en los artículos 12, 311, 312, 313, 314 y 315 de la Constitución Bolivariana, tomando en cuenta que la República es la propietaria única de los minerales habidos en el territorio nacional por lo que debió tener un procedimiento especial.

El "obrero" presidente habló en la conferencia de Egipto del cambio climático, señalando al modelo capitalista como el sistema destructivo de la naturaleza, cuando todo el mundo sabe que él y su gobierno en la práctica son los principales cómplices de dicho modelo económico dañino para la naturaleza y la humanidad en general; por lo que del dicho al hecho hay mucho trecho dice un refrán popular, es decir, hacen una cosa y dicen otra, que incoherencia, que inmoralidad.

El "obrero" presidente debió ser coherente en su discurso y consecuente con su acción de gobierno, debió aprovechar ésa tribuna del COP27 para pedirle perdón al pueblo de las Tejerias por la tragedia ocurrida con perdidas humanas y a todas las familias venezolanas que perdieron todo víctimas del cambio climático del cual también tiene responsabilidad este gobierno promotor de la minería depredadora del ambiente.

Volver a Chávez, es el camino!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 725 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: