Crítica ácida

Ojo avizor más de 2 venezolanos asesinados cada día en Colombia

Asombra el luto en las familias de 4.414 migrantes venezolanos asesinados en Colombia en mil ochocientos veinticinco días, "perecieron por persecución" dijo el diputado e integrante del PSUV Julio Chávez, en recopilación oficial de lo sucedido entre 2016 y 2021. El 82% de los asesinatos porque el Estado colombiano mantenía una política de utilizar la migración y disimular pidiendo ayuda humanitaria para destinarla a quienes presuntamente huían de la dictadura venezolana, una tesis que les sirvió para el robo y los negociados con auxilio de bandas criminales en la frontera y en el interior de los territorios colombiano y venezolano.

Chávez, presidente de la Comisión Especial parlamentaria de nuestra Asamblea Nacional para investigar los crímenes contra migrantes venezolanos, indicó que organizaciones no gubernamentales colombianas denunciaron la existencia de fosas comunes. Junto a los venezolanos enterrados hay campesinos colombianos desplazados de sus lugares de origen y obligados a trabajar en cultivos de coca. El diputado larense manifestó que continuarán documentando casos denunciados y presentarán un informe conclusivo de más de 400 páginas con toda la investigación.

Siguen atendiendo a diario denuncias de maltrato, tráfico de personas y homicidios ocurridos o presuntos, canalizándolos con nuestras embajadas y consulados reactivados en la Colombia bajo la presidencia de Gustavo Petro, en acercamiento entre los parlamentos y el poder ejecutivo iniciado entre Venezuela y Colombia el 21 de octubre 2022 en Cúcuta, respecto a casos de migrantes agredidos. Preciso es saber que, según la agencia de la ONU para los Refugiados, se cuestionan cifras lanzadas por la oposición venezolana y colombiana, hay parcialización del mecanismo en intención evidente de formar matriz de opinión contraria a Chávez, Maduro y Petro.

Por un momento piense en la tristeza de las familias afectadas por la maldad, luego de ilusionar falsamente a nuestra juventud y arrastrar ciudadanos de toda edad a abandonar su patria, muchos tras vender residencias, automóviles, enseres e irse de los empleos, desarraigarse de su terruño natal para enfrentar la dura vida que en particular en Colombia les espera. En los retornantes gracias al programa "Vuelta a la Patria", quienes se sinceran hacen relatos terribles, procediendo lenta y psicológicamente a readaptarse, comprobando el calor y cariño de sus paisanos venezolanos.

La oposición que actúa políticamente en discordancia tensa, es poca pero no dejan de ser serviles, desesperanzados y molestos en particular consigo mismos. Observan como signo de paz y tolerancia, que sus vecinos prudentemente no los reprochan, les brindan ayuda si es posible, comprendiendo lo difícil de sus respectivas situaciones y manteniendo en el fondo una manera de pensar y sentir honesta. A Dios gracias no murieron y su situación nos lleva a apartar pensamientos mezquinos, revanchistas, politiqueros e inútiles, que trastrocan la entereza de ser venezolanos.

Por supuesto que la intención de estas opiniones se aparta de la acidez acostumbrada para el análisis político, nuestro proceder es constructivo y a todas luces agradecido de poder comentar, quizá hasta discutir, pero en fin mantener la calma y resignación en auténtico entendimiento mutuo. Pese a circunstancias reflejamos una nación de gente proclive a la amistad, a la hermandad aun en medio de discordancias creadas, o calamidades que nos envuelven como a tantos países desolados. Por la reacción de la naturaleza mediante lluvias torrenciales, en Venezuela continuamos trabajando codo a codo en salvar vidas respetándonos mutuamente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1218 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas