El ataque a Maduro a través de Alex Saab y el diálogo de México

Postrecitos de Huevos Chimbos:

1.- Tic tac tic tac…Crece la emoción y el entusiasmo de Venezuela… El presidente Nicolás Maduro Moros, en reunión en el Palacio de Miraflores con una comisión de la legítima Asamblea Nacional, exhortó nuevamente al Poder Legislativo a que abra una investigación a la derecha extremista encabezada por el fugitivo Leopoldo López y el ladrón Juan Guaidó, sobre la expoliación de los activos de Venezuela en el exterior. "¡Ya basta!, el pueblo venezolano exige justicia (…) No me temblará el pulso, estoy listo, preparado, para hacer justicia legal", dijo mientras fustigaba que el imperio norteamericano había informado sin ningún desparpajo que le entregó 1.900 millones de dólares a esa mafia nauseabunda que se reparte el dinero de los venezolanos.

2.- El canciller Félix Plasencia a Iván Duque… Permítanme transcribir estos tres tuits de nuestro Ministro para Relaciones Exteriores que no tienen desperdicio: "Otra masacre (la del Valle del Cauca) que enluta al hermano pueblo colombiano! El señor Duque, líder de esta aniquilación selectiva, pretende escurrir el bulto con su discurso vacío y sus falsos positivos de tradición".

"Usted es el culpable también de que 10 millones de desplazados Internos no puedan vivir en paz en el territorio de su país, y del asesinato en 2021 de 171 líderes sociales y 1.286 firmantes de los Acuerdos de Paz".

"Nunca podrá exportar su guerra fratricida, porque de este lado de la frontera siempre encontrará patriotas que pondrán freno a su política de sangre y exterminio. Reiteramos nuestra demanda a las agencias de la ONU para detener esta práctica violatoria de los DDHH".

3.- Les explota en la cara su anacrónico y corrupto sistema electoral… El expresidente Jimmy Carter dice que EEUU no aprendió la lección del asalto al Capitolio y corren el peligro de una guerra civil, situación generada por las dudas que generó el organismo electoral norteamericano con la derrota del psicópata Donald Trump y el triunfo de Joe Biden…Cómo tienen que aprender esos genocidas de nuestro transparente Consejo Nacional Electoral.

4.- En la revolución bolivariana manda el pueblo… Hay que corregir los errores que brotaron a raíz de las megaelecciones de noviembre del año pasado, en las que se perdieron cuatro gobernaciones y más de cien alcaldías, sobre todo por las andanzas antirrevolucionarias de candidatos que pretendieron imponerse con ventajismo y haciendo trampas, aprovechando que estaban en pleno ejercicio de sus funciones gubernamentales. Y ese relajo comenzó, por lo menos en Zulia, desde las postulaciones del 27 de junio de 2021.

No escucharon el clamor de las mayorías que tienen plena conciencia de que esta revolución que se inició con "El Gigante" Hugo Chávez y que continúa el presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros, es una revolución del pueblo para el pueblo. Lamento decir que muchos camaradas no lo entienden así y nuestros electores se encargaron de recordárselos absteniéndose y aplicándoles la severidad del voto castigo.

El pueblo revolucionario habló y está hablando en Zulia, Cojedes, Nueva Esparta y Barinas, hay que escucharlo y tenderle la mano. Ya existe un método: el 1x10 planteado por nuestro Presidente, sobre el que los analistas y políticos serios de la revolución coinciden en que es un mecanismo acertado, para gobernar con el pueblo, conocer sus carencias, sus necesidades, sus quejas, sus reclamos, sus peticiones.

Hay, además, que supervisar permanentemente a los gobernadores y a los alcaldes del país, pero a través de los padres de familia, las amas de casa, los jefes y jefas de hogar, los trabajadores y trabajadoras, los jóvenes y las jóvenes, que se manifiestan por diferentes lados y mediante diversos mecanismos como las redes sociales. Son los vecinos de las comunidades los que mejor conocen la gestión de sus mandatarios.

Yo en realidad no creo en triunfos de la oposición –y menos terrorista-, pero sí, repito, en que la gente, la militancia de base, los chavistas indignados, le están enviando un mensaje claro y contundente a la revolución bolivariana.

Debemos reivindicarlos, y una forma de hacerlo es apoyando esta posición del presidente Maduro esbozada a finales del 2021, y que está más vigente que nunca: "Cuando convocamos las elecciones primarias se le dio el poder al pueblo militante de base, para que postulara su candidatura, un proceso hermoso, aunque alguna gente lo empañó imponiendo sus maquinarias en algunos municipios y la están pagando caro, porque perdieron. Empañaron las primarias más allá de lo que yo pensaba".

"Dividieron al pueblo porque querían mantenerse encapsulados en los cargos (…) esa autocrítica la voy a hacer con nombre y apellido en su momento. Voy a nombrar a quienes dividieron el pueblo. El Partido Socialista Unido de Venezuela tomará medidas ejemplares sobre la gente que dañó y manipuló ese hermoso proceso, para acabar con esos vicios".

Me parece excelente esta iniciativa del presidente Nicolás Maduro. Hay que señalarlos con el dedo, aislarlos, expulsarlos del Psuv. Y en caso de robo, corrupción, aplicarles la ley. No se trata de venganza, sino de establecer un precedente, hacer justicia, hacer valer la honradez, la honestidad, la ética y la moral de este proceso.

Esas acciones antipatriotas no son dignas de ningún revolucionario. Esos candidatos que intentaron imponerse por la fuerza arriesgaron este proyecto que lleva más de 20 años, y que ha costado muchos sacrificios, muchos muertos, sin embargo, más pudo en ellos la ambición y sus intereses personales.

Igualmente hay que meterles la lupa a esos gobernantes que muestran una gestión impecable por las redes sociales, para que los vean los altos funcionarios de la revolución en Caracas, cuando la realidad en sus comunidades es generalmente triste y lamentable.

Utilicemos las redes sociales no solo para ver a la gestión de funcionarios públicos, sino para escuchar al pueblo. Para investigar, verificar. Tampoco aniquilemos la crítica constructiva ni satanicemos a los que la ejercen por mucho que no nos guste. La crítica ayuda a gobernar, a revisar, rectificar y reimpulsar, forma parte de este proceso, es un ingrediente esencial de la revolución bolivariana.

Después de Chávez, nuestros vecinos de las comunidades, principalmente los electores, no son los mismos. Chávez los enseñó a desmontar los medios de comunicación social, a descifrar los mensajes subliminales y mal intencionados de la canalla mediática.

Vamos a revisarnos, vamos a las catacumbas tomando en cuenta este aspecto. Hagamos la Venezuela, si no bella, más digna en las comunidades con mayor pobreza. Ya los gobernadores y los alcaldes no le pueden meter gato por liebre a sus seguidores. La derrota del Gran Polo Patriótico en cuatro estados y más de cien municipios en las megaelecciones, así lo confirman.

5.- Monómeros y el financiamiento de la candidatura del narcoparaco Iván Duque… Si a ese criminal le financió la campaña presidencial el narcotráfico a través del otro narcoparaco Alvaro Uribe Vélez, qué de extraño tiene que ahora la quieran costear con Monómeros, total, hay denuncias serias según la cual esa firma de fertilizantes se convirtió en procesadora de químicos requeridos por el narcotráfico en Colombia, para la elaboración de cocaína.

En todo caso, Duque se quedó con la empresa colombo venezolana. La Superintendencia de Sociedades ratificó la toma del control del narcogobierno santandereano sobre esa filial de Petróleos de Venezuela.

Alegaron la falta de efectividad de las licencias Ofac (Oficina de Control de Bienes Extranjeros) y de medidas de control interno. En ningún momento tomaron en cuenta la delictiva presencia de Guaidó y sus 40 ladrones en las instalaciones de esa petroquímica. Todo un complot para quedarse con la empresa.

Por eso, tampoco se descarta que el interino quebrara intencionalmente Monómeros, para entregársela a Duque por los favores concedidos en sus fallidos intentos de derrocar al presidente Nicolás Maduro Moros.

Lo que más llena de impotencia es que, mientras el Palacio de Nariño esté en manos de Iván Duque y esa pandilla de narcoparacos de la oligarquía santandereana, será muy cuesta arriba recuperar esa empresa.

6.- El ataque a Maduro a través de Alex Saab y el diálogo de México… Todas las agresiones al Gobierno bolivariano y al presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros, están debidamente planificadas, coordinadas y articuladas. Algunas a corto plazo, otras, a mediano y largo plazo, pero, en fin, si no se enfrentan a tiempo, surtirán tarde o temprano un efecto contundente en contra de la revolución.

Veamos el caso de Alex Saab. Cuando apresaron al diplomático venezolano en Cabo Verde, los gringos, en complicidad con la canalla mediática, comenzaron la ofensiva con un trabajo de hormiguita en lo que podría ser la primera etapa de las acciones. Iniciaron las descalificaciones, no lo asumían "diplomático venezolano", sino "colombiano corrupto".

Algo que quizás, para muchos en su momento, era una simpleza, pero se trataba de una campaña brutal sin pausa, que mantenían paralelamente al juicio amañado que le seguía la justicia de Cabo Verde sumisa al gobierno de turno, que a su vez estaba arrastrado al imperio norteamericano.

No pudiendo extraditarlo ni siquiera con trampas jurídicas, decidieron secuestrarlo, sin embargo, no detuvieron un segundo las barrabasadas en contra de Saab por los medios de comunicación social. Una especie de chorrito de agua permanente sobre la dura roca que en algún momento hace la tronera.

Son evidentes los esfuerzos que hizo y hace el Gobierno revolucionario para que liberen a Saab, principalmente concienciando a la diplomacia sobre el precedente que EEUU estableció en el mundo enjuiciando a nuestro embajador plenipotenciario de Venezuela en África; explicando que eso le podría ocurrir a cualquier otra nación en el mundo, que ese diplomático sometido a los desafueros de los norteamericanos fue preso solo por tener la valentía de negociar en el exterior alimentos, medicinas y gasolina, para los venezolanos víctimas de unas medidas coercitivas y unilaterales que intentaban e intentan doblegar por hambre al pueblo de Bolívar.

No valieron las denuncias sobre la violación a sus derechos humanos, sobre sus torturas, reveladas en detalle por su esposa, Camilla Fabri. Los genocidas del norte se saltaron las leyes y el derecho internacional como suelen hacer, y lo secuestraron paralizando el diálogo que se había iniciado en México entre representantes del Gobierno bolivariano y una banda de la oposición terrorista encabezada por Gerardo Blyde.

Con esa ofensiva entraron a la segunda etapa del proceso, en la que los gringos pretendieron utilizar al embajador venezolano en África, para inventar pruebas falsas en contra de Maduro y otros cuadros de la revolución, solo que no han podido dada la dignidad, la gallardía y la valentía de nuestro diplomático. Y así nos llevan rumbo a la tercera etapa del proceso cuyo fin es el Presidente.

Si analizamos concienzudamente la situación, en esta tercera etapa pretenden responsabilizar a Nicolás Maduro del rompimiento del diálogo de México. Lo alerto en virtud de que veo una repuesta débil por parte de la revolución, para evitar que los gringos sigan avanzando en esa dirección.

Corresponde al resto de la estructura revolucionaria, a cada uno de sus cuadros, a través de cualquier medio posible que se tenga al alcance, insistir hasta convencer de que fueron los gringos quienes le dieron la puñalada trapera a las negociaciones en el país azteca.

Observen que aparte de que tienen secuestrado a Saab, avanzaron con la campaña de que el embajador venezolano es corrupto, y en esa dirección se perfilan para establecer la versión de que, pese a ello, Maduro le proporciona su apoyo irrestricto.

De hecho, los titulares de la canalla mediática en Venezuela sobre las declaraciones que al respecto el Presidente le suministró en una entrevista al intelectual español Ignacio Ramonet, el primero de enero, palabas más, palabras menos, es uno solo: "Maduro condiciona reinicio de diálogo en México a liberación de Alex Saab".

Ya aquí le están cargando al máximo líder de la revolución toda la responsabilidad del caso, cuando no es así. Eso es una vulgar mentira que forma parte de la guerra no convencional imperial que busca acabar con la revolución bolivariana.

Maduro ha demostrado hasta la saciedad que es un hombre de diálogo y merece que el país en pleno, especialmente los que luchamos por la Patria buena, le demos el apoyo a su posición de no regresar al diálogo de México y su solidaridad para con el diplomático venezolano, Alex Saab, lo cual evidencia su lealtad, solidaridad y su gran convicción revolucionaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4917 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com      @gcdimartino

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: