Nos alegra que la justicia Italiana haya impedido un crimen

Dice Eligio Damas "Creo que los políticos de hoy, los de aquí y de la "ilustrada Europa", ponen muy poco interés en adecentar la vida, lo que podría ser dejar que las cosas se aclaren sin poner mamparas." Y para adecentar la vida él nos ofrece un punto de vista acerca de Rafael Ramírez como político, con este pretende poner orden, con el cual nos quiso decir que Ramírez fue un fiasco, ¿comparado con quién?, no lo deja claro.

Maduro, el jefe de este desastre de gobierno, fue un líder estudiantil del grupo 80, según mis amigos, no muy destacado más allá de enfrentarse a la policía todos los jueves por la tarde en la UCV, un manipulador como sus otros compañeros. Jorge Rodríguez hijo, además de ser hijo del padre – más destacado, más valiente y más político que él –, también formó parte del grupo 80 y los dos fueron militantes de la Liga Socialista. Aquí hay que decir que en la época a la cual hago referencia, Ruptura-PRV (no como dice Damas) fue una organización política (no electorera) tan o más importante que la Liga Socialista, la cual, sin la emergencia de Chávez, hoy ni siquiera serviría de referencia para ubicar a Maduro y a los Rodríguez en el pasado, porque, a menos que funcione como una logia secreta, hace tiempo que no existe. Otro miembro del grupo 80 fue Jaua, por ejemplo, pero viene de BR (Bandera Roja), para hablar de tres de los que recuerdo.

Y, hasta donde yo sé, Rafael Ramírez fue dirigente del PRV en la ULA, compañero de Adán Chávez, pero de muchos más, que estuvieron con él y cerca de él hasta su salida del gobierno, y que Eligio Damas no nombra, de seguro por desconocimiento y quizás por desinterés. El texto de Damas en muy sesgado como para pensar que se trata de historia, es una historia, pero sesgada, digamos que muy torcida por algún resentimiento oculto (como suelen ser los verdaderos resentimientos); solo conociendo más de Eligio Damas podríamos decir cuán torcido puede ser su juicio del ex ministro… Pero sabemos que está torcida, porque conocemos otra historia.

El hecho de haber sido un funcionario poderoso dentro del gobierno de Chávez no hace a Ramírez un ingeniero pendejo, colocado ahí solo por sus relaciones personales; al contrario, fue puesto en ese cargo por decisión de Chávez y por razones políticas, por encima de cualquier otro "aspirante". Eso duele. Este hecho le debe otorgar algún crédito a Ramírez, pero sobre todo a Chávez. Damas habla como si Chávez fuera el idiota que se dejó deslumbrar por los padrinos políticos que se lo recomendaron comoministro, o por la estatura y los ojos azules. El que haya trabajado muy estrechamente con Chávez tiene otras razones más importantes que las eternas y simples componendas de la política chapucera, que se le vienen a la mente a Damas, mismas donde de seguro participaron el MIR (pacificado) y la Liga Socialista devenida en madurismo (en Somos Venezuela), hasta que llegó el comandante; componendas que siempre se dan en secreto y en lo más alto. Hablamos de motivaciones verdaderamente políticas (aunque muchos no lo puedan creer) pensadas para resolver problemas políticos y no personales, para tomar decisiones que todavía impactan en toda la sociedad (casi toda la obra social y de política de soberanía petrolera, pensada, planificada por el Comandante Chávez se generó en PDVSA-MIN de energía). Cuando se toman decisiones a ese nivel de responsabilidades se corren riesgos, y también hace que muchos escriban sus memorias para juzgar, lo que siempre resulta más fácil… El caso es que Italia evitó que Ramírez fuera encerrado y acallado por el madurismo, no como lo piensa Damas sino al revés: preso Ramírez, los enemigos, seguro lo dejan morir sin que nadie pueda conocer más adelante la verdad, así de simple.

Como decíamos, tomar decisiones cuando se es presidente de PDVSA, Ministro de Energía y vicepresidente del partido (occidente y luego oriente) deja consecuencias, las cuales, sin poder achacárselas directamente a Chávez, provocaron mucho escozor, resentimientos y gente irritada, dentro de los mismos que hicieron y hacen fiesta con la caída de Ramírez… ¡Como si fuera sencillo gobernar una empresa como esa… y un país como el nuestro, cuando se intenta hacer cambios revolucionarios!

Si alguien quiere que Ramírez dé la cara ante las acusaciones del fiscal y de un mundo que quiere ver sangre derramada, déjenlo hablar, permitan que se defienda. Hace mucho que se acabaron los juicios sumarios, y que existe la presunción de inocencia. Si quieren que Ramírez de la cara saquen el gobierno madurista, que controla todos los poderes desde Miraflores, que lo odia y está complotado con la misma derecha pro gringa en contra de él y fomenta su odio y rechazo. Un gobierno que no ha podido poner preso a Guaidó por miedo y que persigue a Ramírez también por miedo, para acallarlo, no puede ser justo, es una banda sindical, es la misma euforia hormonal universitaria pero ejercida con astucia, no es confiable; hay que sacarlo y crear un ambiente seguro para ejercer la democracia y la justicia. Y sin un sistema judicial confiable no puede haber justicia, el linchamiento público no es justicia, es barbarie.

¡Chávez es justicia!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1175 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad