Afganistán y Venezuela, las dos rutas china para sellaje de su economía

Hay una avalancha de fundamentalistas del dinero que desean utilizar el pensamiento izquierdista para la dominación de los pueblos originando una gran devastación a su paso con una constante violación de los Derechos Humanos y los bajos salarios aplicados a los trabajadores por jornal que, se constituye en una novedosa manera de expresar el esclavismo.

Más allá de una diversidad de hipótesis, el desafío simbólico de la historia nos ha llevado hacia una violencia espectacular por el lenguaje focal aplicado y la represión por agentes de la seguridad pública, tal es el caso de Chile, Bolivia, Argentina y Venezuela. Es un solo pensamiento dado por la derecha e izquierda para lograr una dominación de las comunidades y el vocablo terrorismo como fuente precursora de una verdad es suplementada por el control del Estado y el establecimiento de nuevas medidas de seguridad que es el fin político e ideológico de este enfrentamiento entre el Estado- nación con el pueblo comunitario y el Estado. En este precepto, el terrorismo asume una modalidad de penetración comunal que desvirtúa el concepto de guerra asimétrica y se enfrenta a una posición hermenéutica y cibernética de IV generación. Lamentablemente, China, de su fase de desarrollo progresivo se ancla en un desespero de dar parte de créditos en chatarras para que se convierta en deuda pública y avanzar entre montañas y cordilleras para coptar las riquezas minerales de los Estados sumisos contando en su alianza estratégica de comunidades tribales que se prestan al juego de servicios fundamentalistas y la mayoría en su ignorancia aceptan que son árabes, más son asiáticos del Oriente medio y central.

Es un desafío al fracaso.  Dominación y coherencia hasta un acontecimiento de ruptura que no resuelve este antagonismo, pero le otorga rápida y bruscamente una dimensión simbólica.

El fondo del asunto, es que el terrorismo carece de sentido en el alcance de objetivos y que no se mide por sus consecuencias reales, políticas e históricas, porque los acontecimientos se dan en un mundo saturado de sentido, eficacia y finalidad.

Estamos en un mundo destabilizado que ya alcanza, incluso el pensamiento. Y utilizamos una etimología de crisis para pensar la crisis.

Es un nivel de reversión, contrariedad y demagógica que escapan a la significación simbólica, hemos perdido el rostro de la sinceridad histórica y política.

El espíritu del terrorismo es una regla del desafío.  Es un imaginario eventualmente revolucionario que impone el sistema mismo para su supervivencia Los objetivos no lucen claros en el área euroasiática. La expansión económica de Pekín, (China), nos viene dando conceptualizaciones que determinan territoriedad y juegos sociopolíticos. Es una verdadera transición de raíz focal.

Hay que colocar a Jimmy Carter, Bush George y Barak Husein Obama en el estrado de la ley para ser interpelados. Atrás queda Vietnam con sus muertes e incapacitados.

Los objetivos no lucen claros, La expansión económica de Pekín, (China), nos viene dando nuevas conceptualizaciones que determinan territoriedad y juegos políticos. Lo cierto, es que las naciones tienen una inmadurez notable y las Asambleas Legislativas locales como nacional de cada Estado y Nación tienen en sus diputados inconvenientes para interpretar las leyes, porque ignoran el pensamiento político y, en su mayoría analfabetas ideológicos. Menos la interpretan marcando una incomprensión aunada a la ciudadanía que no tiene conciencia común de una realidad física más no imaginaria y creativa sobre una verdad u realidad. Jamás han sido políticos y el comandante Chávez se equivocó al nombrarlos a cargos públicos. La idea de patria constituye una definición materna y femenina que evoca los términos de nuestra legitimidad,

El hoy, es la violencia que guarda una significación con lo verbal, alcanzando un nuevo clímax con los criterios de La Nueva Izquierda, Es un compromiso y desafío en bloque que afecta las estructuras críticas de la nación.

Es el problema de la metamorfosis bajo un nuevo optimismo. Chávez nuestro comandante se unió a ciudadanos de mala conciencia que nunca le cumplieron en las metas concebidas del Socialismo del milenio. Es una historia que ha derivado en acontecimientos y acrecentamiento de conflictos. Es lo improbable en base a factores políticos y el pollo Carvajal, recientemente detenido en Madrid seguro que hablará para salvar su “pellejo”, como otros que guardan prisión en los EE. UU y que Rusia como Corea del Norte nunca lo desearon en su seno, ya que su relación con Venezuela es netamente comercial.

Desde que Venezuela planteó una Reforma petrolera en 1943, nuestro gobierno había dado garantías definitivas en cuanto a la estabilidad de la industria petrolera en las nuevas circunstancias.  La Foreign Office siempre desde ese entonces, tuvo sus dudas sobre el futuro de las relaciones diplomáticas con Reino Unido en cuanto al petróleo y el oro. En Twitter observamos una campaña contra Inglaterra por el oro depositado allí y que Juan Guaidó es un enlace para solventar ese clímax, pero, hay que leer las incidencias de reconocimiento diplomático para entregarlo y, porque Venezuela siendo cabecera de la Cuenca Caribeña es hoy arrastrada por una corrupción a gran escala y poco guardó sus riquezas, sino que se lo entregó desde La Compañía Guipuzcoana para que sus galeones de piratas se lo llevase a nuevas tierras como EE.UU, España, Italia e Inglaterra.

Así pasará con Afganistán, Muhammad Gadafi podía controlar desde el Imperio Persa- Otomano hasta el Itálico- Románico. Hay que sentar en el banquillo a Barak Hussein Obama y a Hillary Diane Rodham Clinton para que expresen su verdad. Quienes piensan que el gobierno norteamericano falló en el Asia Central y Oriental es, absolutamente falso. Se debe ir a la historia diplomática mundial y, que papel jugaban las inversiones de las empresas. Petrolíferas británicas en nuestro territorio. Un poco distinto eran los Estados Unidos de Norteamérica, instalado en una diversidad de intereses económicos, aunque predominando las petroleras.

En materia diplomática siempre han actuado con pragmatismo, no les interesa el tránsito por las enmarañadas legislaciones interamericana que siempre ha pautado formalidades para el reconocimiento menos de un gobierno surgido de una acción militar y que se hace poder por el voto popular unos años más tarde.

La política británica hacia Venezuela, desde la época de Rómulo Betancourt ha estado enmarcada en una relación estrictamente económica.

En Washington, nunca un funcionario venezolano ha sido recibido con beneplácito por su equipo de gobierno en la embajada.  Solo Juan Guaidó directamente por Donal Trump y María Corina Machado por George Bush hijo, los demás por funcionarios de alta jerarquía en el Departamento de Estado, luego vendría el monitoreo de América del Sur mediante la acción indirecta de 286 bases militares y otras no básicas como las nueve que se encuentran en suelo colombiano.

Así que no perdamos el itinerario discursivo y entender el problema petrolero, más ahora que las refinerías han venido colapsando y sus piezas de remplazo se encuentran envejecidas. Afganistán y Venezuela son las dos rutas en transito del Ártico a Taiwán y Hong Kong- Australia. Venezuela es el paso asegurado a La Ruta de La Seda y las concesiones que puedan darse para llevar Amapola y Hoja de Coca a China y transformarla en   barbitúricos y bebidas sedativas para aliviar dolores o acelerar el metabolismo en determinadas enfermedades. México, es clave para cualquier proceso de entendimiento y para el cumplimiento de acuerdos internacionales.

Como vemos es todo un drama y espectáculo dado por estos artífices del imaginario político que desconocen las fundamentaciones políticas dadas desde 1934 al 41 y de 1951 al 61. Luego viene una tercera época de este lapso de ciclos que es del 1963 al 2020. Porque desde ésta última fase son mesas de diálogos sin concreciones políticas, porque desde los planteamientos de La COPRE no se ha reformado la estructura del Estado, solo legislaciones oficiales, pero no reformas a  Estados Unidos de Venezuela porque estamos en un bagaje entre capitalismo y economía de Estado, entre el dólar y el Bolívar Soberano, porque jamás China permitirá utilizar el yuan y Rusia el rublo, porque simplemente no son nuestros amigos, simplemente es una relación comercial fruitiva y que el pollo Carvajal debe desmitificar junto al empresario de las bolsas CLAP en USA para luego combinar declararaciones de oficiales.

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 512 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: