¿Debe Venezuela deponer su candidatura al Consejo de Seguridad de la ONU?

Próximamente debe elegirse el representante del Grupo Regional Latinoamericano al poderoso Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas/ONU. Venezuela es el candidato con mayor opción. Cuenta con los votos y la amplia aceptación de los Estados de la región gracias a su política soberana, antiimperialista y de cambios radicales en su interior, que han favorecido millones de personas mediante el reconocimiento de sus derechos fundamentales. 
 
Pero ya empezó el fraude y la manipulación para impedir la presencia de la Patria de Bolívar en dicha instancia política global. Según el ex Canciller mexicano Jorge Castañeda, Caracas debería deponer su candidatura en favor de la nación azteca (Ver:
http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/M/mexico_venezuela_y_cuba/mexico_venezuela_y_cuba.asp ), en razón de que la política exterior venezolana, que según el Plan de la Patria aspira a convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América; y también a contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria, chocaría con las grandes potencias del planeta allí presentes, creándole más enemigos a Venezuela en el campo internacional. La idea de Castañeda es que un diplomático venezolano perturbaría con su discursividad antiimperialista, en favor de la paz y la democracia, la armonía de dicho ente. ¡Que tal este fulano!
 
La insinuación plantea que Cuba medie para que Caracas cancele su justa aspiración y sea México quien entre al Consejo para que así Washington le agradezca a La Habana este servicio, y Obama pueda avanzar en la normalización de las relaciones con Cuba.
 
Todo un disparate que puede ser acogido y utilizado para aislar la nación Sudamericana.
 
Venezuela debe seguir adelante en su lucha por alcanzar un cupo en dicho organismo de la ONU más cuando está en curso la más cruda ingerencia del gobierno de EE.UU para destruir la administración del Presidente Maduro, mediante un golpe "suave", con la complicidad de los sectores violentos de la ultraderecha criolla.
 
La globalización es una realidad que tiene amplio impacto en los Estados y las sociedades del mundo de hoy. Es como una galaxia que se desplaza por todo el planeta, y en ella se encuentran los poderes más influyentes de la tierra, incluida la institucionalidad multilateral agrupada en diversas gubernaturas internacionales.
 
El Consejo de Seguridad de la Onu es una entidad encargada de mantener la paz y la seguridad entre las naciones; puede tomar decisiones (conocidas como "resoluciones") y obligar a los miembros a cumplirlas, de acuerdo a lo establecido por la Carta de las Naciones Unidas.

El Consejo está conformado por 15 naciones, 5 permanentes y 10 temporales. Los cinco miembros permanentes son la Federación Rusa, la República Francesa, el Reino Unido, la República Popular China y Estados Unidos. Los 10 miembros no permanentes son electos de 5 en 5 cada año y por un período de 2 años como representantes regionales, conforme a una distribución geográfica equitativa (cinco Estados de África y Asia, uno de Europa Oriental, dos de América Latina y dos de Europa Occidental y otros Estados). La presidencia del Consejo se rota mensualmente de manera alfabética.

Cada miembro del Consejo dispone de un voto. Las decisiones en general necesitan del voto afirmativo de, al menos, nueve miembros.

Los 15 miembros del Consejo están distribuidos por dos categorías: los llamados "miembros permanentes" y los "miembros no permanentes" o "miembros electos".

Diversas organizaciones de las Naciones Unidas dependen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Entre ellas se encuentran el Tribunal Penal Internacional, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, diseñados para el juicio del genocidio perpetrado en ambos territorios durante la primera mitad de los años 1990, la Comisión de Consolidación de la Paz, el Comité Contra el Terrorismo, entre otros.

A su vez, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es el encargado del establecimiento de las Fuerzas de Paz de la ONU, como las actuales UNIFIL y MINUSTAH, encargados de la pacificación en el Líbano y Haití.

Venezuela debe mantener en firme su aspiración, pues tiene asegurado los dos tercios de la Asamblea General de la ONU para su elección. Es su derecho y toda su potencia diplomática debería estar concentrada en este objetivo, para que a partir del 10 de enero del 2015 sea un activo participante de dicho Consejo con su estrategia de paz y soberanía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1219 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a189599.htmlCd0NV CAC = Y co = US