¡Cónchale, mi presidente!

Presidente Chávez, el día 18 de Julio del 2010, a través de APORREA le expresé públicamente las gracias por su hombría al decidir no asistir a la toma de posesión del Sr. Juan Manuel Santos como presidente de Colombia, porque ese Sr. no es amigo suyo, ese Sr. no desaprovechó ninguna oportunidad para hablar mal de Usted a nivel planetario; él cree (realmente se lo cree) que el culpable de que las FARC actúen libremente en su país, es usted. Pero ahora usted nos sorprende con ese Aló Presidente donde anunció que este Martes iría a Colombia, y que estaba dispuesto a "pasar la página" vieja y abrir una nueva, en beneficio de los pueblos Colombianos y Venezolanos. Usted Presidente y esa bendita manía de andar perdonando a todo quien le hiere, le vilipendia, le ataca, le difama, le odia, le hace la cacería, le traiciona. Usted y esa bendita manía de dar AMOR a quien le da ODIO.

Yo creo, con todo respeto Presidente, que había que esperar un poco más. Estoy seguro que los medios Colombianos y Venezolanos han preparado todo para hacer ver su gesto de humildad y de bondad, y mas DE AMOR, como una "aflojada de pantalones de alguien que se las tiraba de guapetón", ante la gallardía caballeresca de un Presidente que si es democrático, que sería el lúgubre Juan Manuel Santos. Aunque debo confesar que hoy vi los canales Colombianos, que suelen ser agrios cuando se trata de Chávez, y observé una "objetividad" inusual, y un tratamiento muy respetuoso ante la llegada del Presidente Chávez. Eso me causó una cierta desconfianza y mi "olfato" me dice que ellos están "preparando algo", una mofada. Intuyo que ellos están asesorándose en cómo sacarle "punta" a la grandeza de su gesto, para ridiculizarlo, y presentarlo como el perdedor. La jerarquía de las Iglesias Colombiana y venezolana declarará que las muchas oraciones de todos los días, de todos los monseñores y obispos, surtieron el efecto milagroso de "imponer" la razón y cambiar su pensamiento. Imagino al Sr Urosa Sabino exponenciando la figura de Santos y empequeñeciendo la inmensidad de su gesto, presidente.

Ante este viaje inesperado hacia la querida Colombia ( que no comparto, pero que acepto) , que se ha convertido, en manos de estos señores Uribe y Santos, en la guarida de los Halcones rapaces Americanos y los especialistas de las misiones imposibles del Mossad Israelí, yo desde esta preciosa tierra Andina de Mérida, le digo: ¡Prohibido olvidar! No olvide, mi presidente, las arremetidas inclementes e injustas del Sr Santos cuando era Ministro de la Defensa del Gobierno del Narco-para-presidente Álvaro Uribe. Él le ofendió en innumerable ocasiones; él le acusó de terrorista, de comunista, de cómplice de la tragedia que envuelve a su país y que ellos no han sabido o podido solucionar. Él le odia a muerte.


Esta vez no me queda mas que "cruzar los dedos" y rezar para que su estadía en Santa Marta,  Colombia, transcurra sin ningún problema y que ellos no intenten "sacarlo del camino" al estilo Israelí. Dios le cuide, presidente. Una última duda, presidente. ¿Qué es lo que hizo ese Sr. Santos para que usted, que mucho olfato tiene, aceptara reunirse con él?


Cruzo los dedos, "ligo", y digo como decimos en Barquisimeto: ¡Cónchale, mi presidente! ¡Que buena vaina!

Patria Socialista o Muerte.

(*) Prof.

villegas_41@hotmail.com

Ejido Mérida.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1924 veces.



Oswaldo A. Abarca (*)

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor