SOS para el Ministro Acuña

El actual Ministro de Educación Superior venezolano ha venido dando demostraciones de un correcto proceder profesional en el desempeño de sus elevadas funciones educacionales y gubernamentales.

Es por ello que hoy llamamos su amable atención a fin de que interceda hasta donde pueda para que de una vez por todas se resuelva la irregularidad administrativa que ocurre ante sus ojos y que ya lleva varias décadas sin que la Fiscalía ni el Ejecutivo ni el Ministerio de Educación (antes) ni hasta ahora el Ministerio que él gerencia hayan podido ponerle coto a los actos de corrupción, de burla administrativa y de abuso inmoral del ejercicio de docente universitario que los responsables del caso han venido cometiendo en perjuicio de docentes y afines de esa magna casa de estudio.

Estamos hablando del Fondo de Jubilaciones. Como debe ser de su conocimiento, este Fondo viene cometiendo la asombrosa irregularidad de descontarle cuotas por tal concepto al personal jubilado luego de haberle descontado por el mismo concepto durante toda su vida como funcionario activo. Con esta práctica lleva varias décadas.

Como sabrá el Ministro a quien remitimos este SOS, los descuentos a favor del Fondo sólo deben regir mientras el funcionario se halla activo, pero inexplicablemente y sólo en el seno del Ministerio que él regenta ocurre semejante barbaridad administrativa.

Tenemos entendido que ese Fondo ha estado fungiendo de cogobierno paralelo desde el cual se estarían financiando actividades para las que no está llamado estatuariamente, y donde egresados de los Ministerio de Educación y de Educación Superior ocupan cargos directivos con millonarios sueldos y demás emolumentos al margen de control administrativo de parte de la Contraloría Nacional, ni de nadie. Es como si viviéramos en un país sin ley. A usted, por ejemplo, luego de cumplir su mandato como Rector actual no nos lo imaginamos como ejecutor de semejantes irregularidades.

Por este medio le solicitamos interponga sus buenos oficios para que por lo menos y en un primer momento ordene suspender semejantes e indebidos descuentos por nómina. Usted puede hacerlo porque una cosa es la obligatoriedad de permitir y autorizar dichos descuentos al Fondo cuando estos se ajusten a toda legalidad, y otra que usted siga autorizando mensual y quincenalmente semejante irregularidad administrativa.

Usted debe inferir que en la misma medida que algún funcionario cometa actos irregulares por omisión, negligencia o incapacidad, automáticamente se convierte en corresponsable de los delitos e ilícitos cometidos por otros funcionarios en organismos donde aquél se encuentre involucrado.

Sr. Ministro, esperamos que sabrá atender con la brevedad del caso esta solicitud de parte de quienes nos vemos obligados a recurrir a estos medios ante la ineptitud, negligencia y omisión demostradas hasta ahora por parte de quienes desde hace décadas vienen incurriendo en semejante complicidad.

marmac@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2075 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación