La Revolución de la esperanza contra la gerontocracia del pasado

Si algo caracterizó a los gobiernos de la llamada cuarta república fue la presencia de viejos en todas las instancias de la administración pública, desde Miraflores pasando por el Congreso y la Cancillería, hasta llegar a la catedral de la gerontocracia venezolana el antiguo Senado de la República.

Hasta el siglo XVIII el promedio de vida no superaba los cincuenta años aún en los países más desarrollados. Esto generaba algunos inconvenientes pero tenía la doble ventaja de saber valorar la juventud y de permitir que esta desempeñara un papel importante en la sociedad.

No en vano el genio de América, Simón Bolívar, a los treinta años ya había realizado sus grandes hazañas y Disraeli llegó a primer ministro del país más poderoso de la tierra.

El industrialismo y las transformaciones científico técnicas han permitido que el mundo se llene de carcamales, hasta tal punto que los grandes imperios por mucho tiempo, y aún en estos días, fueron gobernados por seniles. Quien no recuerda a Reagan, Chernenko, Adenauer, Franco y De Gaulle.

Y ¡por favor! No es que tengamos algo contra los viejos, muy alejados estamos de esa postura discriminatoria, lo que ocurre es que por ahí andan algunos viejos verdes, y blancos también, tratando de desprestigiar a una gran cantidad de jóvenes que están insurgiendo en la escena política gracias a los espacios y las oportunidades que les está brindado la revolución bolivariana, que si en algo se diferencia del pasado es que tiene sangre y talento nuevo para rato.

Por envidia, estos politiquillos del pasado, que jamás asumirán la irresponsabilidad de haber cercenado parte del futuro a los jóvenes venezolanos, ahora se regodean frente a las cámaras de televisión acusando a éstos de atolondrados, inexpertos e incapaces de gobernar.

Decía el filósofo venezolano Juan Nuño, que la necia sabiduría popular suele oponer la potencia de la juventud a la experiencia de la vejez. Cuando la mayoría de esa experiencia es solo precaución, miedo y resentimiento.

Es indudable que en esa monserga arrugada subyace un gran sentimiento de culpa, y sobre todo de envidia, porque por primera vez estamos en presencia de un gobierno que apuesta más al libre y abierto futuro, que al cerrado y muerto pasado de la vieja y nefasta oligarquía política y económica que tanto daño le hizo a este país.

Últimamente, por cuestiones de trabajo, hemos tenido la suerte de conocer y compartir experiencias con un grupo de jóvenes que sin estridencias odiosas, y en el más religioso de los anonimatos, están luchando todos los días, con paciencia, compromiso y disciplina para tratar de contribuir al desarrollo social y económico del país.

Estos jóvenes, a quienes quisiéramos dedicar estas tímidas reflexiones, están ahora mismo trabajando en el proyecto Complejo Agroindustrial Azucarero Ezequiel Zamora ( Caaez) de Barinas y en la CVA-Azúcar, instituciones desde donde promueven lo que llama Fernando Savater la libertad de los hombres, es decir: la de razonar , discutir, crear problemas y plantear soluciones.

Nos referimos, por ejemplo, a los presidentes, del Caaez Inti Mc Cormick y de la CVA- Azúcar, Francisco Torin, ambos ingenieros agrónomos graduados en la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA) de Barquisimeto, quienes desde la irreverencia estudiantil de aquellos años universitarios, vienen apostando, como muchos otros jóvenes , a la posibilidad de hacer un cambio verdaderamente revolucionario en Venezuela.

A este para de camaradas, que están haciendo un trabajo extraordinario al frente de esas instituciones del Estado, dedicamos este artículo, porque sabemos que a pesar de todos los ataques y las denuncias infundadas que han recibido injustamente de la canalla opositora y mediática, ahí siguen, firmes, sin que se les muera un ápice de la esperanza y la utopía.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1943 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor