El ejemplo de SIDOR

Los desenmascarados y lo que no debemos copiar

"La clase obrera es la clase fecunda y creadora, la clase obrera es la que produce cuanta riqueza material existe en un país. Y mientras el poder no esté en sus manos, mientras la clase obrera permita que el poder esté en manos de los patronos que la explotan, en manos de los especuladores, en manos de los terrateniente, en manos de los monopolios, en manos de los intereses extranjeros o nacionales, mientras las armas estén en manos del servicio de esos intereses y no en sus propias manos, la clase obrera estará obligada a una existencia miserable por muchas que sean las migajas que les lancen esos intereses desde la mesa del festín." Fidel Castro.

En SIDOR, la clase obrera dejo de permitir que el poder de esa industria siga estando en manos de los monopolios en donde ha permanecido desde los tiempos en que fuese privatizada. Han sido sus mismos obreros, los trabajadores, (-el verdadero sujeto "que produce cuanta riqueza material se genera en esa industria"-) quienes han comprendido, en el fragor de su lucha de clases, la verdadera razón de su miserable existencia. Superando las truncadas exigencias reivindicativas economicistas (por mayores migajas del festín), han roto sus gríngolas y solicitado al Gobierno Revolucionario la transformación radical de las relaciones de propiedad (propiedad privada por propiedad social) de SIDOR y de las relaciones de producción (mercantilistas, división del trabajo, por nuevas relaciones socialistas).

¡Vaya que salto en la conciencia ha experimentado nuestra clase obrera! Esa misma clase que, en el pasado, estando enajenada apoyase la privatización y la entrega de su propia industria a los grandes monopolios internacionales, hoy, por fin, ha entendido que solo retornando su propiedad a manos de toda la sociedad -y administrada por el Estado- podrían liberarse de su penosa existencia y liberar al país de estos monopolios cancerberos del imperio.

Esta lección mostrada por la clase obrera de SIDOR nos hace un llamado a la más profunda reflexión para la revolución.

Dicen por allí que ¡No existe mal que por bien no venga! esta problemática ha servido para romper las caretas y mostrarnos los verdaderos rostros de muchos oportunistas que hacen vida dentro de la revolución. El Gobernador del Estado Bolívar, Francisco Rangel y el Ministro del Trabajo, José Ramón Rivero, han definido sus verdaderos intereses e ideologías pro transnacional y anti obrera. La consciencia alcanzada por la clase obrera de SIDOR (-que es lección e impulso para la generación de consciencia revolucionaria en toda la clase obrera nacional y regional-) es superior a la de muchos seudo-revolucionarios quienes opinaron que no existía la madurez ni las condiciones propicias para profundizar la revolución. Pero también, es superior a la de muchos tremendistas, “infantiles de izquierda”, revoltosos anarquistas, etc., quien pretenden ser “más papistas que el papa” desesperan y le hacen el juego al imperialismo. Las formas y los métodos de luchas que empleemos para exigir cambios, frente a un gobierno revolucionario, definen nuestras verdaderas intenciones.

Pero tampoco debemos cruzar nuestros brazos. No podemos permitirnos que esta consciencia vuelva a degenerar. Como revolucionarios debemos de evitar que esas insanas y peligrosas ideas distraccioncitas de capitalismo refinado “humanizado” y “re-distributivo” en "la cogestión con participación accionaria de los trabajadores", sean aplicadas en SIDOR. Miremos en el espejo de INVEPAL. Estudiemos de ese error; en su situación actual y en su consecuencias de la degeneración de la consciencia de sus trabajadores, de los mismos quienes hoy se auto-califican de "empresarios" y pretenden desarrollar relaciones mercantiles para con la sociedad, lo que no debemos de permitirnos esta vez.

Por otra parte, los sindicatos deberán evolucionar, ahora, a formas organizativas superiores más democráticas y necesaria para con su nueva empresa socialista: "los consejos obreros". El Estado socialista, a decir de Gramsci: “es la máxima institucionalidad de toda la sociedad”, no es un patrón.

basemtch@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1966 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: