El pool médico del hospital Ordaz de CVG Ferrominera Orinoco de Pto. Ordaz


Podemos decretar y no existen dudas para pensar lo contrario que el Hospital Ordaz o como lo colocaron los adecos Hospital Dr.. "Américo Babo", está en terapia intensiva, está al borde del colapso. Hasta allí han llevado a lo que fue un templo de la asistencia medica, hoy convertida por los adecos en su trinchera particular. Aquí no le están dando respuesta a sus ingentes problemas, al atosigamiento, al congestionamiento, a la anarquía, a la desidia. A la multiplicidad de problemas de pacientes que día a día acuden aquí, algunos con una dolencia o una enfermedad real u otros buscando un placebo o con una dolencia ficticia. Pero, por encima de todo esto, tenemos a una gerencia que se quedó atrapada en el tiempo. Uno aprecia en otras instituciones y entre ellas los llamados CDI, el frescor de los cambios; el aletear de las innovaciones; pero aquí nada cambia; todo sigue detenido en el tiempo; y peor aun desmejorando notablemente la calidad del servicio que se presta en este establecimiento; pese a todos los recursos que maneja la empresa; pero al parecer todo va a caer a un barril sin fondo y solo lanzan migajas para solucionarle los problemas de la salud de los trabajadores.

El caso más patético porque involucra los recursos que son propiedad de la empresa, en abierta violación a a la Ley Anticorrupción y a la Ley de Contraloría, es el POOL MEDICO. Son aquellas operaciones quirúrgicas realizadas a personal extraño a la empresa, por personal médico de la empresa, que luego va a un pote, que posteriormente es repartido proporcionalmente entre los médicos, dejando por fuera al personal paramédico que también participa en la prestación del servicio. Sin que la empresa como tal no perciba un solo centavo por el uso de sus instalaciones y uso del material médico quirúrgico empleado en dichas operaciones. La mayoría de estos casos son de pacientes de clase media que asisten a los consultorios particulares de estos médicos. Esta es una práctica que data desde hace 30 años y nadie hace nada. Estos médicos que se están apoderando de unos recursos que no les pertenecen son escuálidos, que le lanzan pestes y culebras al Gobierno Nacional por sus posiciones ante el carácter hambreador, inhumana y mercantilista de casi la gran totalidad de las clínicas, pero no dicen nada, cuando le están clavando una puñalada trapera al organismo al cual trabajan. O sea, se cobran y se dan el vuelto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6155 veces.



Luis Roa. Prensa "Marea Clasista y Socialista

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Misiones Sociales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular