Llegó la hora de hablar claro:(VI)

La llamada clase trabajadora venezolana no tiene nada de socialista

Y no tiene razón alguna para serlo, pues a los trabajadores Asalariados venezolanos sólo les interesa y motiva es recibir su ración de SAL (Salarios) para sobrevivir. Mientras mayor sea la ración a obtener, más contentos estarán por ser explotados por sus patronos (antiguos Amos).

El sueño de todo Trabajador (Obrero, empleado, ejecutivo) es tener su propia Empresa para poder explotar a los que, según su esquema mental, están por debajo de ellos.

Ningún Obrero quiere, ni desea, que sus descendientes sean asalariados como ellos lo son. Ellos aspiran que sus hijos no pasen los trabajos que ellos están pasando y por eso soportan la explotación que sobre ellos realizan los patronos que los explotan, con la esperanza de que sus hijos sean los futuros explotadores o no tengan que trabajar para enriquecer a otros.

Las organizaciones sindicales de trabajadores no han sido creadas, ni existen para hacer o construir algún ente sustitutivo de las Empresas Capitalistas, sino para potenciarlas y defenderlas, a fin de asegurar la paga salarial de los trabajadores que figuran en las nóminas y están agremiados.

Los que trabajan por un Salario, no distinguen, ni les interesa distinguir quienes son sus (amos) patronos, pues ellos intuyen que son explotados y que ellos deben trabajar lo menos posible y recibir la mayor cantidad de salarios posibles para vivir como viven sus patronos (amos). Ellos saben que, es con el producto de su trabajo, como el Patrono (Privado o Público) obtiene ese nivel de vida que ostenta.

Yo, como obrero y por haber ejercido la docencia en el campo laboral, durante mas de 50 años, nunca asimilé ni soñé con ser el PATRONO de nadie, ni contratar a personas para que trabajaran para mi beneficio personal y es por eso que a los 83 años, "no tengo, ni donde caerme muerto" y los TRABAJADORES VENEZOLANOS, están conscientes de que ellos morirán siendo esclavizados por la obtención de un Salario (SAL) que apenas les alcanzará para sobrevivir y EL PATRONO también sabe, que si le paga "mas de lo debido" perderá a esos trabajadores, pues estos buscaran de montar sus propios negocios para explotar a otros, tal como lo hizo él para llegar a ser PATRONO y luego competir contra él.

No estoy tratando de crear la idea de que LOS TRABAJADORES SON LOS BUENOS y LOS PATRONOS LOS MALOS, aquí la disyuntiva: BUENOS VS MALOS, no está planteada, la lógica del Sistema no lo asimila. La Explotación del Hombre por el Hombre en la cultura occidental, que es la que yo conozco, es aceptada, bienvenida y promovida por las Clases Dominantes, que han llegado a la conclusión de que EL SISTEMA CAPITALISTA, es la más perfecta creación humana para realizar el hecho productivo de bienes y servicios, que puede satisfacer las necesidades de la población mundial. (Karl Marx, llega a esa conclusión en su obra, El Capital).

Siendo todo lo anterior cierto, es entendible las marchas y acciones anti gobierno, que realiza la llamada Clase Trabajadora Venezolana contra SU PATRONO, identificado como Presidente obrerista de la República Bolivariana de Venezuela, que además y según él es: REVOLUCIONARIO Y RESPONSABLE POR CREAR UN ESTADO COMUNAL SOCIALISTA, en el marco de un SOCIALISMO BOLIVARIANO DEL SIGLO XXI; donde está planteado la creación de EMPRESAS DE PROPIEDAD SOCIAL y la consigna es; COMUNA O NADA. Nos imaginamos a muchos trabajadores asalariados con los pelos de punta de sólo pensar que sus futuros Amos (Patronos) van a ser los actuales Jefes y jefas de calle y UBCH que militan en el PSUV.

Viendo y sufriendo en carne propia, el cómo actúan las personas que TRABAJAN, en una Empresa Pública de Transporte en el Estado Bolivariano de Mérida, es que me han inspirado a escribir estas reflexiones, que a lo mejor si alguien, de los que teóricamente se han planteado como plan de vida, ejecutar el llamado SOCIALISMO BOLIVARIANO REVOLUCIONARIO DEL SIGLO XXI y a todo pulmón grita la consigna: COMUNA O NADA, en sus marchas contra el gobierno de Nicolás Maduro, porque según él , está pagando SALARIOS DE HAMBRE, se sienta a pensar y a revisar si existen contradicciones en su HACER y en su PENSAR.

Yo, revisando el cómo ha actuado la llamada CLASE TRABAJADORA ORGANIZADA EN VENEZUELA, durante los últimos 24 años, me niego aceptar que sea esa CLASE, la adecuada para hacer una Revolución y que con ella se pueda construir un SISTEMA SOCIALISTA DE PRODUCCION DE BIENES Y SERVICIOS FUNDAMENTADO EN LA IGUALDAD PARA SATISFACER LAS NECESIDADES DE TODA LA NACION VENEZOLANA.

Si mi generación, que era la más adelantada y avanzada ideológicamente de la época, solamente llegamos a LA CO-GESTION OBRERA y ni eso logramos; además y los dirigentes sindicales que llegaron a la Presidencia en sus países, (Walesa, Evo, Lula) fueron barridos por la historia, no dejando ninguna huella positiva a favor de la Clase a la cual se debían. Ahora me siento pesimista en ese sentido y aunque SOÑAR NO CUESTA NADA, no me anoto, por ahora, en la lista de soñadores de utopías a realizar en las primeras décadas del Siglo XXI. Si según la lógica Marxista, después del Capitalismo vendrá El Socialismo, en Venezuela todavía no hemos llegado al Capitalismo. Parece ser que necesitaremos pasar por las ZONAS ECONOMICAS EXCLUSIVAS, para ver el verdadero rostro del Capitalismo y disfrutarlo a plenitud. Lo que, si debe quedar claro, desde ahora, es que la llamada CLASE OBRERA VENEZOLANA, no tiene ningún papel protagónico en ese proceso y que no se vista, que no vá. Que quien vá es…

Juanveroes05@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1721 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: