Paro nacional docente ya. El subsistema educativo público lo están matando

Las últimas esperanzas que albergaban los docentes de tener un mejor salario fueron burladas por el escamoteador de esperanzas, el superheroe de la mentira, el entreguista de los bienes de los trabajadores. Después de este histórico fraude a las clase trabajadora de la educación ¿cuáles son los posibles escenarios que le quedan a los maestros? .

Por un lado, puede ocurrir el peor de los escenarios, el que más le conviene a los privatizadores de la educacion , que es precisamente lo que están planteando los hampones del gobierno y fedecámaras con el silencio cómplice de la oposición. Ese terrible escenario nacional sería que los docentes por un déficit de voluntad de lucha y dignidad terminemos diluyendo todo nuestro malestar, descontento y calentura en la mera quejadera y optemos, como toda fuerza que se siente derrotada, por abandonar las escuelas y retirarnos a nuestras casas a tratar de sobrevivir vendiendo chupichupi, o tareas dirigidas en la economía informal. Este escenario en definitiva significaria la destrucción de la educación popular y el triunfo de los mercaderes de la enseñanza, pero más doloroso aun, en resumidas cuenta vendría a ser el hundimiento del país. No se como podrá un verdadero docente vivir con este peso moral aunque la venta de chupichupi le pueda dar para comer.

El otro escenario, el llamado a ser, el que alumbraría la vía de toda la nación, el más ribinsoniano de todos los escenarios por su carga de liberación y creatividad y dignidad, el que dignificaría al cuerpo docente nacional pero además el que lograría despertar y unificar a toda las clases trabajadoras de Venezuela, es aquel escenario que tiene toda la posibilidad, necesidad y obligación moral de surgir en los próximos días, no puede ser otro sino aquel donde los docentes nos convoquemos a la huelga docente nacional definitiva. Se puede prever claramente que se transformaría en pocos días en una huelga de todo el pueblo venezolano

Sin embargo, para dar a luz este renacer de la esperanza, queremos insistir en algunos detalles que es necesario superar para siempre algunos detalles que no nos permiten hacer nada y nos mantiene paralizados, primero, los docentes debemos abandonar la condición de ser esclavos modernos voluntarios (servidumbre voluntaria), esto quiere sencillamente decir que la clase hamponil que nos gobierna lo puede hacer porque somos nosotros quienes se lo permitimos con con nuestra propia sumisión voluntaria y consciente, de maestros mentalmente neocolonizados, por nuestra comodidad de esclavos. Si algo debe resaltar en la personalidad y praxis de un docente es su espíritu libre y libertario armado de razones de libertad, igualdad y fraternidad, sino lo que estamos es en presencia de un cooperante para formar ciudadanos conscientemente esclavos que solamente serviran con sus cuerpos educadammáse sumisos, producirle plusvalía política y económica a las clases dominantes pero nunca ciudadanos libres para crear repúblicas libres.

Otro detalle en el cual tenemos ya bastante tiempo insistiendo es que el cuerpo docente nacional debe ya terminar por deslastrarse, de quitarse de encima esa pajita de las burocracias sindicales, que el único interés que tienen es tener fuero sindical para no trabajar y recibir jugosas prebendas del gobierno por estampar sus firmas en la entrega y traición de los convenios colectivos. Los docentes deben acabar con esas intermediaciones dañinas para sus intereses gremiales y organizarse de la forma que decidan y en el seno de sus propias organizaciones elegir en forma directa, que queden al alcance del ojo contralor de sus compañeros, a sus propias voceras y voceros para discutir con el estado- patrón la Convención Colectiva que democráticamente hayan definido como más conveniente para ellos y la educación.

Otro detalle de una importancia estratégica es lo relativo a la alianza que deben establecer los docentes con padres y representantes porque la educación y el salario y bienestar de los docentes y alumnos no es un asunto exclusivo de los educadores este es un problema de toda la sociedad. Es por eso que hay que salir a proponerle la necesidad de convocar la huelga nacional a los padres y representantes, hacerlo a partir de explicarles que existe todo un plan por parte de los neoliberales que están en el gobierno y fedecamaras de privatizar la educación y destruyendo el sistema público de educación.

Por ultimo, es necesario hacerle un llamado de atención a algunos docentes que asumen cargos de supervisión y dirección que en vez de convertirse en los mayores colaboradores de los docentes de aula, o sea de sus compañeras y compañeros de trabajo, lo que hacen es transformarse más bien en personajes muy detestables, de esos que enrarecen el ambuente pedagiguco y lo hacen pesadumbroso, nadie les pide que dejen de cumplir con su responsabilidad de dirección y supervisión, claro que estas son actividades necesarias, lo que no se puede aceptar es que se comporten como capataces al servicio de los viles intereses del estado-patron y traten de impedir con amenazas que los docentes, sus compañeris,cumplan con su responsabilidad civil de pelear por sus derechos que son también los de ellos. Afortunadamente son muy pocos.

En conclusión si los docentes no nos ponemos ya a trabajar la convocatoria de una huelga general por la indexación salarial y la firma de una Convención Colectiva justa entonces la educación pública se destruirá. Ha llegado pues el momento en que todo ser humano debe tomar una decisión, o salimos a pelear juntos o dejamos que el país lo destruyan unos hampones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2114 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: