¿Salario a ½ petro, oferta engañosa, el equipo económico engañó al presidente? ¿A quién engañan?

Voy comportarme distraído como mucha gente, o sea, diré las vainas como no son para no correr riesgos y uno no le pongan en la mira y si en el espacio donde se sientan los destinados a recibir reconocimientos y tantas cosas buenas que hacen falta, mucha falta; sobre todo ahora, diré que el presidente Maduro está atrapado por un círculo de tecnócratas que trabajan para el equipo contrario. Y lo tienen atrapado valiéndose de malas artes, como hacerle creer que la vida que se lleva en Miraflores es la misma en todas partes e impidiéndole que escuche o mire cualquier señal que se le haga desde lejos. Él es pues, una víctima más en manos de unos mercenarios, enemigos del "proceso revolucionario" que le inducen ideas falsas. Y eso lo voy a decir porque es verdad y hasta me conviene a ver si mi vida cambia y algo me arriman a la canoa. Porque algo bueno deben arrimar como para que mucha gente talentosa, de la cual uno puede hacer una lista larga, se mantenga callada y, hasta cuando habla, lo haga como si no se percatara de nada anormal ni digno de protestar. Pues seguro estoy que si yo, con tantas limitaciones intelectuales, veo fallas, deficiencias y hasta todos estos males de los que nos estamos muriendo, aparte del Covid, ella seguro también las ve y por algo calla o dice las cosas enredadas, para que no se le entienda o lo más habitual culpa a otros, que pudieran en efecto tener algo de eso, pero nunca al personaje principal.

En esa estrategia inteligente entonces comenzaré por decir, que esos tecnócratas que asaltaron a Miraflores y, luego como dice Pascualina Curcio, se atrincheraron en la esquina de Carmelitas, crearon esa genialidad que llamaron pomposamente "Programa de Bienestar y Recuperación Económica", que contemplaba dos cosas para ellos sencillas; como lograr "Precios Ajustados", para lo que se contaba con la eficacia gerencial y política de Tarek El Aissami y los aumentos periódicos de salarios. Para tales fines, si no fue por decreto, si un hecho público y notorio que, según decisión presidencial, a partir de ese momento el salario mínimo sería el equivalente a ½ petro. Según ellos, pero por la palabra del presidente, quien lo más seguro habló bajo estado hipnótico, de allí en adelante, periódicamente, se aumentarían los salarios y en base al valor de la moneda encriptada y también los precios, bajo la batuta de El Aissami y el coro de empresarios, hasta llegar al ajuste perfecto. Por eso pues, se le llamó de aquella manera. Se trataba de no joder a nadie.

En ese entonces, si mal no recuerdo, el ½ petro tenía una expresión en bolívares de 250 mil y en esa cantidad se fijó el salario mínimo de arranque.

Corrieron los días y comenzó a manifestarse un fenómeno, que es como natural, aunque parezca contradictorio, llamarlo así, consistente en que los precios empezaron a subir sin que se produjese aumento alguno de salario, sino simplemente en función de lo que esperaban sucediese en ese sentido y después también, por encima del nivel correspondiente a ellos. Y, desde el principio, se observó que, los aumentos salariales, no atendían al nivel inflacionario y menos al crecimiento del precio del petro. Hasta que casi en corto plazo, se detuvieron los aumentos salariales, esos que serían periódicos y los precios siguieron en ascenso, pero también el petro.

Ahorita mismo, según el Banco de Venezuela, el precio del petro es de Bs. 13.565.000, para que tengamos más claro el asunto escribiré TRECE MILLONES QUINIENTOS SESENTA Y CINCO MIL BOLÍVARES, y entonces el salario mínimo debería estar más o menos en SEIS MILLONES TRESCIENTOS MIL. Pero como está en la miseria de CUATROCIENTOS MIL o 400.000, la misma cantidad que ayer pagó el IVSS, se concluye que los trabajadores todos, incluyendo aquellos cuyas tablas salariales se calculan a partir de ese punto de partida, están siendo víctimas de una estafa descomunal, casi un atraco de parte de sus patronos; bien sea privados o el Estado.

Como dije al principio, no "voy a decir lo que veo", sino lo que me conviene porque ya estoy muy viejo y cansado de hacer lo contrario y sólo llevar leña, y esto es decir más o menos lo mismo que hacen muchos intelectuales o técnicos, que no es sólo Pascualina Curcio, como que la culpa no es de Maduro sino de otros y para más vainas cuerpos etéreos, fantasmas que ni siquiera tienen nombre ni figura visible que eso deciden.

Diré pues que la culpa de esa estafa, pues a cada trabajador, desde que se estableció el valor del salario mínimo en ½ petro hasta hoy, le tienen una deuda inmensa, no es de Maduro sino de unos personajes extraños llamados monetaristas que se valen de magias, sortilegios, hasta cantos y han engañado al presidente quien de eso nada sabe. Y lo diré yo, porque quiero llegar más allá de mis antecesores para ver si mi destino y triste vida cambia, Maduro nada sabe de eso. Cuando habla todo el día por televisión se le ve feliz y seguro, como que todo se lo dedica al Covid, porque cree que estamos cobrando en base al medio petro y hasta botando la comida.

Pero uno es como es, malamañoso. Así lo hicieron y siempre como la cabra, cuando se pierden el sentido de lo racional y conveniencia, uno vuelve a sus instintos y se le van los tiros.

Esta vieja maña, ancestral, pese mi disposición al cambio, me lleva a formularme muchas preguntas y estas a consabidas respuestas.

Pensando de la mejor buena fe cabe la posibilidad, y eso es humano y generoso, que los "monetaristas", hayan actuado fundamentado en sus creencias y convicción que era lo mejor para el país y los trabajadores y simplemente se pelaron de pe a pa.

Pero…… ¿Se le hizo al venezolano, por imposición o artimañas de esos fantasmas llamados monetaristas, de quienes nadie sabe nada, una oferta engañosa para que se tranquilizase? ¿No cabe culpa alguna a quienes obligados a defendernos se dejaron entrampar? ¿Engañaron al presidente? ¿Si ellos se pelaron, porque siguen en sus cargos y en la misma política y nosotros en la peladera?

¿Si quienes deberían defendernos, empezando por el presidente fueron víctimas de un engaño, como parecen creer, pues eso dicen, algunos técnicos, intelectuales, dirigentes políticos, no creen ya llegado el momento de romper el encanto?

Quiero decir, para mantener la línea que aquí he asumido, que no siendo el presidente responsable de nada, pues le engañaron, engañan y nada sabe, si parece llegado el momento de unir todas nuestras voces en un solo grito y despertarlo.

"¿Duerme usted señor presidente?", preguntó en tono irónico el poeta Caopolicán Ovalles a Betancourt. Nosotros de otra manera, formulando la pregunta en tono solidario a nuestro presidente, debemos cuando despierte decirle en tono ligeramente enérgico, pero sin que se note el disguste, "¡Presidente, coma avispa que cigarrón atora!"

Despierte pues y por lo menos, no siendo usted culpable de esas políticas contrarias al interés de las mayorías y sí del puro capital mafioso, despida de inmediato a esos técnicos atrincherados, según la denuncia de Pascualina, en la esquina de Carmelitas.

¿O no es como ella, muchos por demás cuidadosos y este servidor ahora que se cansó de no recibir ninguna atención, como mi salario tal como corresponde y ni siquiera la cajita de Clap, dicen?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4101 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Economía