El acoso laboral en Carbonorca

EL acoso laboral es un flagelo en las empresas instituciones privadas y públicas, en la mayoría los patronos y sus representantes humillan, vejan, hostigan, agreden verbalmente, físicamente y psicológicamente, es decir los articulados sobre el acoso laboral o mobbing en la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores (LOTTT) son un saludo a la bandera, letra muerta que nadie respetan que importancia puede tener una Ley que no obedecemos porque en las empresas e instituciones públicas no hay institución que haga cumplir estas leyes y que haya organismos donde los trabajadores y trabajadoras venezolanas pueden presentar las denuncias y que estas sean investigadas y sancionadas, que se tomen medidas para que no ocurran estas aberraciones laborales.

En la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores (LOTTT), hay varios articulados sobre el Acoso Laboral que son un saludo a la bandera, nadie respeta y la mayoría de las empresas e instituciones privadas y públicas irrespetan, que importancia puede tener una Ley que no obedecemos porque en las empresas e instituciones públicas no hay institución que haga cumplir estas leyes y que haya organismos donde los trabajadores y trabajadoras venezolanas pueden presentar las denuncias y que estas sean investigadas y sancionadas, que se tomen medidas para que no ocurran estas aberraciones laborales. En la LOTTT tenemos los artículos 164, que prohíbe el acoso laboral y se hace la definición de esta conducta patronal: "Se prohíbe el acoso laboral en los centros de trabajo públicos o privados, entendiéndose como tal el hostigamiento o conducta abusiva ejercida en forma recurrente o continuada por el patrono o la patrona o sus representantes, o un trabajador o una trabajadora, o un grupo de trabajadores o trabajadoras que atente contra la dignidad o la integridad biopsicosocial de un trabajador, una trabajadora o un grupo de trabajadores y trabajadoras, perturbando el ejercicio de sus labores y poniendo en peligro su trabajo o degradando las condiciones de ambiente laboral.

Esta conducta será sancionada conforme las previsiones establecidas en la presente Ley, su Reglamento y demás que rigen la materia".

Un caso latente de abusos, atropellos, chantajes y crueldad viven los trabajadores de CVG CARBONORCA en Ciudad Guayana, una de las empresas básicas de Guayana, fue creada para producir y comercializar ánodos de carbón para plantas reductoras de aluminio. Cuenta con dos procesos: Planta de Molienda y Compactación su capacidad de producción es de 140.000 toneladas/año de ánodos verdes y Horno de Cocción 194.800 toneladas/año de ánodos cocidos. Actualmente desde marzo 2019 su producción es "CERO" como la mayoría de las empresas básicas de Guayana y Venezuela.

Todo el vía crucis de los trabajadores y trabajadoras de CVG Carbones del Orinoco (CARBONORCA) comenzó el 31 de enero de 2020, cuando grupo de delincuentes perpetraron un robo de 10 b0mbillos LED en la Planta de Molienda y Compactación, esta área es amplia, consta de 8 pisos de edificio principal y 4 pisos de edificio secundario. Después de ocurrido el robo los trabajadores denunciaron el hecho ante la empresa y el departamento de Protección de Planta encargada de velar por la seguridad física de la planta.

El acoso y las acusaciones surgen desde la presidencia de Juan Rodríguez y la Gerencia General, se inculpa o se imputa a los trabajadores del área que conviven en ella, trabajadores de mantenimiento y de producción, esta decisión tomada de una manera arbitraria, el presidente Rodríguez, hace el papel de Juez y determinó sin ninguna investigación previa que todos los trabajadores del área eran culpables.

Ante tal situación la presidencia de la empresa tomo la decisión de conculcar el salario de los trabajadores violando los artículos 101 y 103 de la LOTTT, este ciudadano que desconoce la Ley, quiere aplicar un embargo a los sueldos y salarios de los trabajadores hasta que no aparezcan los bombillos LED, este embargo del inquisidor Rodríguez pesa sobre casi 100 trabajadores de la empresa, de una nomina de 600 trabajadores. Este embargo ronda el millón de bolívares por trabajador. Pero el castigo del nuevo Torquemada no se queda ahí, también el presidente y su gerente general decidieron eliminar hasta nuevo aviso el beneficio de la caja de alimentación que otorga la CVG a sus trabajadores, esta acción vil y autoritaria nunca antes vista en Guayana va en sintonía con la ultimas escaladas contra el movimiento obrero venezolano el cual es intimidado por los cuerpos represivos y policiales del estado para conminarlos a la no protestar y reclamar sus derechos laborales, como es el caso de la intervención del sindicato de SIDETUR CASIMA en Puerto Ordaz que fueron desalojados de su sede sindical por el DGCIM y un juez laboral . El Acoso terrorista y militar es otro flagelo que viven los trabajadores y dirigentes sindicales que por reclamar sus derechos hay dirigentes y trabajadores detenidos, pasan mas de 100 entre presos y bajo régimen de presentación.

Ante esta escalada de terrorismo laboral hacemos un llamado al Presidente de la CVG Pedro Maldonado, el cual le preguntamos ¿Usted como presidente de la CVG avala y comparte el comportamiento anti obrero de Juan Rodríguez, presidente de CVG CARBONORCA? Esta conducta inconsulta y violatoria de la Constitución Nacional, la LOTTT y convenios internacionales del trabajo ameritan la destitución del presidente de CARBONORCA. En esta misma onda le hacemos otra pregunta al presidente de la CVG ¿Si esta de acuerdo en los momentos mas difíciles de los trabajadores venezolanos que viven una crisis hiperinflacionaria que limita el acceso a los productos de la canasta básica, arrebatar la caja de alimentos que CVG asigna a sus trabajadores que cumplen además un perfil para que se les otorgué dicho beneficio por una determinación unilateral? El llamado es para el resto de los trabajadores de Guayana y especialmente los de CARBONORCA pedimos solidaridad militante, la clase trabajadora necesita de unidad y organización y conciencia social y política para enfrentar las arremetidas del patrono Estado. También exigimos que sea revocada esta vil medida antihumana y antiobrera.

Son alarmantes los casos de Acoso laboral en Venezuela, es como la hipertensión arterial, silenciosa, porque los trabajadores y trabajadoras que padecen este flagelo no denuncian, porque no hay organismos que enfrenten con la ley, fiscalice y aplique sanciones. Estos números reflejan la escasa cultura laboral y seguridad en las empresas, aun cuando el empleador está obligado a garantizar el bienestar del trabajador y el organismo adscrito al Ministerio del Trabajo encargado de la materia, INPSASEL, no está cumpliendo con firmeza el papel fiscalizador que le corresponde.

Ante esta problemática, partiendo de los criterios sentados por los tri­bunales de la República y tomando en cuenta la experiencia de otros países como Argentina y Colombia, que han sancionado leyes sobre esta materia, a los Legisladores venezolanos les corresponde dictar un instru­mento legal específico dirigido a prevenir el mobbing o reformar las normas existentes, a fin de incluir este fenómeno, estableciendo el pro­cedimiento que se debe seguir y sanciones de tipo pecuniario y penal para los agresores u hostigadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1311 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: