La Clase Obrera: Lucha o se somete al patrono Estado

Al parecer los trabajadores de Guayana y de Venezuela están muy molestos, porque el gobierno pretende conculcar sus reivindicaciones económicas y sociales de parte de auto llamado gobierno obrerista. Estas conquistas han costado años de luchas, conflictos y huelgas a través de reclamaciones y demandas de la clase obrera, para que ahora el gobierno nacional y un sindicalismo complaciente y arrodillado al patrono trate de conculcar de un plumazo estos derechos plasmados en contrataciones colectivas. La unidad y la organización tan elementales para la lucha están erosionada por un grupo de sindicaleros del sector oficial que han dividido, engañado y manipulado a los trabajadores, con la finalidad que el movimiento de trabajadores se convierta en dócil, servil y obediente a los lineamientos del sector gobernante, los intereses de trabajadores no obedecen a partidos políticos ni están anclado a ningún gobierno, mas si estos tratan de conculcar sus reivindicaciones históricas. Los traidores y distraidores de la clase obrera, están en un dilema, con quien cuadrarse con el patrono o con los trabajadores, ante sus intereses mercantilistas y comerciales terminara cuadrándose con el más poderoso, el patrono Estado.

La trastada que pretenden hacerle Maduro y el grupo de sindicaleros de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST) y el FBT contra el salario y que pretender eliminar el Tabulador de las contrataciones colectivas e imponer un Tabulador único que están aplicando en la administración publica, ante la traición, entrega, inamovilidad de los dirigentes sindicales del sector. Los sindicalistas obedientes y sumisos al patrono, perteneciente a la Central y al partido del gobierno tratan de distraer a los trabajadores mientras consumen la infamia. En esta quincena los trabajadores recibieron si pago de 450 BsS., que solo le alcanza para comprar un kilo de queso y un pan. Porque el golpe artero que recibieron los trabajadores venezolanos cuando el gobierno nacional aumento el salario mínimo 1800 bolivares soberanos mensuales, el gobierno de Maduro igualo hacia abajo a todos los trabajadores, irrespetados los tabuladores de las contrataciones colectivas, violando los principios de la Constitución y la Ley Orgánica del Trabajo que dice en el articulo 89 y el articulo 18 que los derechos laborales son progresivos, intangible e irrenunciables.

Entre la dirigencia obrera hay muchos traidores que usurpan y se hacen llamar "sindicalistas" y lo que hacen es buscar abrirles las puertas a las trampas contra la contratación colectiva. Son tránsfugas, confundidos por las palmaditas de sus patrones y las limosnas y prebendas gubernamentales, le quieren abrir la puerta a la eliminación de los tabuladores y a todas aquellas trampas contra la contratación colectiva.

Actualmente la clase obrera Venezuela no ha logrado una verdadera unidad en sus luchas al parecer cada sindicato es una parcela particular de la junta directiva, cada sindicato, gremio o directiva solo defiende sus intereses particulares, cuando los intereses de la clase obrera, son intereses colectivo y solo la unidad, la organización y un liderazgo con un plan de lucha puede consolidar la clase obrera y lograr importantes victorias contra un patrono hambreador y miserable que tiene años de irrespeto a las libertad y autonomía sindical, cuando impone sindicatos paralelos, cuando estos no son afecto al gobierno y obedece a los intereses partidista, criminaliza las protestas, perseguidos los trabajadores por los cuerpos represivos del Estado y los dirigentes detenidos y puesto a las ordenes de tribunales por fiscales del ministerio publico, sometidos a aberraciones jurídicas y violentando los derechos humanos.

La dispersión en la lucha es la ventaja del patrono, antes dividió a la clase obrera con mecanismos de distracción o promesas que nunca concretaron, también con prebendas y la oportunidad de corromperse entregados los logros de la clase obrera y destruyendo empresas e instituciones productivas y eficaces. Este año se han dado luchas importantes con el gremio de enfermeras y los trabajadores de la salud y los profesores universitarios, Esta lucha por un salario digno, perdió fuerza cuando el gobierno nacional aumento los salarios a 1.800,00 bolivares soberanos equivalente ante la reconversión monetaria a 180 millones de bolivares fuertes, pero con otra arremetida del patrono Estado cuando pretende eliminar los tabuladores de las convenciones colectivas, nuevamente los trabajadores inician las protestas por el respeto a sus conquistas y logros a través de los convenios colectivos.

Los trabajadores de Guayana han reaccionado, han sentido la hiperinflación y los bajos salarios, ante el desastre económico. Después de años de letargo y adormecimiento, se han movilizado a pesar de los colchones de contención y traición a la clase que hacen los Perales, Gil, Marcano, Spooner, Meléndez y Rivero del FBT, están manifestando y tomando las avenidas y frente a la CVG en Puerto Ordaz, exigiendo respeto a los tabuladores y la contratación colectiva aunque estas discusiones de contrato realmente son discutidas en conciliábulo entre el gobierno y los personajes nombrados anteriormente. Entonces las exigencias es que se respeten los tabuladores salariales establecidos en los contratos colectivos, pago de beneficios y cancelación de salarios a los trabajadores. Los trabajadores tienen que hacer honrar las formulas de calculo de los conceptos salariales establecidos en la contratación colectiva e igualmente no permitir la violación de la LOTTT y la Constitución de parte del patrono.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1030 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: